Barbados-Granada, 1994 - el café de la historia

El partido de fútbol más surrealista

Compartir es de sabi@s:
4.8
(209)

Estimated reading time: 6 minute(s)

Surrealismo futbolístico caribeño

Ocurrió en el no tan lejano año de 1994, durante la quinta edición de la Copa del Caribe, torneo que enfrentaba a las selecciones nacionales caribeñas bajo la organización de la Concacaf (Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol), para proclamar al campeón de los veintiún países de la región.

En una rareza del reglamento de esta competición se decretaba que durante la disputa de la fase de grupos no era posible que se produjese un empate. En otras palabras, todos y cada uno de los partidos de la fase de grupos debían tener un vencedor antes de llegar a los noventa minutos. Y si se daba el caso de que un partido llegaba a su final con los equipos empatados, se jugaría una prórroga de treinta minutos con dos partes de quince cada una con la regla del gol de oro cuyo valor era el doble de un gol normal.

Ahora vamos a fijarnos en el Grupo A en el cual hay encuadrados tres equipos que se enfrentan entre sí: las selecciones de Barbados, la de Puerto Rico y la de Granada en un total de tres partidos.

Bandera de Barbados
Bandera de Barbados

Para el último de los enfrentamientos se llegaba con una igualdad absoluta en puntos y faltaba sólo un partido que dirimiría quién pasaba a la siguiente ronda y quién hacía las maletas y abandonaba el torneo. Este partido disputado en el Estadio Nacional de Barbados en San Miguel enfrentaba a Barbados contra Granada.

Bandera de Granada
Bandera de Granada

En este partido Barbados necesitaba una victoria por dos goles o más de diferencia sobre Granada para clasificarse y pasar de ronda. De lo contrario, serían Granada y Puerto Rico las clasificadas.

Y ocurrió que, llegados ya a los últimos minutos, el marcador era de 2 a 1 a favor de Barbados. Un resultado, tal como ya hemos explicado, insuficiente para su clasificación.

Entre tramposos anda el juego

A falta de escasos minutos para el final y ante la evidencia de la imposibilidad de marcar un gol en tan poco espacio de tiempo, a los jugadores de Barbados se les ocurrió que lo mejor que podían hacer era enviar el partido a la prórroga donde un gol, el famoso gol de oro, valía doble.

En definitiva fue una treta, un ardid, una artimaña para tener media hora para poder marcar el ansiado gol en vez de los tres minutos que restaban de encuentro.

Y el defensa central Terry Sealy fue el encargado de marcar ese insólito gol en propia puerta.

Momento del infame gol de Sealy
Momento del infame gol de Sealy que significaba el 2-2

Al instante, los jugadores de Granada cayeron en la cuenta de la descomunal trampa en la que estaban metidos, y reaccionaron rápidamente. Y reaccionaron de una manera aún más ingeniosa que sus adversarios: para evitar esa prórroga y ese posible gol de oro de Barbados que valiera doble y les dejara fuera, debía haber un gol más en el tiempo reglamentario.

Independientemente de quién lo marcara y en qué portería.

Faltaban apenas dos minutos y perder por un gol o ganar por un gol, ya sea 3-2 o 2-3, les clasificaba igual.

Y la locura se apodera del terreno de juego

En los dos minutos que faltaban para el final del encuentro se da una situación nunca vista en un partido de fútbol con Granada a la desesperada intentando marcar un gol. No importaba en qué portería.

Artículos relacionados

Y por otro lado, corriendo como pollos sin cabeza, estaba el combinado de Barbados defendiendo las dos porterías por igual llegando al punto de que los jugadores ya no sabían ni dónde defendían ni dónde atacaban.

Tras unos minutos frenéticos, el árbitro pitó el final del partido y se jugó la prórroga, consiguiendo Barbados marcar el ansiado gol de oro que les clasificó para la siguiente ronda en la cual fue eliminada a las primeras de cambio.

En la conferencia de prensa después del partido, el entrenador de Granada, James Clarkson, declaró visiblemente enojado:

«Me he sentido estafado. El que decretó estas reglas debería ingresar en un psiquiátrico. (…) Nunca había visto nada semejante. En el fútbol se supone que debes marcar al rival, no a ti mismo«

Vídeo con los goles del partido


La regla del gol de oro fue utilizada un total de cinco ocasiones en el transcurso de la competición de 1994, para acabar siendo derogada para no volver a utilizarse nunca más en la Copa del Caribe tras el vergonzoso partido que enfrentó a Barbados y Granada que ha pasado a la historia como uno de los partidos más bizarros de la historia.

Activar los avisos

Suscríbete y te avisamos cuando haya un artículo nuevo
Producto en ofertaBestseller No. 1

¿Te ha gustado este artículo?

Haz click para puntuar

Puntuación media 4.8 / 5. Recuento de votos: 209

¡Aún no ha votado nadie! Sé el primero en votar.

close

¿Quieres que te avisemos cada vez que publiquemos un nuevo artículo?

No te pierdas estos artículos:

Última actualización el 2020-11-27 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

3 comentarios

  1. Mae mía el partidito, mejor que no lea esto Sergio Ramos que se le puede ocurrir algo, ja ja

    1. Mítica esa canasta. Y con muchas similitudes con la historia explicada en esta entrada, habrá que dedicarle un artículo. Gracias Luisma por el apunte. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.