El café de la historia - Refranes sobre el verano

100 refranes sobre el verano

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE LAS ESTACIONES DEL AÑO » 100 refranes sobre el verano

100 dichos y refranes sobre el verano

  • Cuando en verano es invierno, y en invierno verano, nunca buen año.
  • Sol de verano, ablanda la cera y endurece el barro.
  • Una golondrina no hace verano, ni una sola virtud bienaventurado.
  • Tarde o temprano, por San Juan es verano.
  • No hay primavera sin flores ni verano sin calores.
  • En invierno ladrillado, y en verano guijarrado.
  • Viento solano, malo en invierno, peor en verano.
  • El invierno en Burgos, y el verano en Sevilla.
  • Verano fresco, invierno lluvioso, estío religioso.
  • Viento solano, agua en la mano; en invierno, que no en verano.
  • Veraneando, se va el tiempo volando.
  • Ni un dedo hace mano, ni una golondrina verano.
  • Burra de villano, mula de silla en verano.
  • A casa de tu hermano no irás cada verano.
  • Tras secos veranos, otoños tempranos.
  • Tiempo de verano, capote con el amo.
  • Tan malo es para los niños el verano, como el otoño para el anciano.
  • La primavera en Sevilla, y el verano en Granada.
  • Si quieres vivir sano, madruga en el verano.
  • A invierno lluvioso, verano abundoso.
  • Ramos mojados, verano mejorado.
  • Ni en invierno sin capa ni en verano sin calabaza.
  • San Marcos tiene un verano, que además de ser cortico, no viene todos los años.
  • Quien en invierno tiene poca ropa, en verano la tiene de sobra.
  • En invierno hornera y en verano tabernera.
  • Si a las doce de la noche canta el gallo, en invierno nieva, y hiela en verano.
  • Si quieres criarte gordillo y sano, la ropa de invierno úsala en verano.
  • En el verano por calor, y en invierno por el frío, nunca le falta achaque al vino.
  • Aire castellano, malo en invierno y peor en verano.
  • Niebla en verano, norte en la mano.
  • En invierno y en verano, el buen dormir es en sobrado.

Refranes de verano 🌞

  • Verano que dura, otoño asegura.
  • Por la Virgen melonera, el verano fuera.
  • Que de invierno, que de verano, no dejes la capa en el escaño.
  • Ser un mozo y no rondar, aunque sea en el verano, no lo ve ningún cristiano.
  • Jerez produce: en el verano, polvo; en el invierno, fango, y brutos todo el año.
  • Así andes en vano, como abrigo en verano.
  • Si quieres vivir sano, la ropa de invierno no la quites en verano.
  • Como Alcalá y Salamanca tiene, con no ser colegio, vacaciones en verano y curso sólo en invierno.
  • Quien en el verano no bebe sangría, poco entiende de bebidas.
  • No te pongas al sol en verano, ni te fíes de ningún escribano.
  • Marzo y septiembre son cual hermanos, uno dice adiós al invierno y el otro al verano.
  • El libro no tiene abrigo; el que vale para el invierno, vale para el verano.
  • Ni en invierno ni en verano dejes la manta en casa del amo.
  • Primavera seca, verano lluvioso y otoño desastroso.
  • Quema más el sol de abril que el de todo el verano.
  • Por San Blas, la cigüeña verás; y si está cerca el verano, más temprano.
  • Primer día de mayo, corre el lobo y el verano.
  • Por bestia suele quedar quien en verano quiere caminar.
  • Primer día de enero, primer día de verano.
  • Norte en verano, levante en la mano.
  • Por San Antolín, el verano toca a su fin.
  • Ni una flor hace ramo, ni una golondrina hace verano.
  • Por fiestas de verano, moscas y calor.
  • En verano, unos tiran paja y otros recogen el grano.
  • Tras secos veranos, otoños tempranos.
  • No hay primavera sin flores, ni verano sin calores, ni otoño sin racimos, ni inviernos sin nieves ni fríos.
  • Paseo de verano, del codo a la mano.
  • Por la Virgen melonera, el verano empieza a cerrar la puerta.
  • Ni en verano sin ropa, ni en invierno sin bota.
  • Para el verano te espero, pollo tomatero.
  • En verano no hay cocido malo.
  • No hay verano hasta San Juan, ni invierno hasta Navidad.
  • Ni en invierno ni en verano dejes la cobija en el tramo.
  • El sol de verano, seca la ropa en la rama y en el palo.
  • En verano lloverá, mas primero tronará.
  • Invierno seco y verano mojado, para el que labra malhadado.
  • Muy mal principia el verano, reinando viento solano.
  • No dejes de beber vino; sea verano o invierno; haga calor o haga frío.
  • Mayo y septiembre son dos hermanos: uno en invierno y otro en verano.
  • Invierno enjuto y sereno, primavera y verano mojados.
  • No creas en invierno claro, ni en verano nublado.
  • Más vale dinero en mano, que ilusiones de verano.
  • En verano de mucho calor, veranea el riñón.
  • En el verano hay día para casarse, enviudar y volver a casarse.
  • Llegadas las golondrinas, el verano encima.
  • Las vacas del villano, si en invierno dan leche, mejor la dan en el verano.
  • El sermón y el zamarro no es para el verano.
  • En verano todos al pantano.
  • En invierno, de cara; y en verano, de espalda.
  • Mayo tronado, buena cepa y mejor verano.
  • La moza y el niño, en verano tienen frío.
  • Golondrinas tardías, invierno tardo; golondrinas tempranas, pronto verano.
  • En invierno y en verano, el fuego es agasajado.
  • La buena ama de casa compra los abanicos en invierno, y los paraguas en verano.
  • El que no haya concluido de verano por San Bartolomé, agua en él.
  • El verano en la montaña, empieza en Santiago y acaba en Santa Ana.
  • Invierno soladero, verano barrendero.
  • Aunque el verano sea largo, se marcha por San Bernardo.
  • El verano de San Miguel, faltará muy rara vez.
  • El sol de invierno y las nubes de verano engañan a los sandios.
  • Fuente de pastores, en invierno tiene agua, y en verano, cagajones.
  • Cuando vienen los vilanos, es conclusión del verano.
  • Favor del soberano, lluvia en verano.
  • Con cierzo, llueve de cierto; en verano, mas no en invierno.
  • En verano hasta el más seco suda.
  • Cielo encarnado en tiempo de verano, vendaval seguro a la mañana temprano.
  • Al invierno no se lo come el lobo; ni al verano tampoco.
  • En julio, agua viene y toalla va, y el verano ya pasará.
  • En invierno y en verano, ganadero y hortelano.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto