Refranes murcianos

Dichos, proverbios y refranes murcianos

DICHOS, PROVERBIOS Y REFRANES MURCIANOS - El café de la Historia

121 dichos,refranes y proverbios de Murcia

Dichos y refranes murcianos

  1. Al mal tiempo, buena cara.
  2. Hoy, putas; mañana, comadres.
  3. Dichoso mes que encomienza en Tosantos y remata en San Andrés.
  4. Favor con favor se paga.
  5. Pescao seguro, el del cesto.
  6. Arrancás de caballo y parás de burro.
  7. Mateo, Mateo, el culo te veo, si no te lo tapas, te lo agujereo.
  8. Octubre, de lluvias Murcia cubre.
  9. El maestro de Algodor, que no sabía leer y daba lección.
  10. Mayo reglado ni frió ni achicharrado, ni muy seco ni muy mojado.
  11. Amigo, te guardé un higo, pero como no te vi, me lo comí.
  12. Sarandilla de la vieja, que unos la toman y otros la dejan.
  13. Desde que te vi. venir te conocí las ventajas; tu serás buen albañil pero a mí no me trabajas.
  14. De manojillo, desnudo y con las manos en los bolsillos.
  15. Más vale pájaro en mano que ciento volando.
  16. Comer por haber comío, no hay na perdío.
  17. Más vale feo rimiendo que boniquio bujero.
  18. Mayo hace el trigo y Agosto hace el vino.
  19. Tiempo cargado y aire Maestral, agua hasta nadar.
  20. Mejor no hacer que arrepentirse después.
  21. Estar como mierda y meaos.
  22. Hacer leña del árbol caído.
  23. Las que no han dado están al caer.
  24. Del color de la cara tienes el culo, aunque no te lo he visto me lo figuro.
  25. Leo, leo, cuanto más leo, más tonto me queo.
  26. Casa, viña y potro, hágalo otro.
  27. Por San Blas, hora y media más.
  28. Que cada perrico se lama su pijico.
  29. Así en la tierra como en el suelo.
  30. Hacendado en olivos, un año en terciopelo y cinco en cueros vivos.
  31. Con el tiempo y una caña, hasta las verdes caen.
  32. Estar en el plato y en las tajás.
  33. Er que de trapo allega a toballa, no encuentra clavo ande golgal.la.
  34. Entre dos que bien se quieren, con uno que coma basta.
  35. El diente miente, la cana engaña, pero la arruga no ofrece duda.
  36. El Abad, de donde canta, yanta.
  37. Por un perro que maté, mataperros me llamaron.
  38. Cuando las barbas del vecino veas afeitar pon las tuyas a remojar.
  39. Demasiado o demasiado poco vino prohíbe la verdad.
  40. Quedarse enlosao como una tutuvía.
  41. La misma de ayer a estas horas, ya dieron las todas.
  42. La hebra de marimoco, que cosió un camisón y le sobró pa otro.
  43. Arreboleras por la maña.na, para la tarde agua.
  44. El cerdo y el avariento sólo dan un día bueno.
  45. Falla más que una escopeta de caña.
  46. Cada uno arrima el ascua a su sardina.
  47. Marzo airoso y abril lluvioso hacen a mayo florido y hermoso.
  48. Día de mucho, víspera de nada.
  49. El vino agrada y el agua enfada.
  50. Aurora rubia, o viento o lluvia.
  51. Sano sanote, de puro machote.
  52. Cuando seas padre, comerás huevos.
  53. Bueno estaba, y se murió, pues no estaría tan bueno (cuando se murió)
  54. Quién mucho abarca, poco aprieta.
  55. Lentejas, si quieres las tomas y, si no, las dejas.
  56. Cuando tu novio te bese, no te acerques al balcón, que el amor es ciego, pero los vecinos no.
  57. Lo mucho amansa y lo poco espanta.
  58. No hay tales amigos como mi pan y mi vino.
  59. Al más ruín puerco, la mejor bellota.
  60. En ca villa hay su maravilla, y en ca lugar su jorma e platicar.
  61. A enemigo que huye, puente de plata.
  62. Madrugá del tío Conejero, que le daba el sol en el culo y decía que era el lucero.
  63. Un palo al candil y todo el mundo a dormir.
  64. Días de mucho, vísperas de na.
  65. Año de neblinas, año de harinas.
  66. Boira en la mañana, tarde muy galana.
  67. Pan que sobre, carne que baste y vino que falte.
  68. Lo que dure, dure, como cuchara de pan.
  69. El que se enfada tres males tiene: ni come, ni bebe, ni amigos tiene.
  70. Si al palomar no le falta cebo, no le faltarán palomas.
  71. Perico Pericales, que se caga en los bancales y les echa la culpa a los zagales.
  72. No compares a Dios con los gitanos.
  73. De tal cepa tal vino.
  74. La palabra y la piedra suelta no tienen vuelta.
  75. Abuela, ¿dónde te daré que no te duela?
  76. El tambor también es tropa.
  77. En setiembre, quien tenga grano, que siembre.
  78. Más vale avenencia que buena sentencia.
  79. Cabeza gorda, Napoleón, mató un chiquillo de un coscorrón.
  80. En la mano tuviste la cavernera, tú tuviste la culpa que se te fuera.
  81. Con el aire lebeche, no hay gusano que aproveche.
  82. Lo primero y principal es oír misa y almorzar.
  83. Abril que sale lloviendo, a mayo llama riendo.
  84. El vino por el color, y el pan por el olor, y todo por el sabor.
  85. Madrugás del bueno de Juan Romero, que al darle el sol en los güevos va y dice que es el lucero.
  86. Como el tío Miñarro, que no veía mujer fea ni vino amargo.
  87. Quien ríe del mal de su vecino, el suyo viene de camino.
  88. El sordico e la Ñora, que oyía los cuartos, pero no las horas.
  89. Vieja que baila, mucho polvo levanta.
  90. No pasa nada, y si pasa, se le saluda.
  91. Como el sastre del Hornillo, que cosía de balde y ponía el hilo.
  92. Sobre un buen cimiento se puede levantar un edificio.
  93. Mala cama tiene el perro.
  94. Arco por la tarde, buen tiempo aguardes.
  95. El que en un año quiere ser rico, al medio le ahorcan.
  96. La sartén le ice ar cazo: «Asepárate que me mancho».
  97. Dime con quién andas, y te diré quién eres.
  98. Me cago y me queda gana.
  99. Procura lo mejor, espera lo peor y toma lo que viniere.
  100. El maestro Ciruela, que no sabía leer y puso escuela.
  101. Aire solano, malo en invierno y peor en verano.
  102. Muy bueno es mi perrico, pero pan poquico.
  103. Estar como el que se cayó de culo y se rompió la nariz.
  104. Las señoritas del piopío, muertas de hambre y helás de frío.
  105. La culpa del asno no se ha de echar a la albalda.
  106. No digas sape hasta que pase el último gato.
  107. Dios te de salud y gozo, y casa con corral y pozo.
  108. Por sus frutos los conoceréis.
  109. El que se pela, se estrena y por la noche no cena.
  110. No es na lo del ojo, y lo tenía en la mano.
  111. El buen boticario cuatro «ces» ha de tener: ciencia, conciencia, capital y cojera.
  112. En abril aguas mil.
  113. No es lo mismo bajar a llevar palos, que subir a coger brevas.
  114. Deuda vieja no comerás de ella.
  115. Murcianos y gitanos, primos hermanos.
  116. Pan con pan, comida de tontos.
  117. Perico pelao, que t´an bautizao con agua y meaos.
  118. Alábate pollo, que mañana te matan.
  119. Marido rico y necio, no tiene precio.
  120. Menudo madrugar el del conejero, que le daba el sol en el culo y pensó que era un lucero.
  121. A la vieja y al bancal, lo que se le pueda sacar.

«Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todas son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas

Recomendaciones sobre refranes murcianos

DICHOS, PROVERBIOS Y REFRANES MURCIANOS - El café de la Historia

¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)


Si te han gustado estos dichos, refranes y proverbios murcianos también te puede interesar:

Los mejores dichos y refranes madrileños - El café de la Historia
Los mejores dichos y refranes madrileños

Murcia

La región de Murcia es una comunidad autónoma monoprovincial del sudeste de España. Su capital es la ciudad de Murcia pero la sede de la asamblea regional está en Cartagena.

DICHOS, PROVERBIOS Y REFRANES MURCIANOS - El café de la Historia

La región de Murcia tiene una superficie de 11.317 km2, es decir, el 2,2% del territorio español, lo que la convierte en la novena comunidad autónoma más grande. Limita al norte con la provincia de Albacete, que antes pertenecía a la región pero que ahora pertenece a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, al este con la provincia de Alicante (Comunidad Valenciana), al sur con el Mar Mediterráneo y al oeste con las provincias de Almería y Granada (Comunidad Autónoma de Andalucía).

La región de Murcia ocupa el centro del arco mediterráneo de la Península Ibérica, entre los 38º 45′ y 37º 23′ de latitud norte y los 1º 20′ y 3º 02′ de longitud este.

Asdrúbal fundó la ciudad de Cartagena (Carthago Nova en latín) en el año 230 AC para explotar las minas de plata de la región. Los romanos le arrebataron esta ciudad a los cartagineses en el 210 AC con Escipión al mando. Tras la caída del Imperio Romano, los visigodos ocuparon la región de Murcia antes de dar paso a los árabes en el año 713.

Los árabes introdujeron un sistema de irrigación a gran escala, sistema en el que todavía hoy en día se basa la agricultura murciana. Le dieron a la región el nombre de Todmir, y según el cartógrafo árabe del siglo XI Al Idrissi, incluía las ciudades de Lorca, Orihuela, Mula y Chinchilla.

La taifa de Murcia se independizó después del colapso del Califato de Córdoba. Era una taifa cuyo centro era la ciudad de Murcia. La taifa morisca de Murcia incluía Albacete y parte de la región de Almería. Después de la batalla de Sagrajas en 1086, la dinastía almorávide recuperó el control de la taifa y reunificó la España musulmana.

Fernando III de Castilla obtuvo la sumisión del rey moro de Murcia en 1243; como en el resto del país, los musulmanes fueron expulsados de las ciudades. El sucesor de Fernando III, Alfonso X, para facilitar la administración de la región, la dividió en tres partes, regidas por consejos y órdenes militares como la de Calatrava. Alfonso X se anexionó definitivamente el Reino de Murcia y el señorío de Cartagena en 1266; el reino permaneció legalmente como vasallo del Reino de España hasta las reformas previstas en la constitución liberal de 1812.

DICHOS, PROVERBIOS Y REFRANES MURCIANOS - El café de la Historia

La Comunidad Autónoma de Murcia se creó en 1982 a partir de la única provincia del mismo nombre, cuyas particularidades no le permitieron integrar las regiones vecinas -no pertenece a la histórica Castilla, Andalucía o al territorio histórico de la Corona de Aragón-.

El régimen de Murcia es de comunidad autónoma. Su Estatuto de Autonomía se rige por una ley orgánica del 9 de junio de 1982, que entró en vigor un mes después.

El Estatuto crea una democracia parlamentaria pluralista. La Asamblea Regional está integrada por 45 diputados elegidos por cuatro años por representación proporcional en cinco circunscripciones electorales y ejerce el poder legislativo y presupuestario y el control gubernamental. Investido por ella, el Presidente dirige la acción del gobierno y representa a la Región, compartiendo con su gobierno el ejercicio del poder ejecutivo. Aunque la capital es Murcia, los parlamentarios celebran sus sesiones en Cartagena.

Artículos relacionados:

Compartir es de sabi@s: