El café de la historia - Refranes riojanos

Refranes de La Rioja

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES COMUNIDADES AUTÓNOMAS » Refranes de La Rioja

Dichos y refranes de La Rioja

  • En enero se hiela el puchero.
  • Agricultor curioso, nunca largo.
  • Dichoso de noviembre, pues es mes que empieza por Los Santos milagreros y acaba recordando a San Andrés.
  • Al pepino, vino, y al melón con más razón.
  • Año de muchas endrinas, pocas hacinas.
  • Andar más que la perra de Calahorra.
  • Si Castilla fuera vaca, Rioja fuera la riñonada.
  • Al fraile y al cochino, no les enseñes el camino.
  • San Marcos Marquete, vendimiador sin corquete.
  • A beber me atrevo, porque a nadie debo y de lo mío bebo.
  • Si quieres paja y grano, siega con la mano.
  • El campo envejece, no enriquece y nadie te lo agradece.
  • Truenos en mayo, quitan vino y dan grano.
  • Maldito sea Tormantos, que sueltan perros y atan cantos.

Más refranes de La Rioja

  • Alerta, que ya llega San Odón, y has de tapar el cardo con cartón.
  • Por el mismo precio, alpargatas grandes.
  • Peña Isasa, todos la ven y nadie la pasa, y una vieja que la pasó, el diablo se la llevó.
  • Aragoneses, navarros y riojanos, en lo bruto son primos hermanos.
  • En casa de la mujer rica, ella es la que manda y ella es la que grita.
  • Alba manchada, tormenta asegurada.
  • El que de joven come sardinas, de viejo caga espinas.
  • Por San Andrés, el mosto, vino es.
  • Si llueve en la Ascensión, cuarenta días de lluvia son.
  • Pa otro año como los Santos de Arnedo.
  • Era de Viguera, Judas traidor.
  • Vamos a llegar con la untada.
  • Más agarrao que Caparrota.
  • Tener la cara como una manzana de Nájera.
  • Santurde y Santurdejo se comieron un conejo; Santurde se comió la carne y Santurdejo el pellejo.
  • Para no tener la nariz tan roja, no abuses del vino de La Rioja.
  • ¡Marrana de once tetas!
  • Con los curas a solas nunca te quedes; aunque lleven sayas no son mujeres.
  • Mujer refranera, mujer majadera.
  • Aguas por San Juan, quitan vino y no dan pan.
  • Si quieres ser altanero, bebe vino de Cenicero.
  • Santo Domingo de la Calzada, cantó la gallina después de asada.
  • Casa de Suso; viña de Yuso.
  • El barbecho, después de San Millán y antes de San Crispín, has de sembrar; pero, si no acompaña su tempero, ruega que San Andrés ponga remedio.
  • Me cago en la puta de Haro.
  • Los curas y taberneros son de la misma opinión, cuantos más bautizos haya, más dineros al cajón.
  • El vino y el baile, por la tarde.
  • Lluvias en enero, pa tol año tempero.
  • Morcillas de noviembre las más ricas, que no me acuerdo ya de las morcillas.
  • A la vejez, viruelas.
  • En agosto, frío en el rostro.
  • Si truena en febrero, prepara el granero.
  • En enero madruga ya el ajero; y a últimos mejor es que a primeros.
  • Fonzaleche, mucha teta y poca leche.
  • Es la nieve Marcelina mejor que una mala vecina.
  • El cura que va mucho a una casa, o mete o saca.
  • Ser más tonto que mear en pared.
  • Tener más cascabeles que las mulas de Ramitos.
  • De Grañón, ni mujer ni lechón.
  • ¡Que te corte un traje Pastrana!
  • A la fuerza, ahorcan.
  • Aguas en agosto, aceite, miel y mosto.
  • La ciudad de Alfaro no espera a nadie.
  • A torrezno de tocino, buen golpe de vino.
  • Logroño en ti lo gano, en ti lo como.
  • A tu enemigo, cómele el pan y bébele el vino.
  • Si Montejurra fuma y Peña Isasa rasa, coge la manta y vete a casa.
  • Santo Domingo de la Calzada, pan, vino y carne asada.
  • El que al vino le echa agua, de dos cosas buenas hace una mala.
  • Pan tierno, casa sin gobierno.
  • De Canales y no bailar, trampa.
  • En septiembre o se secan las fuentes o se lleva los puentes.
  • Vanse los amores, quedan los dolores.
  • Lo que vale dinero se allega con el dedo
  • Si vas a Munilla, no te faltará mucho mantel y poca comida.
  • ¿Por qué el ajo en La Rioja nació ruin? Porque no me sembraste por San Martín.
  • Más cojones que el caballo de Espartero.
  • Cañas, las entrañas, Canillas, las morcillas; Alesanco, el morcillón, y salen los de Azofra con el perro ladrón.
  • Quien coge las olivas antes de enero, deja el aceite en el madero.
  • Quien tenga fuerza en sus brazos, que cave y pode en marzo.
  • Vistes igual que los de Ribaflecha.
  • En noviembre, el lechón hocica el barro; tú prepara el cuchillo con el gancho.
  • La luna de octubre, cuatro lunas cubre.
  • En abril, de un cardo, mil.
  • Por donde pasa, moja; que así hace el Oja.
  • De Haro, ni moza ni jarro.
  • En los caminos de Logroño siempre anda suelo el demonio.
  • Por San Mateo, tanto veo como no veo.
  • De los santos de enero, San Sebastián el primero. Detente, varón, que primero es San Antón.
  • No tener el coño para ruidos.
  • El Tirón lleva la fama y el Oja el agua.
  • Sembrando en San Ponciano, o paja o grano.
  • Como el cura de Jalón, que por decir «Dominus vobiscum», dijo: «De oros es el juego».
  • San Torcuato, mi marido cegato.
  • Agua por la Virgen de Agosto, quita aceite y agua al mosto.
  • Jurar más que Hilario destroza.
  • En Hervías. no te rías.
  • Navarros y riojanos, primos hermanos.
  • Aquí me he buscado yo las ocho horas.
  • Donde hay un riojano, está la Rioja.
  • El que deja Haro por Castañares, ganas tiene de ver lugares.
  • En Torrecilla está el lujo; en Alesanco, la sal; en Cañas, la farolería, y en Azofra, la falsedad.
  • Por San Andrés, la nieve en los pies.
  • Las cuestas de Grañón, tan buenas por arriba como al hondón.
  • Harto era Castilla pequeño rincón, cuando Amaya era la cabeza y Fitero el mojón.
  • Los espárragos en abril, para mí, los de mayo, para mi amo y los de junio para ninguno.
  • Es por Santa Cecilia musiquera, cuando a la pella ves la cabellera.
  • Colomina, Colomina, vete aquí buen pan.
  • Hombre refranero, de poco dinero.
  • A la mujer bigotuda de lejos se le saluda.
  • Si siembras en Campo Viejo, Cañigual o La Maja tendrás desdichas en casa y cagadas de Riblanca, criarás anchas espaldas, poco sebo en los riñones y acorbadito de patas.
  • Si truena en abril, prepara el alhorín.
  • El que acadaña se engaña.
CAMISETA-RIOJA
  • Rioja - Regalo para amantes del vino
  • Ligero, Encaje clasico, Manga de doble puntada y bastilla baja

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto