El café de la historia - Refranes sobre los libros

100 Refranes sobre los libros

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE SABIDURIA » 100 Refranes sobre los libros

Dichos y refranes sobre los libros y la lectura

  • Un buen libro es un tesoro, cada hoja es un pan de oro.
  • Libro prestado, perdido o estropeado.
  • Amigos y libros, pocos y buenos.
  • No juzgues un libro por su portada.
  • Los libros curan una de las peores enfermedades: la ignorancia.
  • Ni el libro cerrado da sabiduría, ni el titulo por sí solo da maestría.
  • Libros, caminos y días dan al hombre sabiduría.
  • Ni cuartel sin ratas, ni libro sin erratas.
  • Libro cerrado no saca letrado.
  • Tal libro leemos, tal vida hacemos.
  • El mejor amigo, un libro.
  • El buen libro de las penas es alivio.
  • El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.
  • A los ignorantes los aventajan los que leen libros. A estos, los que retienen lo leído. A estos, los que comprenden lo leído. A estos, los que ponen manos a la obra.
  • Libro cerrado, aletargado.
  • El libro no tiene abrigo; el que vale para el invierno, vale para el verano.
  • Librería muy arreglada, librería poco usada.
  • Tal es la triste suerte de todo libro prestado; que es perdido a veces, o siempre vuelve estropeado.
  • Ni todos los que tienen libros son lectores ni todos los que tienen escopeta son cazadores.
  • Caballo viejo para cabalgar, leña vieja para quemar, vino añejo para beber, amigos viejos para conversar y libros viejos para leer.
  • Libros y años hacen al hombre sabio.
  • Después de comer, ni libro, ni mujer.
  • Libro que pensar no hace, no me place.

📚 Más refranes de libros 📚

  • Es un buen libro aquel que se abre con interés y se cierra con provecho.
  • Los libros hacen muchos sabios, pero pocos ricos.
  • De las virtudes del romero se puede escribir un libro entero.
  • Cada maestrillo tiene su librillo.
  • El buen lector hace el buen libro.
  • Con los libros que escribieron, nos abren los ojos los que murieron.
  • El que presta un libro es tonto, y más tonto el que lo devuelve.
  • De los libros se cogen la flores y los frutos mejores.
  • Un libro es como un jardín que se lleva en el bolsillo.
  • Libros buenos, los que enseñando son amenos.
  • Un libro abierto es un cerebro que habla; cerrado, un amigo que espera; olvidado, un alma que perdona; destruido, un corazón que llora.
  • Leña, libros, vino y amigos, los más viejos preferidos.
  • La lectura perjudica gravemente la ignorancia.
  • Los libros son maestros que no riñen y amigos que no piden.
  • Libro cerrado, maestro callado.
  • Ocio sin lectura, vida en sepultura.
  • Cuando viajes, lleva un par de libros en tu equipaje.
  • El mundo está lleno de libros preciosos que nadie lee.
  • De todo inútil afán los libros te librarán.
  • La lectura es una fábrica de sueños.
  • Un libro, como un viaje, se comienza con inquietud y se termina con melancolía.
  • Leer buenos libros es como conversar con las mejores mentes del pasado.
  • Allí donde se queman los libros, se acaba por quemar a los hombres.
  • Un libro es un sueño que tienes en tu mano.
  • Libro que mi padre leyó, ese quiero leer yo.
  • Cuanto menos se lee, más daño hace lo que se lee.
  • Libro prestado, libro perdido.
  • Leed mucho, pero no muchas cosas.
  • El libro a la repisa y el cura a la misa.
  • Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro.
  • Vino viejo para beber, sarmientos para arder y buen libro para leer.
  • La ignorancia suele ser tal, que los ladrones no roban libros.
  • Libro cuya lectura no te mejore, quizá te empeore.
  • Los libros son puertas que te llevan a la calle.
  • Un buen libro y entendido lector, tal para cual son los dos.
  • Leer y comer, despacio se ha de hacer.
  • Libro dejado, olvidado en cualquier lado.
  • El que comienza un libro es discípulo del que lo acaba.
  • Tener un hijo, plantar un árbol y escribir un libro fácil. Lo difícil es criar un hijo, regar el árbol y que alguien lea el libro.
  • Hasta que el libro no entiendas, no digas de él ni bien ni mal.
  • La vida es un libro abierto para quien vive despierto.
  • Los libros nos dan la ciencia, y la vida la experiencia.
  • Saca agua con una criba quien pretende aprender sin un libro.
  • Los libros te enseñarán y no te avergonzarán.
  • Es más fácil quedarse con un libro que con su contenido.
  • Más vale un libro y un estudioso que cien libros solos.
  • No hay peor regalo que un libro malo.
  • Al libro y la mujer, hasta el culo le has de ver.
  • Cada libro que abras, abrirá tu mente.
  • Cada libro que un autor regala, es un hurto que se hace a sí mismo.
  • Si vas a Campillo de fiestas, lleva rosario, un libro y la bolsa repleta.
  • Inútiles pláticas e inútiles libros, ni las tengan tus hijas, ni los lean tus hijos.
  • Mientras no es preguntado el libro está cerrado.
  • Es más fácil quedarse con un libro que con su contenido.
  • Libro que sale de tu casa, de perderse lleva traza.
  • Libro prestado, o roto o manchado.
  • Libro en cajón y guitarra en un rincón no hacen ningún son.
  • Si a tu vecino quieres conocer, averigua qué libros suele leer.
  • Libro de lujo, libro sin uso.
  • Quien un buen libro tiene al lado, no está solo sino bien acompañado.
  • Fuera del perro, es el libro el mejor amigo del hombre.
  • Los libros del marido por la mujer son aborrecidos.
  • Libro abierto, sabiduría cierto.
  • Un buen libro es el mejor de los amigos, lo mismo hoy que siempre.
  • La vida y los sueños son páginas de un mismo libro, leerlo en orden es vivir, ojearlo es soñar.
  • La lectura es de gran utilidad cuando se medita lo que se lee.
  • En el libro de la vida, lo aprendido no se olvida.
  • La lectura es a la inteligencia lo que el ejercicio es al cuerpo.
  • Dios nos libre de estudiante de un solo libro.
  • La mejor librería, la que del dueño no está vacía.
  • Uno no es lo que es por lo que escribe, sino por lo que ha leído.
  • Los libros reprenden sin empacho.
  • Con medio pan y un libro, encontrarás el camino.
  • Libros y mujeres mal se avienen.
  • Lee y conducirás, no leas y serás conducido.
  • Si quieres ser rico, no te des mucho a los libros.
  • No hay libro por malo que sea, que no tenga una línea buena.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto