El café de la historia - El único 30 de febrero de la historia

El único 30 de febrero de la historia

Compartir es de sabi@s:

4.9
(213)

Estimated reading time: 8 minute(s)

1712, el año con 30 de febrero

Los años bisiestos y el calendario gregoriano

Como bien es sabido por cualquiera que habite este planeta, desde la introducción del calendario gregoriano cada cuatro años tenemos lo que se conoce como año bisiesto que consiste en añadir un día más a los habituales 365 días, siendo el escogido el 29 de febrero para, resumiendo mucho, permitir alinearnos y ajustarnos tanto con los ciclos solares como con los lunares.

El calendario gregoriano, denominado así en honor del papa Gregorio XIII, su principal impulsor, empezó a aplicarse gradualmente a partir del año 1582, en sustitución del calendario juliano que había regido el tiempo de la humanidad desde que lo impusiera Julio César allá por el siglo I a.C.

Gregorio XIII - el café de la historia
Gregorio XIII

Las normas del calendario gregoriano respecto al 29 de febrero

La norma general del calendario gregoriano dice que la duración básica del año es de 365 días. No obstante, serán bisiestos aquellos años divisibles por 4, exceptuando los múltiplos de 100 (1700, 1800, etcétera, que no serán bisiestos), pero dentro de éstos se exceptúan aquellos que también sean divisibles por 400 (1600, 2000, 2400, 2800, etcétera que sí serán bisiestos).

Sustitución del calendario juliano por el gregoriano

Los primeros países en adoptarlo fueron Portugal, Italia, Saboya, Luxemburgo, y Francia y España con sus respectivas colonias ese mismo 1582. Más tarde, en un proceso muy dilatado en el tiempo y de manera gradual, se fueron incorporando el resto de países siendo los más rezagados Albania, Turquía, Bulgaria, Estonia, Letonia, Lituania, Rusia y Rumanía que no lo hicieron hasta principios del siglo XX. El país europeo que más tarde lo hizo fue Grecia (1923), y el último país en adoptarlo oficialmente fue China que lo hizo en el año 1949.

El cambio de calendario se hacía de la siguiente manera: si un país lo adoptaba -por ejemplo- un 3 de marzo, el día siguiente pasaba a ser 14 de marzo, es decir, desaparecían diez días de un plumazo.

Este hecho dio lugar a numerosas anécdotas…

Anécdotas de los diez días que nunca existieron

Santa Teresa de Jesús

En España, Santa Teresa de Jesús falleció en la localidad salmantina de Alba de Tormes el 4 de octubre de 1582 y el primero de sus tres entierros fue el 15 de octubre. Por supuesto esto no quiere decir que la santa estuviese once días sin enterrar como dan a entender las fechas, sino que en España entró en vigor el calendario gregoriano el mismo día de su fallecimiento, y después del jueves 4 de octubre de 1582 vino el viernes 15 de octubre.

Santa Teresa de Jesús
Santa Teresa de Jesús

Cervantes, Shakespeare y el Día del Libro

Desde hace muchos años el 23 de abril se celebra el Día del Libro por coincidir con la fecha de fallecimiento de dos de los escritores más famosos de la historia: Shakespeare y Cervantes: el 23 de abril de 1616.

Aunque Miguel de Cervantes murió el 22 de abril, fue enterrado el 23 y ese día se registró de manera oficial su muerte, pero William Shakespeare murió diez días después, el 3 de mayo de 1616.

En 1616, España hacía varias décadas que había adoptado el calendario gregoriano. Inglaterra y sus colonias no lo hicieron hasta 1752 así que en 1616 aún se regía por el calendario juliano. Ahora resten 10 días al 3 de mayo y se plantarán en el 23 de abril, San Jorge y Día Internacional del Libro.

Cervantes y Shakespeare - el café de la historia
Cervantes y Shakespeare

La Revolución de Octubre que ocurrió realmente en noviembre

La revolución rusa de 1917 iniciada en Petrogrado el 25 de octubre de 1917 ocurrió para la mayor parte del mundo dos semanas más tarde, ya entrado noviembre, al regirse entonces todavía Rusia por el calendario juliano. Una de las primeras medidas de los bolcheviques al conquistar el poder fue el cambio al calendario gregoriano, aunque más tarde hicieron pruebas con diferentes calendarios y no fue hasta 1940, en vísperas de su entrada en la Segunda Guerra Mundial, cuando lo adoptaron de manera definitiva.

La revolución de Octubre que fue en noviembre - el café de la historia
La revolución de Octubre que fue en noviembre

Suecia, siglo XVIII

El hecho de añadir el 29 de febrero en los años bisiestos forma parte de nuestra cotidianidad más rutinaria pero, quizás, lo que no es tan conocido es que ha habido un caso en la historia en la que un 30 de febrero ha figurado en el calendario. Para ello nos vamos de viaje a la Suecia del siglo XVIII.

Cuando Suecia se decidió a incorporar el calendario gregoriano, optó por una fórmula que no eliminase los diez días de golpe ya que a su emperador, Carlos XII, le parecía un método muy brusco y ordenó hacerlo de una forma más gradual: saltándose los días añadidos en los años bisiestos durante 40 años.

Cuatro décadas sin años bisiestos hasta quedar ajustados.

Artículos relacionados

Así, según el calendario juliano que seguían hasta ese momento, 1700 era un año bisiesto, pero sólo le atribuyeron 28 días a febrero. Tenían la intención de hacer lo mismo en 1704, 1708, 1712, 1716, etc. hasta ponerse al día en 1740 pero otro problema más grave distrajo del asunto al rey Carlos: La Gran Guerra del Norte.

Carlos XII de Suecia - el café de la historia
Carlos XII de Suecia

La Gran Guerra del Norte fue un grave conflicto que enfrentó a Suecia contra Dinamarca, Rusia y otros aliados que empantanaron toda esa región del norte de Europa durante las más de dos décadas que van de 1700 a 1721 que fue lo que duró dicha contienda.

¿Quieres recibir nuestro boletín mensual?

Mientras se sucedía la larga y tediosa guerra, alguien reparó en que no se habían aplicado los cambios en el calendario y se estaban produciendo desfases respecto a los países del entorno y se adoptó una sorprendente decisión: Como se habían «olvidado» de añadir el día de más en los dos últimos año bisiestos (1704 y 1708), el rey dio marcha atrás para volver al calendario juliano y para ello se procedió a añadir un día más al siguiente año bisiesto: el 1712.

Así, no sólo se produjo el único año del que hay noticia con 367 días, sino que, de propina, tenemos también el único 30 de febrero del que hay constancia en nuestro calendario.

En 1753 Suecia decidió adoptar de manera definitiva al calendario gregoriano y por la vía rápida de eliminar diez días.

De lo que no nos ha dejado registros la historia es de la manera que celebrarían sus cumpleaños los suecos que nacieron ese extraño día del 30 de febrero de 1712.

Activar los avisos

Suscríbete y te avisamos cuando haya un artículo nuevo

Productos recomendados relacionados con este artículo

El 30 de febrero: y otras curiosidades sobre la medición del tiempo 
5000 años mirando al Sol: De Stonehenge al calendario gregoriano
Pro Calendario Gregoriano Disputatio (1585) 

¿Te ha gustado este artículo?

Haz click para puntuar

Puntuación media 4.9 / 5. Recuento de votos: 213

¡Aún no ha votado nadie! Sé el primero en votar.

close

¿Quieres que te avisemos cada vez que publiquemos un nuevo artículo?

No te pierdas estos artículos:


Compartir es de sabi@s:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.