El café de la historia - Refranes de la gula

100 refranes sobre la gula

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES 7 PECADOS CAPITALES » 100 refranes sobre la gula

Dichos, frases y refranes sobre la gula

  • De hambre a nadie vi morir; de mucho comer, a cien mil.
  • De golosos y tragones están llenos los panteones.
  • La gula y la vanidad crecen con la edad.
  • Comidas largas crean vidas cortas. 
  • La gula mata más que una espada.
  • No comerá mucho quien come mucho.
  • Quien bebe poco, bebe más.
  • A quien come muchos manjares, no faltarán enfermedades.
  • Comer hasta enfermar y ayunar hasta sanar.
  • Quien come para vivir, se alimenta; que vive para comer, revienta.
  • De penas y de cenas están las sepulturas llenas.
  • El español fino con todo bebe vino.
  • No peca de gula quien nunca tuvo holgura.
  • Panza llena y corazón contento, que todo lo demás es cuento.
  • El comer y el rascar, todo está en empezar.
  • Los médicos trabajan para conservarnos la salud, los cocineros para destruirla; pero estos últimos están más seguros de su labor.
  • No hay mejor reloj ni campana que comer cuando hay gana.
  • En el amor, como en la gula, el placer es una cuestión de máxima precisión.
  • Con la despensa llena se guisa pronto una cena.
  • Mens sana in corpore sano.
  • ¿Tienes ganas de morir? Cena cordero asado y échate a dormir.
  • Barriga llena, a Dios alaba.
  • Una manzana al día, aleja al médico de tu vida.

Más frases de gula

  • El mucho comer, trae poco que comer.
  • Del mar, el mero; de la tierra, el cordero.
  • Una serpiente se alberga en el hombre: su intestino. Ella lo tienta, lo traiciona y lo castiga.
  • Harto ayuna el que mal come.
  • La indigestión es la encargada de Dios de predicar la moral al estómago.
  • De buena casa, buena brasa.
  • Llenando la barriga, la pena se mitiga.
  • Comer y sorber, no puede ser.
  • La abundancia de alimentos entorpece la inteligencia.
  • A gusto de los cocineros comen los frailes.
  • A la ballena, todo le cabe y nada la llena.
  • Con verde, pimiento y pepino. tendrás tipito fino.
  • Dios nos envía los alimentos y el demonio los cocineros.
  • Quien come con cordura, por la salud procura.
  • Gástalo en la cocina y no en medicina.
  • A pan de quince días, hambre de tres semanas.
  • Quien no merienda a la cena lo enmienda.
  • El que come y canta algún sentido le falta.
  • Del comilón y el vinoso viene el gotoso.
  • Como come el mulo, caga el culo.
  • ¿Hay más miserable cautiverio que sujetarse un hombre a la vil panza, y dejar que la gula tenga imperio?
  • Ave que vuela, a la cazuela.
  • La comida reposada y la cena paseada.
  • A falta de pan, buenas son tortas.
  • El glotón vive para comer en lugar de comer para vivir.
  • Come a gusto y placentero y que ayune tu heredero.
  • Un gourmet es solo un glotón con cerebro.
  • Oveja que bala, bocado que pierde.
  • Estar en ayunas no mata, pero la glotonería sí.
  • Dios ha hecho los alimentos y el diablo, la sal y las salsas.
  • El que no se contenta con lo que tiene, no estará contento con lo que le gustaría tener.
  • Estómago hambriento no tiene oídos.
  • Cuando los médicos ayunan, lloran los curas.
  • Abreviar la cena: prolongar la vida.
  • Bien cenar y mal dormir, juntos los vi ir.
  • El rico come; el pobre se alimenta.
  • Beber y buen comer, buen pasatiempo es.
  • No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida.
  • Por comidas y cenas, y por rubias y morenas, están las sepulturas llenas.
  • La saciedad engendra la desmesura.
  • El estomago no tiene orejas.
  • Come poco y cena muy poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
  • Lo que es bueno para el diente, es malo para el vientre.
  • Obliga el gusto de los manjares al glotón.
  • La gula y concupiscencia, matan más que la abstinencia.
  • Pide el goloso para el deseoso.
  • La gran cena da gran pena.
  • En el hombre hay una serpiente: es el intestino, que tienta, traiciona y castiga.
  • Perro de muchas bodas, no come en ninguna por comer en todas.
  • No estés con los bebedores de vino, ni con los comedores de carne, porque el bebedor y el comilón empobrecerán, y el sueño les hará vestir vestidos rotos.
  • No hay manjar muy gustoso, que no sea dañoso.
  • El harta es de los puercos, y el comer regularmente es de los hombres.
  • La paciencia es una virtud, la gula un pecado.
  • La gula es homicida, y quien con hartura come y bebe de a poco se suicida.
  • Los muchos manjares traen los males a pares.
  • Se debe comer para vivir y no vivir para comer
  • La gula es el origen de la enfermedad.
  • Hay que comer y beber con tal moderación que nuestras fuerzas se restauren y no se recarguen.
  • La mesa mata más gente que la guerra.
  • Más mató la cena que sanó Avicena.
  • El que más come, menos come.
  • Que la comida sea tu alimento, y tu alimento tu medicina.
  • Quien quiera vivir sano, coma poco y cene temprano.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto