El café de la historia - Los Premios IG Nobel

Los premios IG Nobel

4.9
(199)

Los premios IG Nobel

En la Universidad de Harvard se hacen entrega cada otoño desde hace décadas los premios IG Nobel, una especie de parodia de los Premios Nobel que buscan premiar los descubrimientos más absurdos y descabellados del mundo científico.

Su misión es, a través de sus galardones, honrar aquellos logros que “primero hacen reír a la gente y luego la hacen pensar” en varias disciplinas: las propias del Nobel (Física, Química, Fisiología/Medicina, Literatura, Economía y Paz), más otras variables como son psicología, salud pública, nutrición, y un largo etcétera.

Se trata de estudios, descubrimientos, investigaciones, informes, a menudo con nombres ridículamente pomposos, que representan el lado más excéntrico de la ciencia. Todos ellos son sometidos a un proceso de investigación para comprobar su veracidad antes de ser galardonados.

La ceremonia siempre es presentada por algún Premio Nobel, tiene sus propios rituales y un componente cómico-irónico acorde con los galardones que se entregan.

Ser premiado con un IG Nobel no excluye recibir un Premio Nobel y viceversa; ha habido casos de científicos que poseen ambas distinciones.

Sin embargo, el tono irónico de estos premios no debería hacernos olvidar que, y ese es uno de los leit motiv de los IG Nobel, un descubrimiento aparentemente absurdo puede conducirnos a otro mucho más importante y útil como ha ocurrido en numerosas ocasiones a lo largo de la historia de la ciencia.

Sea como sea, vamos con algunos de los premios más llamativos.

Dentro de cada disciplina hemos reproducido los más interesantemente pintorescos con su correspondiente año, el nombre del premiado y la argumentación del jurado que, en la mayoría de ocasiones, como verán a continuación, es puro oro sarcástico.

Vamos allá…

Investigación interdisciplinar

2002: Karl Kruszelnicki de la Universidad de Sídney, por realizar un examen comprensivo de la pelusa humana del ombligo.

2003: Stefano Ghirlanda, Liselotte Jansson, y Magnus Enquist de la Universidad de Estocolmo, por su informe “Las gallinas prefieren a los humanos guapos”.

Premios IG Nobel de Matemáticas

1993: A Robert Faid, de Greenville (Carolina del Sur), visionario y fiel creyente en la Estadística, “por calcular la probabilidad exacta de que Mijaíl Gorbachov sea el Anticristo”.

Premios IG Nobel de Astrofísica

2001: Los doctores Jack y Rexella Van Impe, del Jack Van Impe Ministries, en Rochester Hills (Michigan), por su descubrimiento de que los agujeros negros satisfacen los requisitos técnicos para ser la localización del Infierno.

Educación

2020: En el apartado concreto de Educación en salud se decidió galardonar de manera conjunta a los mandatarios Jair Bolsonaro, Boris Johnson, Narendra Modi de la India, Andrés Manuel López Obrador, Alexander Lukashenko de Bielorrusia, Donald Trump, Erdogan, Vladimir Putin y Berdimuhamedow de Turkmenistán, por demostrar en la administración de la pandemia de COVID-19 en sus respectivos territorios que los científicos y médicos no saben más que los políticos.

Fisiología

2011: Anna Wilkinson, Natalie Sebanz, Isabella Mandl y Ludwig Huber por su estudio «No evidence of contagious yawning in the red-footed tortoise “Geochelone carbonaria”» (‘no hay evidencia de que la tortuga de pata roja Gelochelone carbonaria produzca bostezos contagiosos’).

Gelochelone carbonaria Premios IG Nobel
Geochelone carbonaria

Ingeniería

2004: Donald J. Smith y su padre, Frank J. Smith, de Orlando, Florida, por patentar el combover, peinado para calvos que pretende disimular lo evidente estirando todo lo posible el pelo que queda en los laterales del cuero cabelludo.

Combover Premios IG Nobel
Make Combover Great Again

2010: Karina Acevedo-Whitehouse y Agnes Rocha-Gosselin de la Zoological Society of London, Reino Unido, y Diane Gendron del Instituto Politécnico Nacional, Baja California Sur, México, por perfeccionar un método para recolectar mocos de ballena utilizando un helicóptero dirigido por radiocontrol.

Meteorología

1997: A Bernard Vonnegut, de la Universidad Estatal de Albany, por su revelador informe: «El desplumamiento de los pollos como medida de la velocidad del viento durante un tornado»

Salud pública

2000: A Jonathan Wyatt, Gordon McNaughton y William Tullet, de Glasgow (Reino Unido), por su alarmante informe, «El colapso de las tazas de water de Glasgow».

Tecnología médica

1999: George y Charlotte Blonsky, de Nueva York, “por inventar un dispositivo para ayudar a las mujeres a dar a luz: se ata a la mujer en una mesa de forma circular, y se hace girar ésta a alta velocidad para aprovechar los efectos de la fuerza centrífuga”.

Premios IG Nobel de Biología

1991: Robert Klark Graham, por la creación del Repository for Germinal Choice, un banco de espermatozoides que sólo acepta donaciones de ganadores en las Olimpiadas o galardonados con un Premio Nobel.

1994: A W. Brian Sweeney, Brian Krafte-Jacobs, Jeffrey W. Britton, y Wayne Hansen, por su trabajo: “El soldado de guardia estreñido: prevalencia entre las tropas estadounidenses destinadas en el extranjero”, y en especial por su análisis numérico de la frecuencia de los movimientos intestinales.

1996: A Anders Barheim y Hogne Sandvik, por su ameno estudio: “Efecto de la cerveza, el ajo y la nata agria sobre el apetito de las sanguijuelas”.

1997: A T. Yagyu y su equipo, “por medir distintos patrones de ondas cerebrales en individuos masticando chicles de diferentes sabores”.

1998: A Peter Fong «por contribuir a la felicidad de las almejas administrándoles Prozac».

2001: A Buck Weimer por su invento “Under-Ease”, una ropa interior hermética con un filtro de carbón reemplazable que absorbe los gases malolientes antes de que escapen.

Premios IG Nobel
El irresistible Under-Ease

2003: A C.W. Moeliker, por documentar el primer caso de necrofilia homosexual en el ánade real.

2006: A Bart Knols y Ruurd de Jong, por demostrar que el mosquito Anopheles femenino se ve tan atraído por el queso limburger como por el olor de los pies humanos.

2008: A Marie-Christine Cadiergues, Christel Joubert y Michel Franc por documentar que las pulgas saltan más sobre los perros que sobre los gatos.

2010: A Libiao Zhang, Min Tan, Guangjian Zhu, Jianping Ye, Tiyu Hong, Shanyi Zhou, y Shuyi Zhang y Gareth Jones por demostrar de manera empírica la felación en murciélagos frugívoros.

Premios IG Nobel
¿Que no llego? ¡Sujétame el cubata!

2011: A Daryll Gwynne y David Rentz por revelar que cierto tipo de escarabajos se aparean con determinados tipos de botellas de cerveza australiana.

2013:  A Marie Dacke, Emily Baird, Marcus Byrne, Clarke Scholtz y Eric Warrant por descubrir que cuando los escarabajos peloteros se pierden son capaces de volver a casa mirando a la Vía Láctea.

2014: A un equipo científico interdisciplinar que demostró que, a la hora de hacer sus necesidades, los perros prefieren alinear su cuerpo al eje de las líneas de los campos geomagnéticos norte-sur de la Tierra.

2015: A Bruno Grossi, Omar Larach, Mauricio Canals, Rodrigo A. Vásquez y José Iriarte-Díaz, por observar que al adherir un palo con cierto peso al trasero de una gallina, ésta camina de una manera similar a la que se cree que caminaban los dinosaurios.

Gallina anda como dinosaurio Premios IG Nobel

2018: A un equipo científico por demostrar que un enólogo experto puede identificar con seguridad a través del olfato la presencia de una sola mosca en una copa de vino.

Ingeniería de consumo

1993: A Ron Popeil, incesante inventor y animador perpetuo de la televisión nocturna, «por redefinir la revolución industrial con dispositivos tales como el Verduromatic, la Caña de Pescar de Bolsillo, el Revientagorras, el Sr. Micrófono, y el batidor de huevos desde dentro de la cáscara».

Ron Popeil, el Da Vinci contemporáneo Premios IG Nobel
Ron Popeil, el Da Vinci contemporáneo

Informática

2000: A Chris Niswander de Tucson, Arizona, por inventar PawSense (‘sensor de patitas’), un programa que detecta si hay un gato andando sobre el teclado del ordenador.

Premios IG Nobel  PawSense

Veterinaria

2009: Catherine Douglas y Peter Rowlinson de la Newcastle University, Newcastle-Upon-Tyne, UK, por demostrar que las vacas cuyos dueños les han puesto nombres, dan más leche que las vacas sin nombre.

Lingüística

2007: El colombiano Juan Manuel Toro y los españoles Josep B. Trobalon y Nuria Sebastián Gallés, de la Universidad de Barcelona, realizaron un estudio que demuestra que las ratas a veces no distinguen entre el japonés y el neerlandés cuando las grabaciones de personas hablando esas dos lenguas se ejecutan al revés.

Premios IG Nobel de Economía

1991: A Michael Milken, creador de los bonos basura, “con quien el mundo está en deuda“. En la ceremonia, se hizo notar que el premiado no estaba presente “debido a un compromiso previo de 15-20 años“. (Un año antes Milken había sido condenado a diez años de cárcel por seis delitos incluidos fraude bursátil y conspiración).

Michael Milken en sus días felices Premios IG Nobel
Michael Milken en sus días felices

1994: Al chileno Juan Pablo Dávila, “por instruir a su computadora a “comprar” cuando él quería decir “vender”, y posteriormente procurar recuperar las pérdidas haciendo transacciones cada vez más improductivas, que en última instancia significaron una pérdida del 0,5% del PIB de Chile”. Se trata de una monumental estafa muy sonada en su momento que empezó con un error informático y sacudió seriamente la economía chilena.

2002: Concedido de manera conjunta a los ejecutivos, directores corporativos y auditores de Enron, Lernaut & Hauspie, Adelphia, Bank of Commerce and Credit International, Cendant, CMS Energy, Duke Energy, Dynegy, Gazprom, Global Crossing, HIH Insurance, Informix, Kmart, Maxwell Communications, McKessonHBOC, Merrill Lynch, Merck, Peregrine Systems, Qwest Communications, Reliant Resources, Rent-Way, Rite Aid, Sunbeam, Tyco, Waste Management, WorldCom, Xerox, y Arthur Andersen, por la adaptación del concepto matemático de números imaginarios para usarlo en el mundo de los negocios. Otra estafa de proporciones bíblicas de la que el mundo aún se está recuperando.

2004: Al Vaticano, por su genial idea de subcontratar en la India un servicio de oraciones. Gracias a esta ocurrencia, quienes quieran una misa pueden encargarla cómodamente por correo electrónico, y las oraciones se materializarán en alguna iglesia de la India. La genialidad económica vaticana consiste en que los servicios subcontratados son infinitamente más baratos en la India.

2005: A Gauri Nanda, por inventar algo tan genial como un reloj despertador que se mueve y se esconde.

El despertador Clocky
El despertador Clocky

2008: A Geoffrey Millar, Joshua Tyber y Brent Jordan por descubrir que las ganancias de una bailarina de striptease dependen de su ciclo menstrual.

2009: A los directores, ejecutivos y auditores de los cuatro bancos islandeses que quebraron en la crisis de 2008 por revelar que “cuatro bancos pequeñitos pueden transformarse rápidamente en enormes bancos, y viceversa, y por demostrar que esto puede hacerse también con toda la economía de un país”.

2017: A Matthew Rockloff y Nancy Greer, por sus experimentos para demostrar cómo el contacto con un cocodrilo vivo afecta la disposición de una persona a apostar.

2020: A un nutrido grupo científico por tratar de determinar la diferencia entre la renta per cápita de distintos países y la cantidad promedio de besos en la boca.

Gestión empresarial

2020: Xi Guang-An, Mo Tian-Xiang, Yang Kang-Sheng, Yang Guang-Sheng y Ling Xian Si, cinco sicarios profesionales de China por gestionar un trabajo de asesinato de forma extraña: Tras aceptar el pago para asesinar a una persona, Xi Guang-An subcontrató el trabajo a Mo Tian-Xiang, quien a su vez lo subcontrató a Yang Kang-Sheng, quien transfirió la tarea a Yang Guang-Sheng quien a su vez lo transfirió a Ling Xian-Si. Como resultado Ling Xian-Si recibió una paga tan baja que decidió no llevar a cabo el asesinato. Sin embargo todos ellos fueron descubiertos y enjuiciados.

Premios IG Nobel
El Dream Team del capitalismo imaginativo ante el juez

Premios IG Nobel de Literatura

1993: A E. Topol, R. Califf, F. Van de Werf, P. W. Armstrong, y otros 972 coautores​, por publicar un artículo de investigación médica que tiene 100 veces más autores que páginas.

1996: A los editores de la revista “Social Text“, por su afán en publicar una investigación que ellos mismos no comprendían, que el autor afirmaba que carecía de significado y que defendía la tesis de que la realidad no existe.

1998: A la Dr. Mara Sidoli por su esclarecedor estudio “Las flatulencias como defensa contra los terrores innombrables”.

2000: A Ellen Greve por su libro “Viviendo de la luz”, donde se explica que, aunque alguna gente come alimentos, en realidad, no tienen por qué hacerlo, lo que constituye la solución a los problemas de la superpoblación y del hambre en el mundo.

Premios IG Nobel Ellen Greve
Ellen Greve

2002: A Vicki L. Silvers y David S. Kreiner, por su informe “Los efectos de un subrayado inapropiado preexistente en la comprensión de lectura”.

2003: A John Trinkaus por su meticulosa recolección de más de 80 artículos académicos sobre temas que le desagradaban, como “Porcentaje de jóvenes con la gorra de béisbol con la visera hacia atrás”, “Porcentaje de peatones con deportivas totalmente blancas” o “Porcentaje de nadadores según la profundidad de la zona de la piscina”.

2006: A Daniel Oppenheimer por su informe “Sobre la consecuencia de usar palabras largas innecesariamente”.

2008: A David Sims por su estudio “Hijo de puta: una exploración narrativa de la experiencia de la indignación dentro de las organizaciones”.

2012: A la Oficina General de Contabilidad del Gobierno de EE. UU. por sacar un informe acerca de informes que recomiendan la preparación de un informe.

2015: A Mark Dingemanse, Francisco Torreira, y Nick J. Enfield, por descubrir que la palabra “eh” (y todos sus equivalentes) parece existir en todos los idiomas humanos y por no estar muy seguros de por qué.

2016: A Fredrik Sjöberg, por su obra autobiográfica en tres volúmenes acerca de los placeres de coleccionar moscas que están muertas, y moscas que aún no están muertas.

2018: A Thea Blackler, Rafael Gomez, Vesna Popovic y M. Helen Thompson, por documentar que la mayoría de las personas que usan productos complicados no leen el manual de instrucciones.

Acústica

2006: Lynn Halpern (de la Universidad Brandeis y la Universidad de Northwestern), Randolph Blake (de la Universidad Vanderbilt y la Universidad de Northwestern), por sus experimentos acerca de por qué a la gente le desagrada el ruido de las uñas arañando una pizarra.

2020: Stephan Reber, Takeshi Nishimura, Judith Janisch, Mark Robertson, y Tecumseh Fitch por gastar bromas a un caimán chino hembra mientras se encontraba en una cámara hermética llena de aire enriquecido por helio.

Medicina

1992: A un grupo de científicos japoneses por su estudio «Elucidación de los compuestos químicos responsables del mal olor de los pies» y en particular por su conclusión de que «a la gente que cree que le huelen mal los pies, ciertamente le huelen mal, y a los que creen que no, no».

1993: A James F. Nolan, Thomas J. Stillwell, y John P. Sands, Jr., hombres médicos de la misericordia, por su doloroso reporte de investigación “Administración aguda del pene atrapado en una cremallera”.

1994: El galardón de este año se otorgó ex aequo a los siguientes ganadores: En primer lugar, al Paciente X, ex miembro de los marines de Estados Unidos, valiente víctima de una mordedura de la serpiente de cascabel que tenía como mascota, «por su determinación en insistir a sus auxiliadores para que le practicaran terapia de electroshock. Las pinzas de arranque de la batería del motor de su coche fueron conectadas a sus labios, y el motor acelerado hasta 3000 rpm durante 5 minutos».

Y en segundo lugar, a los doctores Richard C. Dart, del Centro de Toxicología de las Montañas Rocosas, y Richard A. Gustafson, del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Arizona, por su bien fundamentado informe médico titulado: «Fracaso del tratamiento por choque eléctrico en un paciente envenenado por serpiente de cascabel».

1995: A Marcia E. Buebel, David S. Shannahoff-Khalsa y Michael R. Boyle, “por su vigoroso estudio titulado El efecto de la respiración forzada por un solo agujero de la nariz sobre la capacidad cognitiva“.

1996: A James Johnston, de R.J. Reynolds, Joseph Taddeo, de U.S. Tobaccco, Andrew Tisch, de Lorillard, William Campbell, de Philip Morris, y el difunto Thomas E. Sandefur, Jr., presidente de Brown and Williamson Tobacco Co., por su informe científicamente irreprochable al Congreso de los Estados Unidos de que la nicotina no es adictiva.

2001: A Peter Barss de la Universidad McGill, por su impactante informe médico «Lesiones debidas a cocos que caen».

Caídas de cocos Premios IG Nobel

2002: A Chris McManus, por su exhaustivamente equilibrado informe, “Asimetría escrotal en hombres y Antiguas Esculturas”.

2004: Steven Stack de la Universidad Estatal de Wayne, Detroit, Míchigan, y James Gundlach de la Universidad de Auburn, Alabama, por su estudio “Los efectos de la música country en el suicidio”, que postula que este estilo musical es deprimente y suele tratar temas frecuentes en los suicidas como el desamor, el alcoholismo o el fracaso laboral.

2005: A Gregg A. Miller por inventar los Neuticles (testículos artificiales para perros, disponibles en tres tallas, y tres grados de firmeza).

Neuticles  Premios IG Nobel

2006: A Francis M. Fesmire, de la Universidad de Tennessee por su informe “Interrupción del hipo con un masaje rectal dactilar”.

2011: A un estudio dirigido por numerosos científicos que demuestra que las personas toman mejores decisiones sobre algunas cosas – pero peores decisiones en otros tipos de asuntos – cuando se ven fuertemente urgidos por la necesidad de orinar.

2012: A Emmanuel Ben-Soussan y Michel Antonietti por asesorar a médicos que realizan colonoscopias sobre cómo minimizar el riesgo de que sus pacientes exploten.

2016: A Christoph Helmchen, Carina Palzer, Thomas Münte, Silke Anders, y Andreas Sprenger, por descubrir que si uno siente comezón en el lado izquierdo del cuerpo, se puede aliviar viéndose en un espejo y rascando el lado derecho del cuerpo (y viceversa).

Ornitología

2006: Ivan R. Schwab, de la Universidad de California, Davis y Philip R. A. May de la Universidad de California, Los Ángeles por investigar y explicar por qué los pájaros carpinteros no sufren dolor de cabeza.

Tecnología visionaria

1993: Otorgado en conjunto, a Jay Schiffman, de Farmington Hills (Míchigan), «por ser el flamante inventor del Autovision, un dispositivo proyector de imágenes que permite conducir un coche y ver la televisión a la vez», y a las autoridades del estado de Michigan «por permitir el uso legal del aparato».

Nutrición

2007: Brian Wansink, de la Universidad Cornell, por estudiar el apetito de las personas, al darles un plato de sopa sin fondo cuyo contenido nunca se acababa.

2014: A un grupo de investigadoras españolas que descubrieron que los excrementos de bebes pueden servir como cultivo de potencial alimento probiótico, en el que proponen fabricar salchichas nutritivas con las heces de los niños recién nacidos.

2018: A James Cole, por calcular que la ingesta calórica de una dieta caníbal humana es significativamente menor que la ingesta calórica de otras dietas tradicionales con base en carne.

Psicología

1995: A Shigeru Watanabe, Junko Sakamoto y Masumi Wakita, de la Universidad de Keio, “por sus éxitos en el entrenamiento de palomas capaces de diferenciar entre las pinturas de Picasso y las de Monet”.

2004: Daniel Simons de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign y Christopher Chabris de la Universidad Harvard, por demostrar en los experimentos de su imprescindible trabajo “Gorilas entre nosotros”, que las personas que centran su atención en un partido de baloncesto dejan de percibir otras cosas del entorno, tales como un hombre que entra repentinamente golpeándose el pecho y disfrazado de gorila.

2012: Anita Eerlan y Rolf Zwaan (Países Bajos), junto con Tulio Guadalupe (Perú) por su estudio sobre cómo la Torre Eiffel parece más pequeña si se mira inclinándose uno a la izquierda.

Anatomía

2019: A dos científicos de la Universidad Paul Sabatier de Toulouse por determinar que el lado izquierdo del escroto de los carteros tiene la temperatura ligeramente superior a la del lado derecho.

Paz

1992: A Daryl Gates, «por sus métodos persuasivos únicos para hacer que la gente se reúna». (Daryl Gates era el jefe de policía de Los Ángeles cuando cuatro policias apalearon a Rodney King provocando una semana de amotinamiento popular en la ciudad).

1993: A la compañía Pepsi-Cola de Filipinas, productores de dulces esperanzas y sueños, «por organizar un concurso con premios millonarios y anunciar un número de ganadores equivocado, incitando a la revolución a 800.000 expectantes ganadores, y consiguiendo así unir bajo una sola causa a las múltiples facciones enfrentadas, por vez primera en la historia del país».

Pepsi, Filipinas, 349 Premios IG Nobel
Esta delirante historia ya la escribimos aquí: Pepsi, Filipinas y el número 349

1994: A John Hagelin, de la Maharishi University y el Institute of Science, Technology and Public Policy, promulgador de pensamientos pacifistas, «por su conclusión experimental de que la meditación trascendental simultánea de 4000 adeptos provocó una disminución de un 18 % en la incidencia de los crímenes violentos en Washington DC.

1995: Al Parlamento Nacional de Taiwán, “por demostrar que es preferible que los políticos se peleen a puñetazos y patadas entre ellos a que le declaren la guerra a otras naciones”.

Parlamento de Taiwan Premios IG Nobel
Sesión del parlamento de Taiwán de esta mañana. Da igual cuándo leas esto.

2001: A Viliumas Malinauskus, de Grutas, Lituania, por crear un parque de diversiones llamado El Mundo de Stalin.

Stalinworld Premios IG Nobel
Una familia, aparentemente normal, posando en Stalinworld

2004: A Daisuke Inoue, de Japón, por inventar el karaoke, que los organizadores consideran una manera totalmente nueva de enseñar a la gente a tolerar a los demás.

2007: Al Laboratorio de la Fuerza Aérea, en Dayton (Ohio), que sopesó la posibilidad de fabricar una Bomba gay para provocar la homosexualidad en el enemigo y con ello minar la moral y la disciplina de las tropas.

2011: Arturas Zuokas, alcalde de Vilna, Lituania, por demostrar que el problema del aparcamiento ilegal de los coches de lujo se puede resolver arrollándolos con un tanque.

Arturas Zuokas, alcalde de Vilna Premios IG Nobel
El alcalde poniendo en práctica su “experimento”

2013: A Alexander Lukashenko, presidente de Bielorrusia, por hacer ilegal aplaudir en público y a la Policía de Bielorrusia por arrestar a un hombre con un solo brazo por aplaudir.

(Sobre esta ridícula prohibición y sobre todo tipo de leyes absurdas y estrambóticas del mundo ya escribimos en su día este artículo).

Probabilidad

2013: Bert Tolkamp, Marie Haskell, Fritha Langford, David Roberts, y Colin Morgan por dos descubrimientos relacionados.

El primero, que cuanto más tiempo lleve una vaca tumbada más probable es que se levante pronto; el segundo, que en cuanto una vaca se levanta no puedes predecir fácilmente cuanto tardará en tumbarse de nuevo: «Are Cows More Likely to Lie Down the Longer They Stand?»

Premios IG Nobel de Química

1993: A James Campbell y Gaines Campbell, de Lookout Mountain (Tennessee), dedicados repartidores de fragancias, «por inventar las scent strips («tiras de aroma»), el odioso método que permite aplicar perfume a las páginas de las revistas».

1996: A George Goble, de la Universidad de Purdue, “por su impresionante récord mundial de encender barbacoas, establecido en tres segundos, empleando carbón y oxígeno líquido”.

2000: A Donatella Marazziti, Alessandra Rossi y Giovanni B. Cassano de la Universidad de Pisa, y Hagop S. Akiskal de la Universidad de California, por su descubrimiento de que, bioquímicamente, el amor romántico es indistinguible de los trastornos obsesivo-compulsivos.

2005: Edward Cussler de la Universidad de Minnesota y Brian Gettelfinger de las universidades de Minnesota y Wisconsin, por resolver la vieja pregunta científica: ¿Puede la gente nadar más rápidamente en jarabe o en agua?

2006: Antonio Mulet, José Javier Benedito y José Bon de la Universidad Politécnica de Valencia y Carmen Rosselló de la Universidad de las Islas Baleares por su estudio “Velocidad ultrasónica en el queso cheddar afectada por la temperatura”.

2007: La japonesa Mayu Yamamoto por su método para extraer esencia de vainilla de los excrementos de vaca.

2008: Los estadounidenses Sheree Umpierre, Joseph Hill y Deborah Anderson, por descubrir que la Coca-Cola es un espermicida efectivo y los taiwaneses C.Y. Hong, C.C. Shieh, P. Wu y B.N. Chiang, por descubrir justo lo contrario.

2011: Makoto Imai, Naoki Urushihata, Hideki Tanemura, Yukinobu Tajima, Hideaki Goto, Koichiro Mizoguchi y Junichi Murakami por determinar la densidad ideal del wasabi aerotransportado para despertar a los pasajeros dormidos en caso de incendio u otra emergencia y por aplicar este conocimiento en la invención de la alarma de wasabi.

La alarma de wasabi Premios IG Nobel
La alarma de wasabi

2016: Volkswagen, por resolver el problema de la contaminación excesiva por las emisiones de automóviles al producir, automática y electromecánicamente menos emisiones cuando dichos automóviles se someten a pruebas de emisiones.

Premios IG Nobel de Arte

1992: A Jim Knowlton, moderno hombre del renacimiento, por su póster de anatomía «penes del reino animal» que representa la anatomía comparativa de los penes del reino animal, y al Fondo Nacional para las Artes por animar al señor Knowlton a publicar el trabajo con ilustraciones en relieve.

1996: A Don Featherstone, de Fitchburg, Massachusetts, “por su invención ornamental revolucionaria, el flamenco rosa de plástico”.

Flamenco rosa de plástico Premios IG Nobel

2014: A investigadores italianos que midieron el dolor que sufre una persona al observar pinturas hermosas y feas, y que descubrieron que el dolor es más leve en personas que admiran obras de maestros como Sandro Botticelli o Tintoretto, mientras que el dolor suele ser más agudo al observar pinturas cubistas.

Premios IG Nobel de Arqueología

1992: A los Éclaireurs de Francia, un grupo de boy scout, apasionados limpiadores de grafitis, «por borrar las pinturas rupestres de la Cueva de Mayrière Supérieure, cerca de la ciudad francesa de Bruniquel».

Éclaireurs Premios IG Nobel
Éclaireurs, del latín “lumbreras”

2008: Astolfo Gomes de Mello Araujo y José Carlos Marcelino por descubrir hasta qué punto los armadillos pueden desordenar los restos en una excavación arqueológica.

2013: A Brian Cranddall y Peter Stahl por sancochar una musaraña muerta y luego tragársela sin masticar para luego examinar cuidadosamente todo lo expulsado en los días siguientes para así poder ver qué huesos se disuelven en el sistema digestivo humano y cuales no: «Human Digestive Effects on a Micromammalian Skeleton».

Premios IG Nobel de Física

1996: A Robert Matthews, de la Universidad de Aston, Inglaterra, “por sus estudios sobre la Ley de Murphy y, especialmente, por demostrar que las tostadas siempre caen al suelo por el lado de la mantequilla”.

1999: Compartido: Al Dr. Len Fisher, de Bath, Inglaterra, “por calcular la forma óptima de mojar una galleta”. Y al Prof. Jean-Marc Vanden-Broeck de la Universidad de East Anglia, Inglaterra, “por idear un método para fabricar teteras que no goteen”.

2000: A Andre Geim de la Universidad de Nimega (Países Bajos) y Sir Michael Berry de la Universidad de Bristol (Reino Unido), por usar imanes para hacer levitar a una rana y a un luchador de sumo.

2001: Adelqui Monroy y Jonathan Haro, de la Universidad de Los Ángeles de San Martín, por su solución parcial al problema de por qué las cortinas de ducha ondean hacia dentro.

2003: Jack Harvey, John Culvenor, Warren Payne, Steve Cowley, Michael Lawrance, David Stuart, y Robyn Williams de Australia por su estudio “Un análisis de las fuerzas necesarias para arrastrar una oveja sobre superficies diversas.

2004: Ramesh Balasubramaniam de la Universidad de Ottawa y Michael Turvey de la Universidad de Connecticut y el Laboratorio Haskins, por su profundo y sesudo estudio “Modos de coordinación en la dinámica multisegmental en el uso del Hoola-Hoop“.

2005: John Mainstone y Thomas Parnell de la Universidad de Queensland, Australia, por su paciencia en atender un experimento comenzado en 1927 sobre la viscosidad del alquitrán negro, en el cual una bola de alquitrán gotea una vez cada nueve años.

Experimento de la gota de  Premios IG Nobel
Observando concienzudamente el proyecto de su vida. Literalmente.

2006: Basile Audoly y Sebastien Neukirch de la Universidad de París por su estudio acerca de por qué los espaguetis secos tienden a quebrarse en más de dos pedazos.

2010: Lianne Parkin, Sheila Williams, y Patricia Priest de la Universidad de Otago, por demostrar que en las pistas formadas por las huellas humanas en la nieve, las personas patinan y sufren menos caídas si se ponen los calcetines por fuera de los zapatos.

2014: A un equipo de investigadores japoneses, que, científicamente, demostraron que pisar una cáscara de plátano aumenta la posibilidad de caerse.

2016: Gábor Horváth, Miklós Blahó, György Kriska, Ramón Hegedüs, Balázs Gerics, Róbert Farkas, Susanne Åkesson, Péter Malik, y Hansruedi Wildermuth, por descubrir por qué los caballos de pelo blanco son los más resistentes a los tábanos, y por qué las libélulas sienten una atracción fatal a las lápidas negras.


PUBLICACIÓN DE NUEVO ARTÍCULO EN

¡Suscríbete y sé el primero en enterarte!

Avísame por correo

Y SI QUIERES AYUDARNOS, APÓYANOS PARA PODER SEGUIR CRECIENDO








Fuentes: Annals of Improbable Research, Wikipedia y Harvard University



Productos relacionados con los Premios IG Nobel recomendados


The Ig Nobel Cookbook, volume 1
  • White, Corky (Author)

Producto en oferta
Ig Nobel Prizes 2: Why Chickens Prefer Beautiful Humans: v. 2
  • Used Book in Good Condition
  • Abrahams, Marc (Author)


BabyPod, Premio IG Nobel 2017

Babypod, dispositivo auditivo musical rosa para embarazadas que estimula el desarrollo neuronal del bebé en...
  • REPRODUCIR MÚSICA: Un bebé en el útero puede escuchar a partir de 16 semanas de gestación. Babypod le permite reproducir...
  • REGALO DE EMBARAZO PERFECTO PARA FAMILIARES Y AMIGOS: Celebre el nuevo bebé con un regalo para la mamá y otorgue a sus...
  • SEGURO: Este dispositivo es seguro para el bebé y la mamá, sencillo, fácil de colocar y de extraer y fabricado con...
  • CONECTARSE Y CREAR VÍNCULO CON EL BEBÉ: Use los auriculares incluidos para que usted o un ser querido puedan escuchar...
  • COMPATIBLE CON SPOTIFY: Compartir música, historias y listas de reproducción de nuestro canal de Spotify.

¡Síguenos en las redes!


Ceremonia entrega de los Premios IG Nobel 2020


Aviso legalPrivacidad Política de cookies / Copyright © 2021. Todos los derechos reservados/All rights reserved. / Contacto

Edición 2021/22



SI QUIERES AYUDARNOS, APÓYANOS PARA SEGUIR CRECIENDO




¿Te ha gustado este artículo?

Haz click para puntuar

Puntuación media 4.9 / 5. Recuento de votos: 199

¡Aún no ha votado nadie! Sé el primero en votar.

Última actualización el 2021-10-01 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.