El café de la historia - Emisoras numericas

Las enigmáticas estaciones numéricas

Autor: El café de la Historia

INICIO » EDAD CONTEMPORÁNEA » Las enigmáticas estaciones numéricas

Las emisoras de números

En el siguiente artículo les presentamos una reliquia de la Guerra Fría, una especie de truco analógico en un mundo digitalizado pero que, contra todo pronóstico, sigue operando a la vista de todo el mundo.

Emisiones de onda corta

Un aparato de radio convencional se suele dividir en tres bandas de espectro electromagnético: FM (Frecuencia modulada), OM (Onda media) y la Onda corta.

Esta última, a pesar de ser la más infinitamente débil de las tres, tiene una particularidad: sus ondas rebotan en la ionosfera y viajan por todo el planeta a distancias que a las otras dos les es físicamente imposible.

Funcionamiento de la onda corta

Si disponen de un aparato de radio con receptor de onda corta hagan la prueba: esperen a la noche para que esté más «limpio» el espectro, muevan el dial arriba y abajo y, con toda seguridad, más pronto que tarde, acabaran topándose con alguna emisora que les resultará tremendamente enigmática por el contenido de su emisión.

Este tipo de estaciones de radio podríamos clasificarlos en tres tipos dependiendo de lo que emitan; las emisoras de morse, las que emiten extraños sonidos e incluso en ocasiones inquietantes melodías, y las llamadas emisoras de números o estaciones numéricas.

Ejemplo de estación emisora de música y mensajes crípticos

Ejemplo de estación emisora de morse y códigos extraños

Ejemplos de estación numérica

Evidentemente, al común de los mortales todos estos mensajes transmitidos por estas emisoras que nadie sabe desde dónde emiten, quién emite, ni para quién emiten nos parecen algo incomprensible, pero desde los tiempos de la Guerra Fría se sospecha que son mensajes lanzados desde algún punto ignoto, por una entidad desconocida para un receptor en algún punto desconocido del mundo con fines de espionaje.

Y es que una de las máximas del espionaje es que los mayores secretos están a la vista de todos, y el caso que nos ocupa puede ser un ejemplo de manual de secreto a la vista de cualquiera que sintonice la radio.

Estas emisiones, ya de por sí muy curiosas tienen otra particularidad; sus horarios se ciñen a unas franjas muy concretas. Y precisas; suelen empezar a las horas en punto o a y media.

Muchas de estas emisiones siguen un patrón establecido: Primero suena un aviso o incluso en determinadas ocasiones una persona advirtiendo que la cosa comienza, y a continuación una voz que recita mecánicamente una letanía de números incomprensible y sin sentido para la inmensa mayoría.

Esta voz puede ser el de un hombre, una mujer, una voz robótica e impersonal y en algunas ocasiones, la voz de un niño.

Ejemplos de emisión con aviso inicial

Esta emisión es conocida entre los estudiosos como La rapsodia sueca

Y a esta se le denomina «Gong station«

¿Qué son las emisiones numéricas?

Pues directamente no se sabe. Los gobiernos nunca han dado información clara a lo largo de los años y, lógicamente, las teorías se han disparado en todas las direcciones imaginables.

Por ejemplo, puestos a divagar…

Un agente en un país extranjero sabe que a una determinada hora del día ha de sintonizar cierta frecuencia concreta del dial de su inofensivo y económico aparato de radio desde el anonimato, y va a recibir precisas instrucciones para realizar su cometido.

Sea cual sea este cometido.

Una vez ha recibido el mensaje y apagado el aparato de radio no hay forma humana de relacionar al receptor con el emisor.

El sistema de descifrado sólo lo conocen el emisor y el receptor aunque el más común -y efectivo- en estos casos suele ser el método conocido como Cifrado Ottendorf.

El cifrado Ottendorf 

El cifrado Ottendorf, también conocido como cifrado de libro, es un eficaz y simple sistema de descodificación ya utilizado en su día por el Duque de Wellington en la Guerra de la independencia española a principios del siglo XIX.

Se trata de comunicar una secuencia de números en las cuales el primero podría indicar la página, el segundo el párrafo, el tercero, la palabra en cuestión (hay múltiples combinaciones, al gusto del consumidor).

Luego es cuestión de poner en fila las palabras resultantes y ya está descodificado el mensaje en clave.

Lógicamente, receptor y emisor han de tener la misma novela, diccionario, revista de moda o la publicación que hayan pactado previamente.

Este sistema ha sido referenciado en novelas de autores tan consagrados como Graham Greene (El factor humano, 1978), John Le Carre (Un espía perfecto, 1986), Arthur Conan Doyle (El valle del terror, 1915) o Ken Follet (La clave está en Rebeca, 1980).

Puede que todo esto suene a divagación inspirada en películas de espías de la Guerra Fría, pero lo cierto es que estas emisiones llevan décadas inundando la onda corta del planeta, y no es menos cierto que a día de hoy se sabe apenas nada sobre sus propósitos, la ubicación de la estación emisora, qué organismo las gestiona, a quién van dirigidas…

Lo que sí es un hecho que refuerza la hipótesis del espionaje son las diferentes detenciones a lo largo de los años de espías infiltrados a los que se les ha encontrado un aparato de radio de onda corta y libretas de un solo uso con las claves de descifrado, como el caso del espía checo detenido en Londres en la década de los 80 que llevaba una doble vida perfectamente mimetizada en el entorno londinense, y que fue capturado porque su equipo empezó a fallar y las emisiones numéricas se escuchaban a altas horas de la noche en los aparatos de radio de los apartamentos de sus vecinos.

Otro caso que refuerza esta teoría es el de Ana Montes, una funcionaria de la Agencia de Defensa de los Estados Unidos que realmente era un topo del gobierno cubano.

Montes fue detenida en 2001 y se demostró que recibía las instrucciones a través de una emisora de onda corta que emitía desde La Habana.

Esta emisora, conocida como «Atención» lleva emitiendo décadas y sigue emitiendo a día de hoy sus secuencias numéricas.

Emisora Atención

Muestras de emisiones en diferentes idiomas

Estas fantasmales y misteriosas emisiones están en los más variados idiomas, incluso se han detectado locuciones en idiomas desconocidos. Les presentamos a continuación ejemplos en varios de los más comunes.

Emisión en ruso

Emisión en inglés

Emisión en español

Emisión en francés

Emisión en alemán

Emisión en chino

Emisión en checo

Emisión en húngaro

¿Qué son?

¿Qué significan?

Como ya hemos dicho, posiblemente nunca lo sepamos a ciencia cierta, pero lo que sí es seguro es que estas emisiones no son productos de la imaginación calenturienta de conspiranoicos desbocados.

Solo tienen que esperar a que se haga de noche y encender una radio de onda corta.

Los audios de este artículo están proceden de irdial.hyperreal.org

Producto en oferta

¡Suscríbete y sé el primero en enterarte!

¿Quieres recibir avisos de nuevas publicaciones?

📩 Únete a nuestra lista

Los artículos más leídos del último mes:


Entrada archivada en:



¿Qué quieres buscar?

¡Síguenos en redes!



El café de la Historia ha sido finalista en la edición 2021/22 de los Premios 20Blogs en la categoría «Ciencia«.

¡Gracias por vuestro apoyo!

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto