El café de la historia - el despiste de la tía Juana

El despiste de la tía Juana

Compartir es de sabi@s:
4.7
(10)

Estimated reading time: 2 minute(s)

El genial escritor irlandés Oscar Wilde contaba con frecuencia una anécdota de su tía Juana.

Su tía provenía de una familia aristocrática y, contaba Wilde, un día siendo ya una anciana de avanzada edad decidió dar una gran fiesta como despedida de este mundo.

La tal Juana vivía en una pequeña ciudad en la que todos la conocían e invitó hasta al último vecino a la fiesta en su casa. Se pasó semanas organizando el evento de manera febril, encargó los más lujosos manjares y para el baile contrató a la mejor orquesta de la zona.

Los músicos llegaron los primeros y les dijo:

  • Empezad a tocar cuando entre el primer invitado.

Pero eso no llegó a pasar porque el primer invitado no llegó a entrar nunca. Nadie acudió a su fiesta. Este desprecio llenó de amargura a la anciana. Tras una larga espera, invitó a cenar a los músicos y ella se sentó con ellos presidiendo la mesa. Y eso fue todo.

Una vez terminada la cena, en silencio, subió las escaleras hacia su cuarto a buscar un pañuelo en el que secarse las lágrimas y… allí, en el cajón, vio que estaban todas las invitaciones para el baile. Y entonces se dio cuenta que, por un imperdonable olvido, no las había echado al correo.

Oscar Wilde
Oscar Wilde

Fuente: Antología de Anécdotas: 3100 anécdotas de personajes extranjeros, de personajes españoles y anónimas. Noel Clarasó

Activar los avisos

Suscríbete y te avisamos cuando haya un artículo nuevo

¿Quieres suscribirte a nuestro boletín mensual?

Artículos relacionados

¿Te ha gustado este artículo?

Haz click para puntuar

Puntuación media 4.7 / 5. Recuento de votos: 10

¡Aún no ha votado nadie! Sé el primero en votar.

close

¿Quieres que te avisemos cada vez que publiquemos un nuevo artículo?

No te pierdas estos artículos: