El café de la historia - El Faraón Pepi II y las moscas

Pepi, el señor de las moscas

Compartir es de sabi@s:
4.7
(245)

Estimated reading time: 5 minute(s)

El faraón Pepi y su cruzada contra las moscas

Largas y prósperas vidas, homosexualidad, enanos negros, espías y muchas moscas, en el artículo de hoy dedicado a Pepi II, faraón cuyo reinado fue uno de los más largos de la historia.

La única manera de hacer bien tu trabajo es amando lo que haces, Steve Jobs.

Claro que si usted es dealer en Fabrik, vigilante de la zona azul, maquillador de cadáveres o agente de policía en Tijuana, el aforismo del gurú tecnológico no le reconfortará en absoluto. Bastante tendrá con acabar su jornada laboral con los menos incidentes posibles, además de pasarse la vida toreando preguntas incómodas acerca de su profesión a base de vaporosas evasivas con las que salir del charco.

Si es de los que siente que su profesión no es motivo de orgullo, dé gracias a que no le ha tocado ser esclavo durante la época de la VI dinastía del Imperio Antiguo egipcio. Más concretamente en el lejanísimo siglo XXI A.C., bajo el reinado de Neferkara Pepy, también conocido con el más cuqui nombre de Pepi II.

El reinado del faraón Pepi

Pepi II protagonizó uno de los reinados más largos de toda la historia de Egipto ya que fue nombrado faraón a los seis años y vivió casi hasta los cien en una época en que la edad media rondaba los treinta años, y morir con más de cincuenta era considerado un hecho casi insólito.

Al comienzo de su reinado, una expedición a tierras del sur le trajo como obsequio unos pigmeos que al niño faraón le fascinaron. Desde ese momento, un nutrido grupo de pigmeos traídos contra su voluntad a Egipto ejercían de bufones en su palacio. Incluso hubo uno al que le tenía especial cariño y era considerado su favorito del que no se separaba nunca, hasta el punto que en la mayoría de las estatuas del faraón que se conservan aparece Pepi II con el pigmeo en su regazo.

Estautua de Pepi II y un pigmeo
Pepi, Luci y Bom y otros pigmeos del montón

Otra de las características de nuestro protagonista es que era abiertamente homosexual y así ha quedado reflejado en un papiro en el que describe su affair con un general de su ejército. En dicho papiro se explica una interesante historia:

La faraona-madre, Ankhensespepi II, contrató a un espía llamado Teti para que la tuviera informada de los pasos de su hijo. Cierto día el espía vio salir furtivamente de palacio a Pepi, de noche y sin escolta, y lo sigue hasta la casa del general Sasenet. Una vez allí el faraón arroja una piedra y al momento le lanzan una escalera por donde trepa.

El papiro continúa con más detalles del encuentro: “Cuando su persona divina había hecho lo que quería con el general, regresó al palacio«. El espía prosigue con su informe dejando constancia que Pepi fue a la casa del general «en la cuarta hora de la noche y pasó cuatro horas allí«.

Llegados a este punto ya sabemos que Pepi fue el primer jefe de estado (además de máxima autoridad religiosa) acreditadamente homosexual, que gozó de una largísima vida, y que tenía una querencia enfermiza por los pigmeos. Pero ha pasado a la historia por otro asunto totalmente diferente:

Pintura egipcia
Shhh.. Shhh.. !Chaval! ¿Nos hacemos unas pajillas?

Lo que más le molestaba al faraón Pepi, eran las moscas y en su cruzada contra el fastidioso insecto se le ocurrió una idea que no dudó en poner en práctica.

A falta de limón y clavo y de los miles de años que quedaban para la invención de las socorridas bolsas de plástico llenas de agua, ordenó que varios esclavos desnudos fueran bañados por completo en miel y estuviesen siempre a su lado a modo de escolta. En las estancias donde el faraón podía entrar también había uno y así las moscas, atraídas por el pobre esclavo, dejaban en paz al faraón. Todo un campeón.

Un sistema tan humillante para los esclavos como efectivo para su amo.

De acuerdo que el nombre de Pepi no infunde el respeto que inspiran otros nombres de faraón más rotundos como Amenophis, Keops o Akenathón, pero nadie le puede arrebatar el mérito de ser un pionero en tres campos: la liberación sexual, la desinsectación y en la denigración y humillación de sus semejantes.

¿Quieres suscribirte a nuestro boletín mensual?

Activar los avisos

Suscríbete y te avisamos cuando haya un artículo nuevo

¡Visita nuestra tienda con las mejores camisetas históricas de todos los tiempos!

Bestseller No. 1
Mujer Ancient Egypt Egyptian God Horus Kemetic Heru ANKH Camiseta Cuello V
  • This brand is for fans of: Egypt, ancient Egypt, Egyptian, mystical, vintage, pyramid, pyramids, sky, moon, sun, stars,...
  • Ligero, Encaje clasico, manga de doble puntada y bastilla baja
Bestseller No. 2
Egypt Vacation Pharaoh Pyramids Sphinx Egyptian Costume Gift Camiseta
  • For everyone who loves great pharaoh sphinx art designs. This is for fans of Egypt and a great souvenir for travel, vacation...
  • Perfect to wear it if you go on vacation to Egypt or gift it to your friends who love the egyptian culture and the pyramids.
  • Ligero, Encaje clasico, Manga de doble puntada y bastilla baja

¿Te ha gustado este artículo?

Haz click para puntuar

Puntuación media 4.7 / 5. Recuento de votos: 245

¡Aún no ha votado nadie! Sé el primero en votar.

close

¿Quieres que te avisemos cada vez que publiquemos un nuevo artículo?

No te pierdas estos artículos:

Última actualización el 2020-12-03 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

5 comentarios

  1. Caramba con el faraón, un ejemplo a no seguir.

  2. Con estos ojos he visto unas pinturas rupestres en Brasil en que una especie de indalo le exploraba la próstata a otro sin usar las manos. ¡Sólo el carbono 14 podrá dirimir quién se lleva la palma de la Protorreinona!

Los comentarios están cerrados.