El café de la historia - El primer semáforo del mundo

El primer semáforo del mundo

¡Compartir es de sabios!

4.9
(8)

El primer semáforo del mundo

En el centro de Londres, concretamente en el cruce de Bridge Street y Palace Yard, se instaló el primer semáforo. Ocurrió el 10 de diciembre de 1868.

En 1868, mucho antes de la invención y generalización del vehículo a motor, el abundante trasiego de coches de caballos provocaba un caos permanente en la ciudad de Londres y se buscó una solución que ayudara a los guardias de circulación a poner algo de orden en todo aquel desbarajuste.

Primer modelo de semáforo eléctrico y Garret Morgan, su inventor
Primer modelo de semáforo eléctrico y Garret Morgan, su inventor

Ese primer semáforo, en realidad, no era más que una simple lámpara de gas colgada en el extremo de una pértiga de acero de unos siete metros de largo. A un lado, una luz roja que significaba “parar“; al otro, una luz verde para “pasar“. Al pie del rudimentario semáforo bicolor, un agente policial, con la ayuda de una palanca, giraba la linterna en la dirección adecuada. Este interesante invento fue un fracaso ya que apenas un mes de su instalación, la lampara explotó hiriendo gravemente al policía.

Tras el incidente, hubo que esperar casi cincuenta años y la llegada masiva del vehículo a motor para ver aparecer los primeros semáforos tricolores eléctricos que hoy en día inundan nuestras ciudades.

¿Te ha gustado el artículo? ¡Suscríbete!

El café de la historia

¿Te ha gustado este artículo?

Haz click para puntuar

Puntuación media 4.9 / 5. Recuento de votos: 8

¡Aún no ha votado nadie! Sé el primero en votar.

close

¿Quieres que te avisemos cada vez que publiquemos un nuevo artículo?


¡Compartir es de sabios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.