El café de la historia - Refranes de San Blas

100 Refranes de San Blas

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE FIESTAS LITÚRGICAS » 100 Refranes de San Blas

Dichos y refranes sobre San Blas

  • Si hiela por San Blas, treinta días más.
  • Por San Blas coge la chaqueta y no vuelvas más.
  • San Blas cura la garganta al joven que come y no canta.
  • Por San Blas, empieza la viña a podar.
  • San Blas, ahoga ésta y ven a por más.
  • Por San Blas, horica más.
  • Por San Blas, tus ajos sembrarás.
  • Por San Blas, o rosco o pan.
  • Por San Blas, si ya no lo has sembrado, siembra tu ajar.
  • San Blas, cura esta garganta y vete a por más.
  • Por San Blas, una hora y más.
  • San Blas, degollete, que por salvar a uno, degolló a siete.
  • Por San Blas, una menos y otra más.
  • Por San Blas mira a la cigüeña con tu cara más risueña.
  • Por San Blas, el besugo atrás.
  • Por San Antón el besugo al montón y por San Blas déjalo atrás.
  • Por San Blas, la cigüeña verás, y si no mal andarás.
  • Para San Blas la hoguera verás.
  • Por San Blas, la cigüeña verás, malo si viene antes; peor si en los meses restantes.
  • Las avispas no vendrán si podas tu parra por San Blas.
  • Por San Blas, verás las cigüeñas volar y si no las vieres, año de nieves.
  • Como San Blas , que come y se va.
  • Por san Blas, las patatas sembrarás.
  • Por San Blas, dos horas más.
  • Por San Blas, la cigüeña verás y, si está cerca el verano, más temprano.

Más refranes de San Blas

  • Me vendiste la viña y el huerto, maldita sea tu cuerpo; me vendiste la viña y el olivar, empéñate San Blas.
  • Por San Blas, la cigüeña verás, y si no la vieres mal año de bienes. Si es blanca, triguera y si es negra cebadera.
  • San Blas, San Blas, que se ahoga este animal.
  • Por San Blas, prueba este rosco y cómprame más.
  • Si hiela en San Blas, cuarenta días más.
  • Por San Blas, la cigüeña verás, y si no la ves, mala señal es.
  • Por San Julián, si lo ves, creció el día un si es no es; por San Antonio, lleva un paso del demonio; por San Blas, tiene una hora más, y tira hasta San Matías, que empareja la noche con el día.
  • Candelaria a dos, San Blas a tres, adivina qué mes es.
  • Por San Blas, la patata temprana sembrarás.
  • Por San Blas la cigüeña verás y si no la ves mal año tendrás.
  • Por San Blas, injerta el ciruelo y el peral.
  • Por San Blas, la cigüeña verás.
  • Por San Blas, prende el hogar.
  • ¡San Blas bendito, que se ahoga el angelito!
  • San Blas y la Candelera echen el invierno fuera; si llueve o nieva, si no acá queda.
  • Por San Blas, siempre besugo atrás.
  • San Blas, ya comiste, ya te vas.
  • Mocitas a San Blas, que no hay fiesticas más.
  • Por San Blas, una hora de sol más.
  • Mira con cara risueña, por San Blas, a la cigüeña.
  • Por la Candelera, está el invierno fuera; pero si nieva por San Blas, treinta días más.
  • En llegando San Blas, pon pan y vino en la alforja, que día no faltará.
  • en San Blas, las papas sembrarás.
  • La Candelaria y San Blas, despediros mocitos, que ya no hay fiestas hasta carnaval.
  • Por San Antón dice el gallo a la gallina pon, pon, para San Blas ya pondrás.
  • El primero brigidero, el segundo candelero, el tercero San Blas, mocitos a San Blas que no vienen fiestas más, sólo viene Santa Águeda que todo lo arrebañará.
  • Hiela en las Candelas, treinta con ellas, hiela en San Blas, treinta más.
  • El primero hace día; el segundo Santa María; el tercero San Blas y Santa Águeda detrás.
  • Habló Blas, punto redondo.
  • En San Blas la cartera perderás.
  • Por San Blas, hora y media más.
  • En Santa María, una hora crece el día, en San Blas un paso nada mas, en San Antón, un paso de ratón.
  • Mocitas a San Blas, que fiestas no vienen más.
  • Con bendición de San Blas y agua de Santa Polonia, tendrás la garganta buena sin tenerte que ir a Roma.
  • Por San Blas, echa la brasa en el agua.
  • Buena paz, mal San Blas, buen San Blas, mala paz.
  • Por San Blas ajete, mete uno y sacarás siete.
  • A la ermita de San Blas, si vas a coger verbena, pedirás que la garganta el santo te ponga buena.
  • Como es San Blas, en Semana Santa y Carnaval.
  • Pa’ la Candelera a mayor nevera. Pa’ San Blas un palmo más. Pa’ Santa Aguedeta a nieve hasta a bragueta.
  • Por San Blas, el culo a tu gallina tentarás, y, si huevo no tiene, pronto lo tendrá.
  • Hacer como San Blas, que comió y ya se va.
  • En febrero, el primer día, San Ignacio es el que guía; el segundo Santa María, y después viene San Blas; y despedirse muchachas hasta carnaval.
  • San Blas encima y mi hija en cueros.
  • Adiós, Blas y que Dios te lo pague, ya que te vas.
  • Por San Blas la cigüeña verás, y si no la vieres mal año esperes.
  • Mocitas para San Blas que ya no hay fiestecitas más.
  • Por San Blas, la cigüeña verás, si no la vieres, año de nieves y si la vieres, año de bienes.
  • Blas, si por malvas vienes, mal vas.
  • Se xea o día de San Blas, vinte xeadas máis.
  • Al que tosa, ¡San Blas, San Blas!
  • Por San Blas, una hora menos y otra mas.
  • San Blas bendito, cúrame la garganta y el apetito.
  • Si vas a San Blas tráeme un san blasín, que no sea ni muy grande ni muy pequeñín.
  • Por San Blas, planta ajos y comerás.
  • Por San Blas, una horilla de más.
  • Por San Blas, higuera plantarás e higos comerás.
  • San Blas de Huete, por sanar uno, mato siete.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔽 ¿Aún no conoces la mayor recopilación de refranes de Internet? 🔽


¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto