El café de la historia - Refranes sobre la salud

100 Refranes sobre la salud

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES ESPAÑOLES » 100 Refranes sobre la salud

Dichos y refranes sobre la salud

  • Con salud lo hay todo, sin salud no hay nada.
  • La salud es un tesoro que vale más que el oro.
  • De enero a enero, tener buena salud y mucho dinero.
  • Si quieres vivir sano, anda una legua más por año.
  • Mente sana en cuerpo sano.
  • Come poco y cena más poco, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.
  • Tres eses hacen dichoso: ser santo, sano y sabio.
  • Quien quisiere vivir sano, coma poco y cene temprano.
  • Quien comió hasta enfermar, ayune hasta sanar.
  • La mesa pobre es madre de la salud rica.
  • Más vale prevenir que curar.
  • Comida de aldeanos, sin manteles, pero mucho y sano.
  • Quien salud no tiene, de todo bien carece.
  • Beber con medida, alarga la vida.
  • Mano lavada, salud bien guardada.
  • Bebe tras el caldo y vaya el médico al diablo.
  • Una manzana al día, de médico te ahorraría.
  • El vino alegra el ojo, limpia el diente, y sana el vientre.
  • Llagas hay que no curan, y toda la vida duran.
  • El agua hervida, alarga la vida.
  • Llaga incurable, vida miserable.
  • Quien bien caga y bien mea, no necesita que el médico le vea.
  • Salud, amor y hogar hacen el bienestar.
  • Agua caliente, salud para el vientre.
  • Sopa hervida y rebullida, alarga la vida.
  • Es gran parte de la salud conocer la enfermedad.
  • Hasta la salud quiere descanso.
  • Hasta que el hambre muere, de su salud no desespere.
  • Más vale sano que pagarle al cirujano.
  • Si salud tienes, hartos bienes.
  • Ni virtud en la juventud, ni en la vejez salud.

Más refranes sobre la salud

  • Llagas untadas, llagas aliviadas.
  • No hay cosa tan buena como la salud, ni tan mala como el ataúd.
  • La salud es la mayor riqueza.
  • Salud sin trabajo, campana sin badajo.
  • Agua sobre agua, ni cura ni lava.
  • No hay cosa más sana, que comer en ayunas una manzana.
  • Quien come con cordura, por su salud procura.
  • Ajo, cebolla y limón, y déjate de inyección.
  • Nadie quiere la salud más que el enfermo.
  • Para enfermedades de años, no hay medicina.
  • Entre salud y dinero, salud quiero.
  • No llames virtud a lo que te hace perder la salud.
  • Quien salud no tiene de todo bien carece.
  • Salud y bellaquería, son fuentes de alegría.
  • Hombre bien mantenido, si quiere estar sano, haga ejercicio.
  • Salud y alegría, belleza cría; atavío y afeite, cuesta dinero y miente.
  • Salud y alegre ánimo, a cualquier costo es barato.
  • Mala es la llaga que el romero no la sana.
  • ¿De qué te sirven tus bienes, si salud no tienes?
  • Más cura una dieta, que diez recetas.
  • La salud no está en el plato sino en el zapato.
  • Más mató la receta, que la escopeta.
  • La felicidad es: buena salud y mala memoria.
  • Salud es al enfermo la alegre cara del médico.
  • Calenturas de mayo, salud para todo el año.
  • La mejor medicina es la buena cocina.
  • Juventud sin salud, más amarga que senectud.
  • El corazón alegre, de salud es fuente.
  • Salud y dinero haya, que lo demás vale dos habas.
  • Para quien coma muchos manjares, no faltarán enfermedades.
  • Mucho dinero, poca virtud; poco dinero, mucha salud.
  • La alegría es gran medicina, pero no se vende en la botica.
  • A cualquier dolencia es remedio la paciencia.
  • No le quiere mal, quien le quita al viejo de cenar.
  • Dieta y no recetas y tendrás salud completa.
  • La salud no es conocida hasta que es perdida.
  • Come y caga fuerte, y no le tendrás miedo a la muerte.
  • Naranja agria en ayunas, salud segura.
  • La salud no tiene precio, y el que la arriesga es un necio.
  • Limpieza y sanidad son amigos de verdad.
  • En sana salud no se piensa en el ataúd.”
  • Sol y sal, preservan de todo mal.
  • Donde entra el aire y el sol, no entra el doctor.
  • Lo que quema, cura.
  • Deja a quien se está muriendo y acude a la que está pariendo.
  • No envejecen los años, sino las enfermedades, penas y trabajos.
  • Por comidas y cenas, y por rubias y morenas, están las sepulturas llenas.
  • Al que está enfermo, nada le sabe bueno.
  • El melón por la mañana es oro, al medio día plata y por la noche mata.
  • En prisión y enfermedad se conoce la amistad.
  • La primera riqueza es la salud.
  • El comer, a muchos mata, y la dieta, a muchos sana.
  • Bebe poco y come asaz, duerme en alto y vivirás.
  • Camisa que mucho se lava y cuerpo que mucho se cura, poco dura.
  • Cuando estamos sanos, todos tenemos buenos consejos para los enfermos.
  • Fumador empedernido, hombre carcomido.
  • Mal que no tiene cura, quererlo curar es locura.
  • El muy sano, de la primera, se va al camposanto.
  • La buena cocina, a la pobreza tiene por vecina.
  • Casi todos los hombres mueren de sus remedios, no de sus enfermedades.
  • Haz tu casa al solano, y vivirás sano.
  • Comida caliente y bebida fría, salud y alegría; comida fría y bebida caliente ¡Ay de mi vientre!
  • Lo que para el hígado es bueno, para el bazo es veneno.
  • Paga lo que debes, y sanarás del mal que tienes.
  • Come poco y cena temprano, si quieres llegar a anciano.
  • Juventud, salud, larga edad, continua enfermedad.
  • Como te curas, duras.
  • Hombre gordo y hombre enfermo, viene a ser lo mesmo.
  • En tu salud lo hallarás, si mal haces mal tendrás.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto