El café de la historia - Refranes sobre el otoño

100 refranes de otoño

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE LAS ESTACIONES DEL AÑO » 100 refranes de otoño

100 dichos y refranes sobre el otoño

  • Tras secos veranos, otoños tempranos.
  • Otoño presente, invierno en la acera de enfrente.
  • Otoñada segura, San Francisco la procura.
  • Violetas en primavera, buen otoño nos espera.
  • Tan malo es para los niños el verano, como el otoño para el anciano.
  • La mujer del viñadero, buen otoño y mal invierno.
  • Verano que dura, otoño asegura.
  • Otoño e invierno, malas estaciones para los viejos.
  • Otoño sin lluvia, seta escondida.
  • Sabemos del otoño cuando la hoja llega al moño.
  • Si en septiembre ves llover, el otoño seguro es.
  • Primavera seca, verano lluvioso y otoño desastroso.
  • Por San Martín, fuego a la castaña y mano al barril.
  • Si después de otoño seco llueve por Santa Bibiana, llueve cuarenta días y una semana.
  • Calabazas coloridas, en otoño recogidas.
  • Las guerras y las turmas de tierra engéndranse en otoño y paren en primavera.
  • Pájaros de otoño, gordos como tordos.
  • Por agosto, con las aguas primeras entra el otoño.
  • Para que la otoñada sea buena, por San Bartolomé las aguas primeras.
  • Si vieres el erizo cargado de madroños, ¿preguntarás cuándo entra el otoño?
  • Otoño lluvioso, año copioso.
  • En noviembre, como hace el uno, el dos y el tres, hace la mayor parte del mes.
  • En otoño y en invierno, tiemble el enfermo.
  • En otoño, la mano al moño.
  • Si en septiembre comienza a llover, otoño seguro es.
  • Cuando en septiembre acabes de vendimiar, ponte enseguida en octubre a sembrar.
  • Quien cava en noviembre, el tiempo pierde.
  • Por las calles de Levante, el diluvio y la inundación, hacen en otoño su aparición.
  • Mucha agua en la otoñada, poco trigo y menos cebada.
  • Otoño sereno, ventoso invierno.

Más refranes de otoño

  • Otoño todo guardado, en tu casa o en la de tu pariente.
  • Otoño entrante, uvas abundantes.
  • En invierno frío, en primavera flores, y en otoño caen las hojas de los árboles.
  • La otoñada verdadera, por San Mateo las aguas primeras.
  • Otoño entrante, barriga tirante.
  • Ni primavera sin golondrinas, ni despensa sin harina, ni dicha completa, ni otoño sin nevereta.
  • No hay primavera sin flores, ni verano sin calores, ni otoño sin racimos, ni inviernos sin nieves ni fríos.
  • Mucha flor en primavera, buen otoño nos espera.
  • El otoño verdadero, por San Miguel el primer aguacero.
  • El buen otoño, las primeras aguas por San Bartolo.
  • Noviembre caliente, mayo helado.
  • Castañas, nueces y vino, son la alegría de San Martín.
  • Castaña, la primera; y la nuez, la postrera.
  • Ni en invierno viñatero, ni en otoño sembrador, ni con nieve seas vaquero, ni de ruines seas señor.
  • Mañanicas de niebla, tardes de sol; en otoño qué poquita calor.
  • El agua que en el otoño corre, es la que te saca de pobre.
  • Más vale un instante en abril que todo un mes en otoño.
  • Marzo trae las hojas y noviembre las despoja.
  • En otoño, pan de ayer, vino de antaño y caldito a diario.
  • De lo hermoso, hermoso es el otoño.
  • Noviembre llovero y diciembre nevero.
  • Por San Andrés, el mosto vino es.
  • Agosto, con sus aguas primeras entra el otoño.
  • En las caricias de otoño se empieza en la cara y se acaba en el coño.
  • Septiembre, o lleva los puentes, o seca las fuentes.
  • Por Todos los Santos a mas tardar el trigo has de sembrar.
  • Castañas en cocción, en otoño e invierno: buena alimentación.
  • Cuando veas al erizo comiendo madroños, entrando está el otoño.
  • Cuando a las seis veas oscurecer, el otoño seguro es.
  • A sereno otoño, invierno ventoso.
  • En diciembre no hay valiente que no tiemble.
  • Las flores de la primavera son los frutos del otoño.
  • Calenturas otoñales, o muy largas o mortales.
  • Por diciembre la tierra se duerme.
  • Amanece y oscurece a las ocho cuando llega el otoño y madura el madroño.
  • En diciembre día templado, es que viene solapado.
  • En octubre, no molesta la lumbre.
  • En noviembre el frío vuelve.
  • Por San Martino el invierno viene de camino; y aunque venga retrasado, Por San Andrés ya ha llegado.
  • En otoño, lo malo al moño.
  • Noviembre, si las flores dan, coge el azafrán.
  • De Todos los santos a Navidad o bien llover o bien helar.
  • En el día de difuntos, memoria y frio van juntos.
  • San Andrés, agua o nieve ha de traer.
  • Las frutas de otoño, en el bosque las recojo.
  • Otoño en Castilla, es maravilla.
  • De San Martín en adelante ya no hay diablo que aguante.
  • Noviembre y enero tienen tempero.
  • En noviembre, haz la matanza y llena la panza.
  • Otoño largo, invierno cambiante.
  • Por San Mateo, tanto veo como no veo.
  • Octubre vinatero, padre del buen enero.
  • Puta primaveral, alcahueta otoñal, y beata invernal.
  • Verano marchando, otoño llegando, siempre lloviendo, las castañas cayendo.
  • Si fueras cura en invierno, torero en verano, sacristán en Cuaresma, recogedor de hoja en otoño, trabajarás todo el año.
  • Si octubre truena, da vientos con pocos mantenimientos.
  • En noviembre, el enfermo que no se agarra, cae con la hoja de la parra.
  • Por San Mateo, prepara la leña que llega el otoño.
  • La huerta de otoño mantiene a su dueño.
  • Cuando canta el tordo, fuera el otoño.
  • Por San Augusto, el labrador pasa el susto.
  • El otoño es el silencio antes del invierno.
  • Sembrar en noviembre y barbechar en diciembre.
  • Otoñada mala, más vale tardía que temprana.
  • Si no siembras en primavera, no recolectarás en otoño.
  • El vareo de San Andrés, mucha aceituna deja caer.
  • Llegado San Mateo, siembra el tonto y el cuerdo.
  • La fiebre que viene en otoño o es muy larga o nos mata.
  • Agua de octubre, las mejores frutas pudre.
  • Otoño caliente lleva al demonio en el vientre.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto