El café de la historia - Refranes de familia

100 Refranes sobre la familia

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE FAMILIA » 100 Refranes sobre la familia

Dichos y refranes sobre la familia

  • Una madre y una hija, caben en una botija, una suegra y una nuera, se estorban en una era.
  • Éramos pocos y parió la abuela.
  • Quien de los suyos se separa, Dios le desampara.
  • Honra merece quien a su casta se parece.
  • A casa de tu hermano, no irás cada verano.
  • Tres, familia es.
  • Un hermano es un hermano, una cuñada no es nada, y si se muere el hermano, la parentela se acaba.
  • Los hijos son la riqueza del pobre.
  • Dicen y decimos, que más vale un hermano, que diez primos.
  • Entre suegra y cuñado, sale el nieto abogado.
  • Cuál el cuervo, tal su huevo.
  • Entre los parientes y el sol, cuanto más lejos, mejor.
  • A la prima se le arrima y si es prima hermana, con más gana.
  • Pariente que no me luzca, un rayo que lo desmenuzca.
  • Lo que con tus padres hagas, con tus hijos lo pagas.
  • Familia, la sagrada, y en la pared colgada.
  • Si quieres con tu familia reñir, echa algo a repartir.
  • Quien no ama a sus parientes, deberían romperles los dientes.
  • Brasa trae en el seno, la que cría hijo ajeno.
  • Buena vida, padre y madre olvida.
  • Quien no cree en buena madre, creerá en mala madrastra.
  • Yernos y nueras, en las afueras.
  • Con la familia comer y beber pero no comprar y vender.
  • De mi madre segura, de mi padre está en duda.
  • Parientes y trastos viejos, pocos y lejos.
  • Nada mejor en la vida que una familia unida.
  • Cuando el amo es juglar, la familia es bailadora.
  • No hay guerra más hiriente, que la de entre hermanos y parientes.

Más refranes de la familia

  • Casa reñida, casa regida.
  • La ropa sucia se lava en casa.
  • De casta le viene al galgo el ser rabilargo.
  • La sangre, tira.
  • Casamiento de parientes, tienen mil inconvenientes.
  • Riñas de sobrinas con tías, riñas de arpías, riñas de suegras con nueras, riñas de fieras.
  • Ira de hermanos, ira de diablos.
  • De tus hijos solo esperes, lo que con tus padres hicieres.
  • Enemistad entre parientes, dura largamente.
  • Por donde salta la cabra, salta la que mama.
  • De buena casa, buena brasa.
  • La nuera barre, para que la suegra no ladre.
  • Aquella es bien casada, que no tiene suegra ni cuñada.
  • Dos mujeres en el mismo hogar, se hablan bien pero se quieren mal.
  • Madre no hay más que una.
  • Saco de yerno, nunca es lleno.
  • De padres cantores, hijos jilgueros.
  • Madre e hija caben en una camisa, suegra y nuera ni dentro ni fuera.
  • Suegra y nuera, perro y gato, no comen en el mismo plato.
  • Bien me quiere mi suegra, si de mi mal no se alegra.
  • Amor de madre, que todo lo demás es aire.
  • Si quieres que tu suegra te quiera, ten dinero en la cartera.
  • Año y vida aumentan familia.
  • Como hoy a tu suegra ves, verás al cabo a tu mujer.
  • Entre suegra y nuera, no hay una hora buena.
  • Los hijos a las madres y las hijas a los padres.
  • No tengas deudas con ausentes, ni cuentas con parientes.
  • El casado casa quiere.
  • Este es mi tío, que quiere el bien mío, y quien no lo quiere, no es mi pariente.
  • De tal palo, tal astilla.
  • Quien tiene padrinos, se bautiza.
  • A la hija muda su madre la entiende.
  • Acuérdate, suegra, de que fuiste nuera.
  • Hijos de mis hijas, nietos de mi corazón, hijos de mis hijos, no se si son o no son.
  • A la mujer y a la suegra, cuerda.
  • Casa sin hijos, higuera sin higos.
  • Visita a tu tía, más no cada día.
  • Los padres todo lo deben a sus hijos.
  • Lo que habrías de dejar a sobrinos, cómetelo en jamón y bébetelo en vino.
  • Llámame tío, pero no cuentes con nada mío.
  • A quien Dios no le dio hijos, el diablo le dio sobrinos.
  • Quien no sabe de abuelo, no sabe de bueno.
  • Entre padres y hermanos, no metas las manos.
  • A casa de tu hermana, una vez a la semana.
  • Casa de padre, viña de abuelo, y olivar de bisabuelo.
  • La familia te lleva a la peña pero no te despeña.
  • Un trabajador, un rico, un holgazán y un pordiosero, retratos son de padre, hijo, nieto y bisnieto.
  • Humo de hogar no empaña el cielo.
  • Tío que no da, ni es tío, ni es ná.
  • Creiques y penseques, familia de tonteques.
  • Martes, ni te cases ni te embarques ni de tu familia te apartes.
  • De cuñados y perros bermejos, vive lejos.
  • Mesa bien puesta, familia contenta.
  • Un buen yerno, un hijo más, un mal yerno, una hija menos.
  • La olla de familia rica, nunca chica.
  • Hijos tienes, nueras tendrás, cuando te descuides, en la calle te verás.
  • A padre ahorrador, hijo gastador.
  • Quien compra al amigo o al pariente, compra caro y queda doliente.
  • Dichosa la rama que al tronco sale.
  • Más vale buena amistad, que ruin parentesco.
  • Madre que no cría, no es madre, que es tía.
  • Refranes de los abuelos, breve evangelio.
  • No hay padre ni madre a quien sus hijos parezcan feos.
  • Yernos y nueras a cien leguas, hermanos y hermanas a cien varas.
  • Según el padre quien fuera, sacará el hijo carrera.
  • Suegra, abogado y doctor, cuanto más lejos mejor.
  • El verdadero hogar es donde uno tiene a los suyos.
  • Enemistad entre parientes, pasa a los descendientes.
  • El opulento, tiene de parientes un ciento.
  • Quien a los suyos menosprecia, a sí mismo se desprecia.
  • Cuando de casa estamos lejanos, más la recordamos.
  • El que al hijo consiente, va engordando a la serpiente.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto