El café de la historia - Refranes de La Alcarria

Refranes de La Alcarria

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES ESPAÑOLES » Refranes de La Alcarria

Dichos, refranes y proverbios de La Alcarria

  • Alocén, muchos lo ven y pocos entran en él.
  • En Villar del Olmo, tengo la dama: ¿cómo quieres que vaya a Carabaña?
  • Caspueñas y Gajanejos, buena tierra de conejos.
  • Hasta San Antón Pascuas son y, si las quieres alargar, hasta la Virgen de la Paz.
  • Si vas a Driebes, pan lleves y cama en que dormir, y si no, no has de ir.
  • Chinchón: anís, plaza y mesón.
  • Los perros de Zorita, pocos y mal avenidos.
  • Viva Fuentes que es mi pueblo, San Agustín el patrón, y la Virgen de la Alcarria, que es el capullo mejor.
  • Pan de Marchamalo, vino de Yunquera y carne de la Alcarria, hasta que me muera.
  • Carabaña y Orusco, Tielmes, Perales, en quitando la iglesia cuatro corrales.
  • Fuentelviejo, mal estás y peor te dejo.
  • Quien con pan sueña, con hambre se levanta.
  • En Guadalajara, mucho mantel y poca tajada.
  • Si no quieres que se sepa, no lo digas.
  • Argandilla, Argandilla, Arganda, Arganda: el mayor hurtapanes que hay en España.
  • Vega por vega de Hita a Talavera.
  • En Miralrío, mucha agua y poco vino.
  • En Peñalver, de una libra hacen diez.
  • Hidalgos de Guadalajara prometen mucho y no dan nada.
  • Cigarro, puro, melón, y mujer; más vale acertar que escoger.
  • Carabaña, la gloria, y Ambite el cielo: no pases por Orusco, que es el infierno.
  • Aire de arriba y nublado de abajo llenan el navajo.
  • Agosto, frío en rostro.
  • Arganda mía -dicen los argandeños-, Arganda mía. Y yo digo: ¡Carabaña del alma mía!
  • Van los alhondigueños todos en ala a matar la ballena y era una albarda.
  • En llegando la feria de Tendilla, deja tu casa y vente a la mía.
  • En junio, quemó la vieja el pescuño.
  • En Morata, el que lo siega lo ata.
  • Los canes de Zorita, cuando no tenían a quién, unos a otros se mordían.
  • Marzo ventoso y abril lluvioso sacan a mayo florido y hermoso.
  • Quien quiera vivir sano, pase en Trijueque el verano.

📌 Más refranes de La Alcarria 📌

  • Cuando vayas a Brea, pon la capa donde la veas.
  • Carabaña, legaña: Ambite, peste: nos iremos a Orusco que hay mejor gente.
  • La luna de octubre, siete lunas cubre.
  • Mujer de Fraguas y burro de Hita, ¡quita!…¡quita!
  • Agua por San Juan, quita vino y no da pan.
  • A los de Guadalajara, ni mirarles a la cara.
  • Marzo, marzueco, déjame este borrego para mureco.
  • De Zorita, ni mujer ni borrica.
  • Como el gaitero de Arganda, que le daban uno porque comenzase y ciento porque acabase.
  • Carabaña, legaña, Perales, peste, Morata es pequeñito, pero con leche.
  • Una cabeza sin memoria es como una plaza sin guarnición.
  • En Morata, cada uno fuma de su petaca.
  • En Chinchón hay una moza que se tiene por formal, y a las puertas de la villa ha perdido el delantal.
  • Fuentelviejo se quema y Armuña arde y los de Tendilla dicen que no se apague.
  • Si hay arreboles, por la mañana soles.
  • En la Olmeda, los ratones; y en Imón, los juguetones.
  • En enero, se hiela el agua en el puchero.
  • De Colmenar, ni el pan, y si puede ser, ni la mujer.
  • Las Tetas de Viana, muchos las ven y ninguno las mama.
  • Si pasas por Tendilla sin murmurarte, pasarás el infierno sin abrasarte.
  • Para rica miel, La Alcarria, la Sierra para pinares, y para abundantes frutos, la Campiña del Henares.
  • En Fuentenovilla, canta la abubilla.
  • En Irueste, Ruguilla y en Peñalver fabrican las abejas la rica miel.
  • El tren de Arganda, que pita más que anda.
  • La Salceda está en Tendilla, el Madroñal en Auñon, la del Peral está en Budia y la Esperanza en Durón.
  • Mujer agraviada, no hay peor espada.
  • El Nuevo Baztán tiene tres torres, y por eso te llaman engañapobres.
  • En Atienza, cada uno de sí piensa.
  • De Carabaña a Estremera, tres leguas por carretera.
  • Cuando el cerro de Hita tiene montera, llueve aunque Dios no quiera.
  • La mujer y el vino sacan al hombre de tino.
  • Chinchón, chinchonete, mataron a Cristo, por un ajete.
  • Quien a Guadalajara vino y no trató en vino, ¿a qué vino?
  • En Sayatón, en cada casa un ladrón; en casa del alcalde, los hijos y el padre; en casa del alguacil, hasta el candil.
  • A Huete, míralo y vete.
  • A la pereza le sigue la pobreza.
  • Para brutos en La Alcarria, para zafios en la Sierra, para tontos la Campiña, porque no hay listos en ella.
  • En Imón gente alegreta, aunque no haya una peseta.
  • No he visto gente más bruta que la gente de Alcocer que echaron el Cristo al río por que no quiso llover.
  • Romanones, los cuquillos, Fuentelviejo, los ahumados, en Horche los cabezudos y en Tendilla, encenagados.
  • A los tontos de Carabaña, se los engaña con una caña, menos a mí que soy de aquí.
  • Moratilla de los Meleros, pocos y puñeteros.
  • Si alguna vez estoy malo y quieres que no me muera, dame pan de Marchamalo y vinillo de Yunquera.
  • Santorcaz y Los Santos, Corpa y Almendros de estos cuatro lugares, ninguno quiero.
  • Valdeavellano en un llano, Atanzón en una cuesta, Caspueñas en un barranco, Fuentes en una ladera.
  • Si pasas por Perales pasa ligero, pa que no te jeringuen los jeringueros.
  • Maldición que te cueste: Dios te dé viña en Cuenca, mujer fuerte y pleito en Huete.
  • En el Baztán, señores, las hay hermosas; las tinajas de vino que no las mozas.
  • Hidalgo de Brihuega, ni paga ni niega.
  • Miedes corral de bueyes, Romanillos, corral de novillos.
  • De Morata de Tajuña, ni mujer, ni mula, ni gata.
  • Al pueblo de Colmenar le tengo que subir al cielo y le tengo que bajar con rosquillas y buñuelos.
  • De Chinchón, porra y preguntón.
  • Brea, un pie dentro y otro fuera.
  • Los de Guadalajara, o mucho gusto, o nada, nada.
  • El herrero de Arganda, que él se lo fuella, y él se lo macha, y él se lo lleva a vender a la plaza.
  • Campanas las de Buendía, torre la de Sacedón, iglesia la de Pareja, y retablo el de Chillarón.
  • De Arganda y con serón, ladrón.
  • Para tomates Jadraque, para vino Montarrón, y para mujeres bonitas, en Valverde de Ocejón.
  • Verdelpino pepinos, Huete cebollas, y Carrascosa garbanzos para las ollas.
Miel de la Alcarria multifloral de 1KG . Miel con Certificación de Denominación de Origen Protegida. Una miel...
  • La miel es una excelente fuente de energía al poder ser asimilados sus componentes directamente por el organismo
  • La Miel de La Alcarria producida y envasada en la comarca natural de La Alcarria en las provincias de Guadalajara y Cuenca
  • La Miel de La Alcarria es exclusivamente de néctar floral y su consistencia puede ser fluida, viscosa o cristalizada.


ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔽 ¿Aún no conoces la mayor recopilación de refranes de Internet? 🔽


¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto