El café de la historia - Refranes uruguayos

Refranes y dichos de Uruguay

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES AMERICANOS » Refranes y dichos de Uruguay

Dichos y refranes de Uruguay

  • De a uno come la gallina y se llena.
  • El que quiera pescado que se moje el culo.
  • Cuando te veo me meo, y a la revuelta me cago, mira el caso que de ti hago.
  • Hombre de baños, hombre de pocos años.
  • No por mucho madrugar amanece mas temprano.
  • En el comer y el cantar, todo es empezar.
  • A llorar al cuartito.
  • El que a su padre parece honra merece.
  • Para mentir y para hervir leche hay que tener memoria.
  • No la hagas y no la temas.
  • Al mal tiempo buena cara.
  • El que roba a un ladrón tiene cien años de perdón.
  • Dios aprieta pero no ahorca.
  • Más vale malo conocido que bueno por conocer.
  • Por la plata baila el mono.
  • El que a hierro mata a hierro muere.
  • Del dicho al hecho, hay un gran trecho.
  • Hijo de tigre bicho overo.
  • El que se viste de prestado en la calle lo desnudan.
  • Para muestra basta un botón.
  • Sarna con gusto no pica.
  • Una golondrina no hace verano.
  • Dios los cría y ellos se juntan.
  • Mucho trae el que a casa viene, pero más el que la casa mantiene.
  • No te cases con un viudo, no vayas a criar pollos que otra gallina dejó.
  • Vale más vergüenza en cara que dolor de corazón.
  • Todo bicho que camina va a parar al asador.
  • En casa de herrero cuchillo de palo.
  • A caballo regalado, no se le miran los dientes.
  • Mucho te quiero perrito, pero pan poquito.
  • Parientes y trastos viejos, pocos y lejos.
  • Cuando una puerta se cierra, doscientas se abren.
  • Tira mas pelo de concha que yunta de bueyes.

Más dichos uruguayos

  • Nadie nace sabiendo.
  • Yerba mala nunca muere.
  • No plantes uvas en el camino, todo aquel que pase cortará un racimo.
  • Cuando un burro habla, el otro para la oreja.
  • El que mucho habla poco acierta.
  • Cortita y al pie.
  • Enfermo que come no muere.
  • Difícil que el chancho chifle.
  • Quien a nadie hace daño no pasa mal año.
  • Dios le da pan al que no tiene dientes.
  • Lo que es moda no incomoda.
  • El haragán trabaja el doble.
  • Quien gasta lo que tiene a pedir viene.
  • Entre bomberos nos vamos a pisar la manguera.
  • El perro no se mira la cola.
  • A creer se va a la iglesia.
  • Entre bueyes no hay cornada.
  • El que nace para medio, nunca llega a real entero.
  • Jamás se para a cantar a un árbol que no da flor.
  • El que nace para pito no llega a trompeta.
  • Una naranja podrida pudre un ciento.
  • Dame pan y dime tonto.
  • A papa mono, con bananas verdes no.
  • Pan con pan, comida de tontos.
  • En época de guerra, cualquier agujero es trinchera.
  • Hombre pequeñín, embustero y bailarín.
  • Al que madruga Dios lo ayuda.
  • Para las cuestas arriba quiero mi burro, que las cuestas abajo yo me las subo.
  • Éramos pocos y parió la abuela.
  • El que se junta con un cojo, al cabo del año, cojo y medio.
  • Al pan pan y al vino vino.
  • Los hijos de mis hijas, nietos míos son, los de mis hijos, lo son o no lo son.
  • En boca cerrada no entran moscas.
  • Por un perro que maté, mataperros me llamaron.
  • Cada cual hace de su culo un pito.
  • El que se acuesta con vino, con agua se desayuna.
  • La mentira tiene patas cortas.
  • Carne de burro no es transparente.
  • El que siembra vientos, recoge tempestades.
  • Lechuza vieja no entra en cueva de zorro.
  • Cayó piedra sin llover.
  • Árbol que nace torcido jamás su tronco endereza.
  • Los mexicanos descienden de los aztecas, los peruanos de los incas y los uruguayos de los barcos.
  • Perro que ladra no muerde.
  • Ojos que no ven, corazón que no siente.
  • No apure caballo flaco en cuesta arriba.
  • El que no quiera polvo, que no se arrime a la era.
  • Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.
  • Las cuentas claras conservan la amistad.
  • Agua que va río abajo atrás no puede volver.
  • No le pidas peras al olmo.
  • La corteza guarda al árbol.
  • El que come espárragos, bebe cerveza y besa una vieja … ni come, ni bebe, ni besa.
  • Chiflar y comer gofio, imposible.
  • Tanto va el cántaro a la fuente, que al final se rompe.
  • Chocolate por la noticia, y mermelada por la pavada.
  • Hambre que espera hartura no es hambre pura.
  • El que se levanta tarde ni oye misa ni come carne.
  • Cómo será la laguna, que el chancho la cruza al trote.
  • Damas de muchos novios, se casan pocas y de tanto pensar se vuelven locas.
  • Pasó como en Fofana, se acabó el pan antes que las ganas.
  • Cuando la limosna es grande hasta el santo desconfía.
  • Agua que no has de beber déjala correr.
  • Enemigo que huye, puente de plata.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto