El café de la historia - Refranes de tomates

Refranes de tomates

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE ALIMENTOS » Refranes de tomates

Dichos y refranes sobre los tomates

  • Pimientos y tomates, compadres.
  • No hay mala cocinera con tomates a la vera.
  • En la sartén: tomate, cebolla y pimiento, qué bendito casamiento.
  • Tomates crudos con sal, excelente manjar.
  • El tomate hasta que se remate.
  • Para el verano te espero, pollo tomatero.
  • El tomate con el sol, adquiere dulzor.
  • Dios me dé en mi casa tomates y berenjenas, y no faisanes y salmones en la ajena.
  • El pimiento ha de ser verde, el tomate colorado, el pepino gordo y liso, y el higo, negro y rayado.
  • A todo le sienta bien el tomate, menos a las gachas y al chocolate.
  • Un poco de algo y mucho tomate y no habrá quien te mate.
  • ¡Estás rojo como un tomate!
  • Donde hay mucho ramaje, poco tomate.
  • En Liétor venden tomates, en Ayna venden brevas, en Bogarra, cañamones, y en Paterna, cebaera.
  • ¿Chocolate con tomate? ¡Qué disparate!
  • Las mozas de Castejón tienen el culo podrido, de comer tantos tomates y beber agua del río.
  • Con tomate y huevo, el almuerzo está hecho.
  • Con tomates no hay mala cocinera.
  • Vino con tomate, no es un disparate, y si este es frito, mejora tu vinico.
  • ¡Pareces un tomate morrón!
  • Para tomates Jadraque, para vino Montarrón, y para mujeres bonitas, en Valverde de Ocejón.
  • Si quieres tomates deja de plantar pimientos.
  • A la mejor cocinera, se le va un tomate entero.
  • Con tomates, mil manjares.
  • Tomates y pimientos, jamón de huerto.
  • ¡Aquí hay tomate!
  • El tomate es tan bueno, que le va bien hasta el chocolate.
  • Tomates y pimientos, buenos amigos y siempre revueltos.
  • Si serán buenos mozos los de La Herrera, que cogen los tomates con escalera.
  • El arroz con tomate y patata cocida, alargan la vida.

Más refranes sobre los tomates

  • Te pareces a las de Bayuela, que les gusta mucho el rin ran, porque pones el tomate y el pepino te lo dan.
  • Sal con tomate, jamón de pobre.
  • Niña, si quieres tomates ven conmigo al tomatal, que aunque no traigas dineros, sin tomates no te irás.
  • A todo le sienta bien el tomate.
  • Es difícil pensar en cualquier cosa menos en cosas agradables mientras se come un tomate de cosecha propia.
  • Prefiero en mi casa tomate o calabaza, que en la de otros becada de caza.
  • Habiendo tomates y huevos, sin comer no quedaremos.
  • Al finalizar la canícula, coge tus tomates para que no te los dañe el aire.
  • Las suegras son como la semilla del tomate, no sirven para nada pero ya vienen ahí.
  • Cien tomates, cien manjares.
  • Estar rojo como un tomate.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto