El café de la historia - Refranes de San Juan

100 refranes de San Juan

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE FIESTAS LITÚRGICAS » 100 refranes de San Juan

Dichos y refranes sobre San Juan

  • Por San Juan brevas, verdes o maduras, seguras.
  • El agua de San Juan quita vino y no da pan y la de San Pedro dan pan vino y carnero.
  • Relámpagos por San Juan, las castañas lo pagarán.
  • El viento que corre por San Juan, todo el año reinará.
  • San Juan legañoso, san Pedro regalado; san Pedro embrollado, san Juan regalado.
  • Por San Antonio nublado y por San Juan despejado.
  • Si a tu marido quieres matar, dale caracoles en el mes de San Juan.
  • En tres días la nieve se va: San Juan, San Pedro y San Jaime.
  • Cuando San Juan ha llegado, la primavera ha pasado.
  • San Juan trae el infierno, y San Andrés el invierno.
  • Por San Juan el calor nos amenaza y San Pedro nos echa de casa.
  • Sanjuanada venida, primavera ida.
  • Tarde o temprano, por San Juan es verano.
  • No te quites el gabán, hasta que llegue San Juan.
  • San Juan casero y San Pedro mocero.
  • A San Juan unos bien y otros mal.
  • Si san Antonio se presenta fresco y nublado, luego san Juan será caluroso y despejado.
  • Si quieres bien a tu galán, no le des coles por San Juan.
  • En febrero busca la sombra el perro; en marzo el perro y el amo; en abril el perro y el barril; en mayo de sueño me caigo y en San Juan no digo na.
  • ¿San Juan y San Pedro? Adiós, primavera.
  • Por san Antonio nublado y por san Juan despejado.
  • Si quieres buscar jornaleros, búscalos entre san Juan y san Pedro.
  • Por San Juan quemó la vieja el telar.
  • Por san Antonio se le amarra el moño, y por san Juan, al desván.

Más refranes de San Juan

  • San Juan amenaza y San Pedro echa de casa.
  • San Juan de los cuidados, cuando los mozos dejan a sus amos, y ellos toman nuevos criados.
  • San Antonio se enamoró de un cerdo, san Juan de un cordero, y yo de usted.
  • Por San Juan brevas, y por San Pedro las más buenas.
  • Por San Juan, los días comienzan a acortar.
  • No pidas agua a Lucía y a Simón ni sol a Antonio y a Juan, que ellos todo eso te darán.
  • De san Juan a san Pedro, el día es eterno.
  • El agua de San Juan quita aceite, vino y pan.
  • Entre San Pedro y San Juan las hierbas olores dan.
  • Un febrero chapucero, un marzo airoso, un abril lluvioso, un mayo pardo, un San Juan claro, valen mucho más que tu mula y tu carro.
  • Hasta San Juan todo vino es rabadán.
  • Entre San Juan y San Pedro, San Pelayo en medio.
  • Un enero helado, un febrero amoroso, un marzo airoso, un abril lluvioso, un mayo pardo, un San Juan claro, ya valen más que la mula y su carro.
  • San Juan de buena estrena, buena cocina y mejor cena.
  • San Juan el primero, san Pelayo en el centro, y cierra los santos de junio san Pedro el cerrajero.
  • Bailaremos este San Juan; que el que viene Dios sabe quién lo bailará.
  • El pollo de enero, en San Juan es comedero.
  • Por San Pedro y San Juan, todos los ruines se van.
  • En la noche de San Juan, no quedan en casa ni los perros.
  • Noche de San Juan, noche de sanjuanadas, total, nada.
  • San Pedro arregla lo que San Juan estropea.
  • En mayo, duerme el perro y el amo, y en San Juan, todos los que en casa están.
  • Ara por San Juan, y ara bien o ara mal.
  • San Juan bullicioso y Santiago tramposo.
  • Si de San Juan a San Pedro visitas tu olivar y aceitunas hallas, una aquí y otra allá, buena cosecha habrá.
  • San Juan acorta, y el Niño alarga.
  • Agua de San Juan quita vino y no da pan.
  • Quien se quisiere matar, coma coles por San Juan.
  • Por San Juan, brevas comerás.
  • Porque San Juan es venido, nunca medre quien bien nos hizo.
  • Entre san Juan y san Pedro, esquila el carnero.
  • Por San Juan, la sardina pringa el pan.
  • Agua por San Juan, vinagre a la Navidad.
  • Noche de San Juan, noche de enramas, en que los mozos rondan a las enamoradas.
  • Las riñas de San Juan, todo el año paz nos dan.
  • Entre San Juan y San Pedro, poco mueve la oveja el cuello.
  • Arco de San Juan a la tarde, prevén la capa para el aire; arco de San Juan por la mañana, prevén la capa para el agua.
  • Las campanas de San Juan, piden queso y piden pan.
  • Las brumas de San Juan siempre llegarán.
  • La reja de San Juan, muchos la saben y pocos la dan.
  • Entre San Juan y San Pedro, entre San Pedro y San Juan, abre su perfumería el tilo del Arenal.
  • Quien no come por San Juan, o es loco, o no tiene pan.
  • En el mes de San Juan, al sol se cuece el pan.
  • El agua de San Juan quita vino y no da pan. La de Santa Rita todo lo quita.
  • En Estella está san Juan, en Azqueta está san Pedro, en Villamayor la Cruz y en Luquín el Remedio.
  • Frío por Navidad; calor desde San Juan.
  • El lino, temprano o tardío, por San Juan florido.
  • Pasada la noche de San Juan los ajos has de encerrar.
  • Por San Pedro y por San Juan, todos los mozos se van.
  • Ni calor hasta San Juan, ni frío hasta Navidad.
  • De San Juan a San Miguel, ni pescado, ni vino, ni mujer.
  • Quien sanjuanea, marcea.
  • De san Juan a san Pedro, algún día hará bueno.
  • En la casa del holgazán, todo el año es día de San Juan.
  • De San Juan a San Juan, a nadie le queda Dios a deber na.
  • Quien no se baña por San Juan, no se baña en todo el año.
  • Por San Pedro y por San Juan, todos los mozos mudan el pan.
  • Cuando en domingo cae San Juan, vende tus bueyes y compra pan.
  • Primero San Juan, después Santa Isabel, según te portes, me portaré.
  • Carbón, aceite y sal, cómpralos por San Juan.
  • San Juan revoltoso; San Pedro chismoso.
  • El conejo, por san Juan, y la perdiz, por Navidad.
  • Al fin y al cabo por San Juan verano.
  • Dios os guarde del rocío de San Juan y del viento de San Pedro.
  • El real ganado por San Juan, real y medio vale por Navidad.
  • Agua por San Juan, quita vino y no da pan, pero engorda el melonar.
  • Entre san Juan y san Pedro, esquila al perro.
  • De la Navidad a San Juan, seis meses justos van.
  • Hasta San Juan, todas las hierbas son panes.
  • Por San Juan y San Pedro, todos los mozos mudan el pelo.
  • Aceituna, una por San Juan y ciento en Navidad.
  • Baño de San Juan, salud para todo el año.
  • San Pedro y San Juan echan los trastos a rodar.
  • De Navidad a San Juan, medio año cabal.
  • Enero heloso, febrero nevoso, marzo ventoso, abril lluvioso, mayo pardo y San Juan claro, labrador prepara los bueyes y el carro.
  • Entre san Juan y san Pedro, chicharrina en medio.

🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

AZULEJO-ARTESANAL-REFRANES-ESPAÑOLES
    • Medidas: 15x15 cms
    • Fabricado en España
    • Calca cerámica
CAMISETA-REFRÁN-A-MAL-TIEMPO-BUENA-CARA
  • A Mal Tiempo Buena Cara Divertidos refranes españoles
  • Ligero, Encaje clasico, Manga de doble puntada y bastilla baja
AZULEJO-ARTESANAL-REFRANES-ESPAÑOLES
    • Medidas: 15x15 cms
    • Fabricado en España
    • Calca cerámica

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

100.000 REFRANES ESPAÑOLES - EL CAFÉ DE LA HISTORIA

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto