El café de la historia - Refranes de Panamá

Refranes y dichos de Panamá

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES AMERICANOS » Refranes y dichos de Panamá

Dichos y refranes de Panamá

  • Tanto va el cántaro al agua que al fin se rompe.
  • Caras vemos, más abajo no sabemos.
  • En casa de herrero, cuchillo de palo.
  • Puro tilín tilín y nada de paleta.
  • Viuda rica con un ojo llora y con el otro repica.
  • A mal tiempo, buena cara.
  • Cara de espanto, culo de encanto.
  • Habló el buey y dijo mu.
  • Hijo de tigre tiene que nacer pintado.
  • A pan duro, diente agudo.
  • Al pasajero se le conoce por su maleta.
  • El que tiene rabo de paja no se acerca a la candela.
  • Cuando hay hambre, no hay pan duro.
  • A falta de pan, buenas son tortas.
  • Linda, soltera y otoñal, seguro puñal.
  • El que tiene tetas en el seno, que no hable mal del hijo ajeno.
  • El que tiene tienda que la atienda, y sino que la venda.
  • Unos nacen con estrella y otros nacen estrellados.
  • El último mono nunca se ahoga.
  • El perezoso trabaja doble.
  • Por la boca muere el pez.
  • Dios castiga tarde o temprano.
  • A palabras necias, oídos sordos.
  • Cuando veas las barbas de tu vecino arder pon las tuyas en remojo.
  • El que madruga come pecho, y el que no, pellejo.
  • Perro viejo ladra sentado.
  • Nadie diga: de esta agua no he de beber.
  • El que tiene gasolina no ha de jugar con candela.
  • No se debe escupir al cielo.
  • El que nace barrigón ni que lo fajen chiquito.
  • Más ven cuatro ojos que dos.

Más refranes panameños

  • Gallo viejo, no duerme en el suelo.
  • No hay muerto que se pea ni diablo que lo crea.
  • Ojos que no ven, corazón que no siente.
  • Jueves Santo, las calabazas planto.
  • El ojo del amo engorda el ganado.
  • En Semana Santa la lluvia se espanta y si no se aguante.
  • Del apuro sólo queda el cansancio.
  • Cada oveja con su pareja
  • Perro que ladra, no muerde.
  • A cada chancho le llega su San Martín.
  • Quiso agarrar los mangos bajito.
  • A quien madruga, Dios lo ayuda.
  • Al perro flaco no le faltan pulgas.
  • Semana Santa mojada, cuartilla de trigo colmada.
  • A buen entendedor, pocas palabras bastan.
  • A su tiempo maduran las brevas.
  • Genio y figura hasta la sepultura.
  • En todas partes se cuecen habas.
  • La suerte de la fea, a la bonita le vale madre.
  • Árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza.
  • Quien siembra vientos, recoge tempestades.
  • Dios le da barba a quien no tiene quijada
  • A caballo regalado no se le miran los dientes.
  • Matar dos pájaros de un tiro.
  • A barriga llena, corazón contento.
  • Más vale pájaro en mano, que cien volando.
  • Cada cual sabe de la pata que cojea.
  • Ahora sí torció la puerca el rabo.
  • Donde menos se piensa, salta la liebre.
  • Mucho ruido y pocas nueces.
  • El que da lo que tiene, a pedir se atiene.
  • Haz bien sin mirar a quien.
  • Al que no quiere caldo le dan tres tazas.
  • Hombre prevenido vale por dos.
  • El que tiene padrino se bautiza.
  • Más vale maña que fuerza.
  • Hijo de gato, caza ratón.
  • Más vale poco que nada.
  • La luz de a’lante es la que alumbra.
  • La caridad bien entendida empieza por casa.
  • No van lejos los de adelante si los de atrás corren bien.
  • Quien mal anda, mal acaba.
  • Cachicamo trabajando para lapa.
  • En boca cerrada no entran moscas.
  • Uno se arropa hasta donde alcance la cobija.
  • Sarna con gusto no pica.
  • El que tiene techo de vidrio no le tira piedras al vecino.
  • Mal de muchos, consuelo de tontos.
  • El que madruga recoge agua limpia.
  • No por mucho madrugar, se amanece más temprano.
  • El diablo hace las ollas pero no hace las tapas.
  • Contigo, pan y cebolla.
  • Ni lava ni presta la batea.
  • Aquí hay gato encerrado.
  • Zamuro no come alpiste.
  • No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
  • Dios castiga sin palo y sin rebenque.
  • El que las hace, las paga.
  • Ser el último orejón del tarro.
  • A lo hecho, pecho.
  • No hay mal que por bien no venga.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto