El café de la historia - Refranes de Nicaragua

Refranes y dichos de Nicaragua

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES AMERICANOS » Refranes y dichos de Nicaragua

Dichos y refranes de Nicaragua

  • El que nació para zompopo desde chiquito es culón.
  • Uno en el clavo y dos en la herradura.
  • Lo llevan como entierro de pobre.
  • El que nació para olote, aunque el invierno sea copioso.
  • Indio comido, puesto al camino.
  • El que madruga come pechuga y el que tarda come albarda.
  • El que de amarillo se viste a su hermosura se atiene.
  • Todo fue friendo y comiendo.
  • El que va para viejo va para pendejo.
  • El tiempo perdido los santos lo lloran.
  • El que se aflige, se afloja.
  • El que pone el baile, que ponga la marimba.
  • Unos a la bulla y otros a la cabuya.
  • El que sabe sabe, y el que no, es empleado público.
  • Yo no creo en santos que orinan.
  • Nadie muere la víspera.
  • El que quiera camarones tiene que mojarse el fundillo.
  • El que quiere celeste que le cueste.
  • El que sabe sabe y no se equivoca.
  • Músico pagado no toca buen son.

Más refranes nicaragüenses

  • Chancho enlodado a todos ensucia.
  • El alba rayando y el indio cagando.
  • No es lo mismo Chana que Juana.
  • No hay caldo que no se enfríe.
  • ¡Yo no sé del hilo, María es la que zurce!
  • A la mujer no se la toca, ni con el pétalo de una rosa.
  • Cuando el indio se levanta y el chancho chilla, ya es de día.
  • Cada cabeza es un mundo.
  • Dádivas quiebran peñas.
  • No hay cosa peor que poner a un indio a repartir chicha.
  • Caras vemos, corazones no sabemos.
  • Padre comerciante, hijo millonario, nieto limosnero.
  • Cuentas claras conservan amistades.
  • Para hacerse baqueano, hay que perderse alguna vez.
  • De broma en broma se dicen verdades.
  • El que no tiene jeringa, tiene de mandinga.
  • El pez por su boca muere.
  • De lejos parece pendejo, de cerca no queda duda.
  • El que paga lo que debe, sabe lo que tiene.
  • Dios mío, si con beber te ofendo, con la goma te pago y me quedás
    debiendo.
  • ¡Te fuiste Marcelino y te quedaste Genoveva!
  • Donde hay zopilote, hay vaca muerta.
  • ¡Todo lo que llega al asador es carne!
  • El burro hablando de orejas.
  • El ojo del amo engorda el caballo.
  • El perro y el indio nunca se pierden.
  • El que anda con indio, anda solo.
  • ¡La niña llorona y la china que lo pellizca!
  • El que busca encuentra.
  • ¡Lo mismo es Chana que Juana!
  • El que dice lo que quiere, oye lo que no quiere.
  • ¡La misma mona con distinto rabo!
  • El que es buen gallo en cualquier gallinero canta.
  • ¡Me extraña araña dijo el zancudo cuando volar no pudo!
  • En boca del mentiroso, lo cierto se hace dudoso.
  • ¡Muerta la Hilaria y sin quien le llore!
  • El hombre en la cantina y la mujer en la cocina.
  • En la risa se conoce al tonto.
  • Hable con el dueño del circo, no con los payasos.
  • Jalan más un par de pechos que una yunta de bueyes.
  • ¡Gato no come gato!
  • En la jabonería el que no cae resbala.
  • Las palomas tirándole a la escopeta.
  • En casa de ahorcado no se mienta sondaleza.
  • Más vale creerlo que averiguarlo.
  • ¡Muy bueno le dijo la mula al freno, entre más grande más bueno!
  • Mucho ayuda el que no estorba.
  • ¡No me hables de flores que soy jardinero!
  • Ni picha ni cacha, ni deja batear.
  • El que con coyotes anda, a aullar aprende.
  • No basta ser hijo de yegua para nacer caballo.
  • El que con niños se acuesta cagado amanece.
  • No confundas lo gordo con lo inflamado.
  • El que de ajeno se viste en la calle lo desnudan.
  • No es lo que jode, sino lo seguido.
  • ¡No te arrugues cuero viejo que te quiero para tambor!
  • No hay bolo que se coma su mierda.
  • ¡Paciencia piojo que la noche es larga!
  • Qué hermosa viuda dejó el difunto.
  • ¡Peores nalgas tiene mi suegra!
  • Sólo le queda el moño de pelo y las ganas de vivir.
  • ¡Por ponerle Juana Ramos le pusimos la cagamos!
  • Todos hablan del cadejo, pero nadie lo ha visto.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto