El café de la historia - Refranes sobre la música

100 refranes sobre la música

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE EMOCIONES » 100 refranes sobre la música

Dichos y refranes sobre la música

  • La música amansa las fieras.
  • En casa del músico, todos bailarines.
  • Al músico viejo, le queda el compás.
  • Quien canta, su mal espanta.
  • Sin música, la vida sería un error.
  • Música, pintura y guerra, desde fuera.
  • La música en el sonar y el aceite en el paladar.
  • De músico, poeta y loco todos tenemos un poco.
  • Quien ama la música, ama la vida.
  • Músico pagado no toca bien.
  • El que quiera baile, que pague músico.
  • La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo.
  • El que paga la música manda el baile.
  • Músicos y poetas son de notar, porque tienen el seso en el calcañar.
  • En la fiesta del patrón, repiques, cohetes, música y sermón.
  • De los chispazos de amor, la música es el mayor.
  • Dinero en calderilla, poca y mala musiquilla.
  • Cuando eres feliz, disfrutas la música. Pero, cuando estás triste, entiendes la letra.
  • El tono hace la música.
  • Donde música oyeres cosa mala no existiere.
  • La justicia militar es a la justicia lo que la música militar es a la música.
  • La música es la poesía del aire.
  • Músico pagado no toca buen son.
  • A enemigo que se ausenta, música y fiesta.
  • De padres cantores, hijos jilgueros.
  • El ritmo y la armonía encuentran su camino hacia el interior del alma.
  • Músico pagado, contento pero desafinado.
  • La música en el alma puede ser escuchada por el universo.

Más refranes de música

  • La música es la taquigrafía de la emoción.
  • Cada cual interpreta a su manera la música de los cielos.
  • Donde las palabras fallan, la música habla.
  • Quien hoy canta, llorará mañana.
  • Zumbido de mosquito, música de violín chiquito.
  • Quien no sabe más que una canción, no tenga presunción.
  • Música pagada tiene mal son.
  • De padres músicos, hijos cantores.
  • Músicas y flores, llaman amores.
  • El que las sabe las tañe; el que no, sílbalas y vase.
  • Siete de julio en Pamplona, suenan las campanas, suenan los cohetes y la música no tiene fin.
  • Cuando pitos, flautas; cuando flautas, pitos.
  • Hueles peor que los calcetines de un músico después de Semana Santa.
  • La orquesta de Algete: tres bombos y un clarinete.
  • Si cantas al asno, te responderá a coces.
  • No todo es aire lo que echa la trompeta.
  • Si quieres que te cante la música por delante.
  • La mujer y la guitarra hay que saber templarlas.
  • A luz de la candela, toda música parece bella.
  • El que pone el baile, que ponga la marimba.
  • Tañe flauta quien no puede arpa.
  • La alegría y el baile, para todos es saludable.
  • Como canta el abad responde el monaguillo.
  • Aquellos que quieren cantar siempre encuentran una canción.
  • El buen instrumento saca maestro.
  • Los pájaros cantan no porque tienen respuestas sino porque tienen canciones.
  • Septiembre, mes de música, de fiestas y de cambios.
  • La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu
  • Tañe el tañedor y todos danzan alrededor.
  • Músico pagado por adelantado no toca bien.
  • Quien no quiera bailar, que no vaya al baile.
  • Por dinero canta el ciego y baila el perro.
  • El que come y canta algún sentido le falta.
  • La música empieza donde se acaba el lenguaje.
  • El que canta y danza se agita y no avanza.
  • El vino y el baile, por la tarde.
  • Ni músico en sermón, ni judío en procesión.
  • El jarrón da forma al vacío y la música al silencio.
  • La danza sale de la panza.
  • Baila bien o abandona el salón de baile.
  • Por Santa Cecilia que suene la música durante todo el día.
  • La moza que está en el baile parece que tiene amores, que a cada vuelta que da se la mudan los colores.
  • Libro en el estante y guitarra en el rincón no hacen ningún son.
  • Si queréis que baile, ande el barril delante.
  • Irse con la música a otra parte.
  • El último en llegar, con la más fea le toca bailar.
  • Por el son se conoce la campana y el hombre por la palabra.
  • En el tocar del cachorro se conoce al bailarín.
  • Canta la rana y no tiene pelo ni lana.
  • El tamborilero de Bodonal, que tocando tocando, se le olvidó el tocar.
  • El bien suena y el mal vuela.
  • Los músicos no deberían tocar música. La música debería tocar a los músicos.
  • Música y cacahuetes, cerca están los cohetes.
  • El tono hace la música.
  • La caña hueca, mucho suena.
  • Con buena música se viene.
  • La música estridente, enfurece a las fieras.
  • La arquitectura es una música de piedras; y la música, una arquitectura de sonidos.
  • A nueva canción, nuevo contrapunto.
  • La música es una revelación mayor que toda la sabiduría y la filosofía.
  • Música pagada no suena.
  • La mujer y la guitarra para tocarlas hay que templarlas.
  • El que tiene la plata pone la música.
  • No quiere música Roque, ni hay tampoco quien la toque.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto