El café de la historia - Refranes de enero

100 Refranes de enero

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE MESES DEL AÑO » 100 Refranes de enero

100 dichos y refranes sobre enero

  • Enero caliente, al diablo lleva en el vientre.
  • Quien coge la aceituna en enero, deja el aceite en el madero.
  • En teniendo el castellano vino, ajos, trigo y cebada, no deja la plaza en julio ni en enero la capa.
  • En enero, se hiela el agua en el puchero.
  • En menguante de enero, corta tu madero.
  • Las pollas de enero, en agosto en el ponedero.
  • Enero y febrero, comen más que Madrid y Toledo.
  • Si en enero oyes tronar, ensancha el granero y agranda el pajar.
  • El mes de enero es como buen caballero.
  • En enero nieblas, en mayo lluvias ciertas.
  • En enero, día templado, es que viene soplado.
  • Enero, frío o templado, pásalo arropado.
  • Besugo de enero, vale un carnero.
  • De flor de enero, nadie hinche el granero.
  • Coronilla de enero, San Sebastián primero.
  • Enero es caballero, si no es ventolero.
  • Truenos en enero, cuelga el ajo en el humero.
  • Enero quita el sebo al carnero, febrero la pulpa, y ahora viene marzo y paga toda la culpa.
  • Si en enero canta el grillo, en agosto, poco triguillo.
  • Agua de enero, cada gota vale un dinero.
  • El mes de enero es la llave del granero.
  • El buey y el varón, en enero hacen el riñón.
  • En enero ponte en el otero, y si vieres verdeguear ponte a llorar, y si vieres terreguear ponte a cantar.
  • En enero no seas tempranero.
  • Nieblas en enero, lluvias en mayo.
  • Si truena en enero, cuelga la hoz en el humero.
  • En enero, toma la sombra el perro.
  • En enero bufanda, abrigo y sombrero.
  • El pollo de enero, la pluma vale dinero.
  • La justicia de enero es rigurosa, mas llegando febrero, ya es otra cosa.
  • Enero mojado, bueno para el trigo, malo para el ganado.
  • Un enero helado, un febrero amoroso, un marzo airoso, un abril lluvioso, un mayo pardo, un San Juan claro, ya valen más que la mula y su carro.
  • No hay luna como la de enero ni amor como el primero.
  • Cuando la rana cantan en enero, otra le queda en el pandero.
  • En las mañanas de enero, ni se dan los buenos días ni se quitan los sombreros.
  • De enero a enero, la plata es del banquero.
  • Andar con celo, como los gastos en enero.
  • Allí haz a tu hijo heredero, donde anda la niebla en el mes de enero.
  • Enero tiene unas horas más por entero; quien de verdad quiera contar, hora y media le ha de echar.
  • En diciembre y enero, el labriego y el pastor descuidan las ovejas y encienden el fuego.
  • Quien pasa el mes de enero, pasa el año entero.
  • Enero helado, febrero trasnochado, marzo airoso y abril lluvioso sacan a mayo florido y hermoso.
  • Por San Antonio de enero, la mitad del pajar y la mitad del granero.
  • La madera de tu casa en enero sea cortada.
  • El diecisiete de enero piden por sus animales desde el pastor al yuntero.
  • Enero, trentayunero, siete capas y un sombrero y todavía me hielo.
  • Si truena en enero, echa las trillas al gallinero.
  • Poda en enero, cava en febrero y conseguirás un racimo entero.
  • Enero frío y sereno, inaugura un año nuevo.
  • Si diciembre y enero pasan sin frío, cuando viene febrero se hiela el río.
  • Enero hierbero, año cicatero.
  • Pedir pepinos en enero es de hombres de poco seso.
  • El que se esquila en enero, está esquilado el año entero.
  • Berzas en enero, saben como carnero.
  • Sol de enero, amor de yerno.

Más refranes de enero

  • En enero, de día al sol, y de tarde al brasero.
  • En enero sube al otero.
  • Buen enero y buen abril nadie los verá venir.
  • La luna de enero ni en la fuente ni en el reguero.
  • Enero seco, villano rico.
  • Sol de enero poco duradero.
  • El sol de enero, sale tarde y se pone presto.
  • En enero, busca la perdiz su compañero.
  • En enero, vale más la cabeza de un palmito que la de un cordero.
  • En diciembre y enero la borrina, y en febrero y marzo nieve hasta la petrina.
  • En enero, cásate compañero y da la vuelta al gallinero.
  • Clara luna es la de agosto, si la de enero la diese en rostro.
  • En enero, ni galgo lebrero ni azor perdiguero.
  • Sol de enero, siempre anda detrás del otero.
  • Hielo de enero, del agua es mensajero.
  • Enero, soy caballero, según lo encuentro, lo llevo.
  • Siempre se vio en febrero lo contrario que en enero.
  • Enero heloso, febrero nevoso, marzo ventoso, abril lluvioso, mayo pardo y San Juan claro, labrador prepara los bueyes y el carro.
  • Diciembre tiritando, buen enero y mejor año.
  • Enero caballero, todo malo o todo bueno.
  • Si truena en enero, apontona el granero.
  • En enero florece el romero.
  • Gatos en celo verás en enero.
  • En enero, ni leche ni cordero.
  • La nieve de enero es de bronce, la de febrero de madera y la de marzo de agua.
  • Estos son mis pollos de enero, mira qué tales serán, pues, como dice el refrán la pluma vale a dinero.
  • Las berzas de enero, escurren el puchero.
  • De enero a enero, buenas tazas de caldo en el puchero.
  • Si se pierde enero, búscalo por la flor del almendro.
  • Heladas de enero, nieves de febrero, mollinas de marzo, lluvias de abril, aires de mayo, sacan hermoso el año.
  • Luna de enero no tiene aparcero.
  • Enero tiene el diente largo.
  • Lluvias en enero traen año de dinero.
  • A la luna de enero yo te comparo, que es la más clara de todo el año.
  • En enero se llenan los veneros.
  • En enero cada oveja con su cordero.
  • De enero a enero, carnero y vaca lo más del tiempo.
  • Sol de enero, el puerco al lodero.
  • Cuando nieva por enero, no hay año fullero.
  • Eso quiere el cortijero: sequedad en enero.
  • Enero veranero, ni para el pajar ni para el granero.
  • Enero, helado; y febrero, aguado.
  • La flor de enero no llega al frutero.
  • En enero flores, en mayo dolores.
  • Si en enero la cigüeña para, la nieve será rara.

Suscríbete y te avisamos de nuevos artículos. Sin spam. Y es gratis.

¿Quieres recibir avisos de nuevas publicaciones?

📩 Únete a otros 2462 suscriptores

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor recopilación de refranes de Internet? 🔽


¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto