El café de la historia - Refranes de desprecio

Dichos y refranes sobre el desprecio

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE EMOCIONES » Dichos y refranes sobre el desprecio

Dichos, frases y refranes sobre el desprecio

  • No hay mejor desprecio que no hacer aprecio.
  • La mucha confianza, es cuna del menosprecio.
  • Gran rico hacen los dineros, y gran señor su desprecio.
  • El orgullo que come en la vanidad, cena en el desprecio.
  • Con desprecio, ni al necio.
  • Hombre que el bien no agradece solo el desprecio merece.
  • Aquel que desprecia demasiado, se merece su propio desprecio.
  • Calidad y buen precio, no tienen desprecio.
  • Solo los despreciables le temen al desprecio.
  • No desprecies los consejos de los sabios y los viejos.
  • La guerra es el mayor síntoma de desprecio por la raza humana.
  • Al desagradecido, desprecio y olvido.
  • Entre el odio y el desprecio hay una sutil diferencia: el primero va encadenado al corazón, el segundo a la cabeza.
  • Nunca trates con desprecio ni aun al que tengas por necio.
  • Un buen hombre nunca caerá en el desprecio de los rufianes.
  • Mucho más grande que no admirar nada es no despreciar nada.
  • Solo los simples encuentran disfrute en el desprecio.
  • Ni por despecho, ni por desprecios, soy decididamente soltero.
  • No son burlas las que redundan en desprecio ajeno.
  • No desprecies a quien poco es, que algún día mucho podrá ser.
  • La demasiada familiaridad engendra desprecio.

📌 Más frases sobre el desprecio 📌

  • Vale más ser despreciado y saberlo, que vivir adulado y tenido siempre en desprecio.
  • Puede el desprecio servir de alivio muchas veces, pero jamás de consuelo.
  • Los más sufrimos peor las malas palabras que las malas obras, porque es más difícil llevar el desprecio que la pérdida.
  • En el desprecio de la ambición se encuentra uno de los principios esenciales de la felicidad sobre la tierra.
  • Vuelve el amor del odio y de la ausencia, pero no del desprecio y del hastío.
  • No se debe usar el desprecio sino con gran economía, debido al gran número de necesitados.
  • Perdonar supone siempre un poco de olvido, un poco de desprecio y un mucho de comodidad.
  • La esperanza es una virtud cristiana que consiste en despreciar todas las miserables cosas de este mundo en espera de disfrutar, en un país desconocido, deleites ignorados que los curas nos prometen a cambio de nuestro dinero.
  • Al desdén, con el desdén.
  • Para alcanzar la libertad sólo hay un camino: el desprecio de las cosas que no dependen de nosotros.
  • No desprecies a nadie; un átomo hace sombra.
  • Nada vivo debe ser tratado con desprecio.
  • Despreciar a la mujer es la suprema depravación del corazón del hombre.
  • El desprecio es el arma de los débiles.
  • Despreciar a una persona que te defraudó hace mucho tiempo es un signo de falta de evolución.
  • Todo lo que se ignora, se desprecia.
  • Desaire chabacano, bofetada sin mano.
  • Ordinariamente, nadie odia sino a quien no puede despreciar.
  • No hay mayor desprecio que no hacer aprecio.
  • El desprecio no siempre es rencor, sino una falta de autoestima.
  • Entre la adulación y la admiración a menudo fluye un río de desprecio.
  • Muchos son los que pueden soportar la adversidad; muy pocos, el desprecio.
  • Quien a los suyos menosprecia, a sí mismo se desprecia.
  • El dinero, requiere tres cosas: saberlo ganar, saberlo gastar, y saberlo despreciar.
  • La indiferencia es el desprecio más fuerte.
  • El peor mal de la humanidad es el desprecio por uno mismo.
  • Para profesar odio a una persona, es preciso, como para amarla, tenerle estimación. A los que no se estima se les desprecia simplemente.
  • Solamente las personas básicas encuentran regocijo en el desprecio.
  • El mar es así de grande porque no menosprecia los riachuelos.
  • El camino más corto hacia la riqueza radica en el desprecio por la riqueza.
  • El desprecio es un cáncer que si te invade, solo puede hacerse más grande con los años.
  • El hombre perdona algunas veces el aborrecimiento, pero jamás el menosprecio.
  • El silencio es la expresión más perfecta del desprecio.
  • No hay peor desprecio que no hacer aprecio.
  • El hombre necio, menosprecia a su madre.
  • El peligro viene sobre nosotros más rápidamente cuando tratamos con desprecio.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto