El café de la historia -Refranes de Ávila

Refranes de Ávila

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES CASTELLANOS » Refranes de Ávila

Dichos y refranes de Ávila y su provincia

  • Aire, airecito que de Ávila vienes, a catorce reales me hueles.
  • En Salamanca estudiantes, en Medina plateros y en Ávila caballeros.
  • En Ávila todos los días sale el sol.
  • De Ávila se dice que es tierra de cantos y de santos.
  • Lo que quiere la oveja quiere el valle de Corneja: que hiele, que hiele, hasta que el rabo se le pele.
  • Quien de Castilla señor quiera ser, a Olmedo y Arévalo de su parte ha de tener.
  • Ávila, santos y cantos.
  • Cuando el cerro de la Cruz se entoca, el valle de Corneja se moja.
  • Vino de Madrigal me quita todo mal.
  • En Aldehuela, hasta en agosto hiela.
  • ¡Viva Pedro Bernardo! ¡Viva Mijares! ¡Vivan los pecicuelgos de Gavilanes!
  • Aire descuernacabras, que hace llorar a los niños con barbas.
  • No ofende quien quiere, sino el que puede.
  • Por los Santos, la nieve en los altos; por San Andrés, la nieve en los pies.
  • Para San Blas la hoguera verás.
  • Al que mucho quiere saber, poco y al revés.
  • A la mujer y al papel, por detrás has de ver.
  • Año que empieza helando, mucho pan viene anunciando.
  • Los años son escobas que nos van barriendo hacia la fosa.
  • Abril, ruin, si no es el principio, es el fin.
  • No ofende quien quiere, sino el que puede.
  • Al que de ajeno se viste, en la calle le desnudan.
  • Castilla la vieja… ¡y tierra llana!
  • ¿Cuñados en paz y juntos? No hay duda de que son difuntos.
  • Ninguna mujer es fea por donde mea.
  • ¡A buenas horas, mangas verdes!
  • Por San Sebastián, lo conoce el gañán.
  • Quien es señor del tomillo entre Arévalo y Olmedo, es señor de todo el reino.
  • Que se queme la casa pero que no se vea el humo.
  • Quien con pan sueña, hambre tiene.
  • Por Candelaria, la buena y la mala.
  • Quien tiene vergüenza ni come, ni almuerza.
  • Cien damas en un corral, todas en un cantar.
  • Mal ajeno, ni cura ni duele.
  • Para San Blas la cigüeña verás.
  • El que se alegre del mal de su vecino, el suyo le viene de camino.
  • Por San Antón, la gallina pon.
  • Si en marzo oyes tronar, siembra en alto el garbanzal.
  • Carnavales al sol, Semana Santa al tizón.
  • San Martín, ajos y aguas mil.
  • A cuentas viejas, barajas nuevas.
  • Tripa vacía, corazón sin alegría.
  • Hombre casado, asno estropeado.
  • En el tiempo de los higos no hay amigos.
  • No hay mal que por bien no venga.
  • A padre guardador, hijo gastador.
  • Pedir al hombre veras, es pedir al olmo peras.
  • En Mombeltrán, mucha puta y poco pan.
  • No hay sábado sin sol, ni vieja sin dolor.

Más refranes de Ávila

  • Luna nueva con tronada, treinta días de mollada.
  • Cada cosa en su tiempo, y los nabos en adviento.
  • Cielo ajedrezado, agua en el empedrado.
  • Semana Santa en marzo, año bellaco. Semana Santa en abril, año gentil.
  • Todos obedecen con gusto cuando el que manda es justo.
  • Niebla en menguante, mal tiempo en adelante.
  • Por San Blas la cigüeña verás, y si no la vieres año de nieves.
  • Cuando por los Santos oigas atronar, vende los bueyes y gástalos en pan.
  • Comida hecha, compañía deshecha.
  • Ave que vuela, a la cazuela.
  • Cuando San Andrés viene, la nieve en los pies y toda mosca muerta es.
  • El que se mete debajo de hoja dos veces se moja.
  • A río revuelto ganancia de pescadores.
  • El pato y el lechón, del cuchillo al asador.
  • Por Todos los Santos, campos verdes y montes blancos.
  • El día de la Candelaria, el invierno queda atrás; pero si no ha nevado y quiere nevar, el invierno aún tiene que empezar.
  • Come mucho y cena más, duerme en alto y vivirás.
  • El melón y el casamiento, acertamiento.
  • Agua fría y pan caliente nunca hicieron buen vientre.
  • Si la Candelaria llora el invierno está fora, que llore que deje de llorar, el invierno está sin pasar.
  • Las cosas bien pensadas, bien acertadas.
  • Ave cuchar, nunca en mi corral.
  • El buey suelto bien se lame.
  • Navidades en casa, carnavales en la plaza.
  • Es mejor rodear que mal pasar.
  • Quien maltrata a un animal no muestra buen natural.
  • Con tesón y esperanza todo se alcanza.
  • Pan con pan comida de tontos.
  • San Blas cura la garganta al joven que come y no canta.

No products found.



ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto