El café de la historia - Refranes de asnos

100 Refranes sobre asnos

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE ANIMALES » 100 Refranes sobre asnos

Dichos y refranes de asnos

  • No es la miel para la boca del asno.
  • Una silla dorada no hace de un asno un caballo.
  • Treinta monjes y un abad no pueden hacer beber a un asno contra su voluntad.
  • Rey iletrado, asno coronado.
  • A asno lerdo, arriero loco.
  • Cuando la mula ríe, el asno llora.
  • Asno con oro, alcánzalo todo.
  • Cuando un asno es muy asno, se tiene por caballo.
  • Asno chiquillo, siempre borriquillo.
  • Cuando el asno puede, la burra no quiere.
  • Ceja el buey, ceja la mula, pero el asno nunca ceja.
  • Jabonar cabeza de asno, perdimiento de jabón.
  • Al asno muerto, la cebada al rabo.
  • El villano, mejor presta su mujer que su asno.
  • No es seso traer el asno en peso.
  • O en la oreja o en el rabo, la mula es asno.
  • Perico triste, tan asno estás como fuiste.
  • Amor de asno, coz y bocado.
  • No compres asno de recuero ni te cases con hija de mesonero.
  • A la mula, con halago; y al asno, con el palo.
  • Más quiero asno que me lleve que caballo que me derrueque.
  • A falta de caballos, que troten los asnos.
  • Los cuidados del obispo matan al asno que está en el establo.
  • Caminante cansado, subirá en asno, si no encuentra caballo.
  • Lo que atrás viene, rabo de asno me parece.
  • Un asno cubierto de oro parece mejor que un caballo enalbardado.
  • Fui a Palacio y vine asno.
  • Asno de muchos, lobos le comen.
  • Es lavar la cabeza al asno, perder la lejía y el trabajo.
  • El asno sufre la carga, mas no la sobrecarga.
  • En la vendimia, el asno al puerco hubo envidia porque no sirve y traga; y después dijo: presto lo paga.
  • Haz rico a un asno y pasará por sabio.
  • En el mes de mayo deja la mosca al buey y toma al asno.

Más refranes de asnos

  • Si cantas al asno, te responderá a coces.
  • En Calahorra, al asno hacen de corona.
  • A la luna, el lobo al asno espulga.
  • Asno mohíno, o muy malo o muy fino.
  • Como el asno de Heredia, que valía menos en cada feria.
  • Dos Juanes y un Pedro hacen un asno entero.
  • El avaro es como un asno cargado de oro que se alimenta de paja.
  • Donde un asno mea, todos mean.
  • La limpia de Ribas, que lavaba al asno las patas.
  • Cuidados ajenos matan al asno.
  • Más vale con mal asno contender que la leña a cuestas traer.
  • Tantos por tantos, vanse los lobos a los asnos.
  • Cuando chiquito, bonito; cuando grande, grande asno.
  • El asno de Villavicencio, que cada vez valía menos.
  • Caminante cansado, subirá en asno, si no alcanza caballo.
  • En Hornachos, todos los asnos son machos.
  • No se hizo la miel para la boca del asno.
  • Cada uno a su guisa, y el asno a la antigua.
  • Hombre casado, asno estropeado.
  • Caballo y yegua, cabálgalos en la crucera; asno y mulo, cabálgalos al culo.
  • En la muerte del asno no pierde nada el lobo.
  • Buey corvo, y asno combo.
  • El asno cargado de oro sube ligero por una montaña.
  • Bien sabe el asno en cuya cara rebuzna.
  • En enero y febrero busca la sombra el perro; en marzo búscala el asno.
  • Berzas y nabos casados, son los asnos; nabos y berzas casadas, son las bestias.
  • Antes me maten ladrones que un asno a coces.
  • Avezóse el asno a las berzas, y no dejó verdes ni secas.
  • Pan de cebada, comida de asno disimulada.
  • Asno sea quien asno bajea.
  • El asnillo de Aracena, que cuando más andaba más ruin era.
  • Asno que entra en dehesa ajena, volverá cargado de leña.
  • El trabajo mata al asno, pero no mata al amo.
  • Asno para polvo, caballo para lodo, macho para todo.
  • La culpa del asno no se ha de echar a la albarda.
  • Asno mohíno, malo de carga y peor de camino.
  • Adivino de Marchena, que el sol puesto, el asno a la sombra queda.
  • Al mulo y al asno, la carga al rabo, y al rocín, a la crin.
  • Puesto que el asno no come bien la paja, poca cebada.
  • Bobos van al mercado, cada cual con su asno.
  • Asno lerdo, tú dirás lo tuyo y después lo ajeno.
  • Si cantas al asno, te responderá a coces.
  • Asno prendado, cabe sí tiene el rabo.
  • Cuando no hay caballo, bueno es asno.
  • Año buen año, dos ruines en un asno.
  • Soltero pavón; desposado león; casado asno.
  • Antójasele que ve siete sobre un asno.
  • Asno de Arcadia, lleno de oro y come paja.
  • Andar como Torquemada y su asno, cuál encima y cuál en bajo.
  • El hijo del asno, dos veces rebuzna al día.
  • Al asno y al mulo, la carga al culo.
  • No hay cebada para tantos asnos.
  • Cuando la borrica quiere, el asno no puede.
  • Al asno, por el lodo, el diablo le aguije, y por el polvo, el diablo haya del duelo.
  • Asno callado, por sabio es contado.
  • A un asno bástale una albarda.
  • Asnos en Jaén, burras en Beojíjar, hombres de Baeza, mujeres de Ubeda, bueyes en la Serena, mentiras en Sayote; en Villacarrillo, trigo; en Torafe, frío; en Villanueva, gala; en Beas, frescura ; tontos en Hornos, bellacos en Segura.
  • Que quiera, que no quiera, el asno ha de ir a la feria.
  • Válate Dios, Pedro, no cal, que el asno es recio, pues válete el diablo, no cal, qué en el suelo yazco, válate Santa María, ya me valió este día.
  • ¿Qué lleva la aldeana? Si el asno cae, no lleva nada.
  • Fuíme a Palacio, fui bestia y vine asno.
  • Por San Bartolomé deja la mosca al buey, y toma el asno por el pie.
  • Buey corvo, y asno combo, y caballo hondo.
  • Por el rabo se tañe el asno.
  • A la mujer bailar y al asno andar y rebuznar, faltando quién, el diablo se lo ha de enseñar.
  • Ata el asno do quiere su amo, si se encabestrare su daño.
  • Pan de centeno, para tu enemigo es bueno; pan de mijo, no se lo des a tu hijo; pan de cebada, comida de asno disimulada; pan de panizo, fue el diablo el que lo hizo; pan de trigo candeal o tremés, lo hizo Dios y mi pan es.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto