El café de la historia - Refranes de Alava

Refranes de Álava

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES PROVINCIAS ESPAÑOLAS » Refranes de Álava

Dichos, refranes y proverbios de Álava y su provincia

  • Alavés, afable y cortés.
  • Con razón o sin razón, cuidado con los de Oyón.
  • En el pueblo de Arcaute, de arriba a abajo, no hay mujer que tenga marido y majo.
  • Como el asno de Heredia, que valía menos en cada feria.
  • Cuando Babio amasa, el agua en casa.
  • Vivir sin pena ni gloria, como el burro de Vitoria.
  • Más vale un agua en mayo que chipirri chiparra en todo el año.
  • Buen trigo hay en Babio, falta les hará a los de Izoria.
  • El vino de Elvillar, beber y pagar.
  • La criada del cura de Montevite tiene el culo redondo como un confite.
  • En esta tierra cuca, el que no trabaja, no manduca.
  • Antoñana, antoñanón, largos de comida, cortos de sermón.
  • Cada cosa en su tiempo y los nabos en Adviento.
  • Enero helado; febrero trastornado; marzo airoso, y abril lluvioso: sacan a mayo florido y hermoso.
  • Primero San Juan, después Santa Isabel, según te portes, me portaré.
  • No es lo mismo ‘Gabino ven’, que ‘venga vino’.
  • Agua de lluvia no quita riego.
  • El que de servilleta llegó a mantel; Dios nos libre de él.
  • El agua de San Juan quita vino y no da pan y la de San Pedro dan pan vino y carnero.
  • En el mes de enero se heló el agua en el puchero.
  • Coloráu por Navarra, o aire o agua.
  • Caracoles sin picante, no hay quien los aguante.
  • La familia y la pesca, a los tres días apesta.
  • Los perretxicos de marzo, valen un cuarto; los de abril, valen mil.
  • San Simón y San Judas, las habas ya orejudas.
¡Recomendado!
ESPEJO REDONDO ESCUDO CUADRILLA VITORIA GASTEIZ - ÁLAVA
  • Producto de máxima calidad
  • Fabricado con los mejores acabados y materiales.
  • Ideal para tu hogar
¡Recomendado!
IMAN REDONDO ESCUDO CUADRILLA VITORIA GASTEIZ - ÁLAVA
  • Producto de máxima calidad
  • Fabricado con los mejores acabados y materiales.
  • Ideal para tu hogar

Más refranes de Álava

  • El que come huevo sin sal, se come a su padre y a su madre si se los dan.
  • Mañana roja, lluvia; tarde roja, sol.
  • Alavés, falso y cortés.
  • El que de lejos lo parece, de cerca lo es.
  • En enero y febrero busca la sombra el perro; en marzo búscala el asno.
  • Al borracho fino, ni basta el agua ni le basta el vino.
  • Ni casa sin vino, ni olla sin tocino.
  • Rabudos los de Laguardia, judíos los de Elvillar, que vendieron a San Roque por un currusco de pan.
  • El que labra la tierra en el mes de la mora, cuando va labrar canta, pero cuando va a recoger llora.
  • A caracoles picantes vino abundante.
  • Arreboles a la mañana, a la noche son con agua; arreboles a la noche, a la mañana son con sol.
  • El undécimo, no estorbar.
  • Cuando la perdiz canta, nubada viene, no hay agua más segura que cuando llueve.
  • Alavés, linda res.
  • De lo que come el grillo, poquillo.
  • Cuando el sol sale cucurucho y la luna clara, lloverá poco mucho o nada o se quedará el tiempo conforme estaba.
  • La lapa por el trigo arriba escapa.
  • El perrico de San Roque no tiene cola, porque se la ha comido la Caracola.
  • Calleja vive en el portal de Arriaga.
  • El buen paño en el arca se pica.
  • Nariz larga y poco culo, vasco seguro.
  • Ir como cuco y mariposa.
  • Coloráu por Navarra, los pastores que se pongan la zamarra.
  • De Genevilla salieron y por Laguardia pasaron y en Labastida comieron los que a Cristo sentenciaron.
  • Amigo que no da y cuchillo que no corta, aunque lo pierda no importa.
  • Mañana roja de Navarra, te ha de remojar la zamarra.
  • Cuando uno está de suerte, hasta la mujer le pare de otro.
  • A bebedor fino, primero agua y luego vino.
  • Cuando la puerca lava, el sol se nubla.
  • Al pepino vino y al melón con más razón.
  • Al que se viste de verano por Navidad, no le preguntes cómo le va.
  • El yerro del médico, la tierra lo tapa.
  • Sobre caracoles, higos y brevas agua no bebas; y vino tanto, que caracoles higos y brevas anden nadando.
  • Helada nublada o llovida o nevada.
  • Enero quita el sebo, febrero y marzo lo descoyuntan, y abril y mayo se llevan la culpa.
  • Tres casas tengo en Vitoria, y si me quejo es de vicio; la cárcel, el hospital, y la mitad del hospicio.
  • Adonde el viento, allá la capa.
  • Por todos los santos, la nieve en los altos por San Andrés la nieve en los pies y por Santa Catalina la nieve hasta la cocina.
  • El que con vino cena, con agua se desayuna.
  • Si quieres que te cante, la peseta por delante.
  • Cuando hay nieve en la cumbre, hay más pochas en la cama que pucheros en la lumbre.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto