El café de la historia - Refranes sirios

Proverbios y refranes sirios

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES ASIATICOS » Proverbios y refranes sirios

Refranes, dichos y proverbios de Siria

  • Elige al vecino antes que a la casa.
  • Una pequeña chispa puede encender un gran fuego.
  • La escritura es la madre de la elocuencia y el padre de los artistas.
  • Quien comercia con camellos debe hacer las puertas altas.
  • Una casa pequeña alberga suficiente espacio para mil amigos.
  • La camisa de un hombre no cambia el color de su piel.
  • El que es un día mayor que tú sabe un año más que tú.
  • A los ojos de su madre, el mono es una gacela.
  • Es mejor tratar con el diablo que conocemos que con el diablo que no conocemos.
  • Tu lengua es tu caballo, si la cuidas, ella te cuida a ti.
  • Es fácil encontrar un bastón para golpear a un perro.
  • La muchacha fea seguiría siendo fea aunque se maquille durante una semana.
  • En cada pueblo hay un camino que lleva al molino.
  • Vinagre gratis es mejor que miel con dinero.
  • Besa el brazo que no puedas romper y ora a Dios para que lo rompa.
  • Ata el burro donde te indique su dueño.
  • Aprender a una edad temprana es grabar en roca.
  • El que tiene la mano en el agua no es como el que tiene la mano en el fuego.
  • Dale pan al panadero aunque se coma la mitad.
  • Incluso el paraíso no es divertido sin gente.
  • Golpea el metal cuando está caliente.
  • Si no eres un lobo, los lobos te comerán.
  • Nadie llora por perder el dinero sino el que lo ganó, nadie llora por perder al niño sino su madre.
  • Siéntete responsable de lo que compras y no te sientas responsable de lo que estás vendiendo.
  • Cásate con la muchacha de buena familia aunque esté sentada en una estera muy pobre.
  • No le des lecciones a tu hijo, ya lo hará la vida.
  • Todos los caminos conducen al molino.
  • Si su padre tiene cebolla y su madre ajo, ¿de dónde salió su buen olor?
  • No es lo mismo entrar al baño que salir de él.
  • La lengua de una niña, al igual que su cabello, necesita ser cortada cada cierto tiempo.
  • Mi hijo es mi hijo hasta que pueda casarse, y mi hija es mi hija para siempre.
  • Un lugar angosto puede contener mil amigos.
  • Tú me rascas la espalda, yo te rasco la tuya.
  • Un alepino puede vender incluso una piel seca de burro.

Suscríbete y te avisamos de nuevos artículos. Sin spam. Y es gratis.

¿Quieres recibir avisos de nuevas publicaciones?

📩 Únete a otros 2462 suscriptores

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor recopilación de refranes de Internet? 🔽


¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto