El café de la historia - Refranes de Congo

Proverbios y refranes congoleños

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES AFRICANOS » Proverbios y refranes congoleños

Refranes, dichos y proverbios de Congo

  • El que ha sido mordido por una serpiente vive con miedo a los gusanos.
  • En una casa en la que no vives, nunca sabrás por dónde gotea el agua.
  • El hombre blanco nunca se olvida de Europa.
  • El hierro nunca acepta el consejo del martillo.
  • Lo que dice el niño, lo ha oído en casa.
  • La serpiente y el cangrejo no duermen en el mismo agujero.
  • El niño necesita saber el precio del pan mientras sus padres aún están vivos.
  • Ver es mejor que oír.
  • Si escupes al aire, siempre volverá a ti.
  • No saber es malo; no querer saber es peor.
  • El ojo siempre envidia lo prohibido.
  • Lo que un anciano ve mientras está acostado, un joven nunca puede verlo, incluso aunque se suba a un árbol.
  • Todo lo que brilla no es oro.
  • El hijo del elefante no será un enano.
  • En cada pueblo hay una gallina blanca.
  • Cuando el ratón se ríe del gato, hay un agujero cerca.
  • Un niño obediente nunca pasará hambre.
  • Una cabra propiedad de dos personas duerme al raso.
  • Se hereda de los muertos, no de los enfermos.
  • Cuando estés comiendo con el diablo, debes usar una cuchara larga.
  • Una casa con dos llaves no vale nada.
  • En los momento de crisis, los sabios construyen puentes y los necios construyen presas.
  • Los amantes no ocultan su desnudez.
  • El cazador con una sola flecha dispara con mucho cuidado.
  • Sin guerra nunca puede haber paz.
  • Cuando el hacha entró en el bosque, los árboles dijeron “mira, el mango es uno de los nuestros”.
  • No importa cuán lleno esté el río, seguirá queriendo crecer.
  • El mismo sol que derrite la cera también es capaz de endurecer la arcilla.
  • Amar a alguien que no te ama es como sacudir un árbol para que caigan gotas de rocío.
  • Quien se casa con una belleza se casa con problemas.
  • El amor es como un bebé, necesita ser tratado con ternura.
  • El que mucho se jacta poco hace.
  • Un poco de sutileza es mejor que mucha fuerza.

Más refranes y dichos congoleños

  • Los cuernos no crecen antes de la cabeza.
  • Los amigos de nuestros amigos son nuestros amigos.
  • El que vive en el desván sabe por dónde gotea el techo.
  • El hombre es como un vino de palma: cuando joven, dulce pero sin fuerza; en la vejez, fuerte pero duro.
  • Si hay carácter, la fealdad se convierte en belleza; si no la hay, la belleza se convierte en fealdad.
  • La madera puede permanecer diez años en el agua pero nunca se convertirá en cocodrilo.
  • Por muy oscuro que esté, la mano siempre sabe el camino a la boca.
  • Quienes heredan fortunas suelen ser más problemáticos que quienes las hicieron.
  • Hasta que los leones tengan sus propios historiadores, los relatos de la caza siempre celebrarán al cazador.
  • A quien no le gustan las mujeres parlanchinas, debe quedarse soltero.
  • Un solo árbol no puede hacer un bosque.
  • Si no puedes bailar bien, será mejor que no te levantes.
  • El agua puede cubrir la huella en el suelo pero no cubre las palabras de la boca.
  • Si das un pescado a un hombre, lo alimentas por un día, si le enseñas a pescar; lo alimentas para toda la vida.
  • Si te llenas la boca con una navaja, escupirás sangre.
  • Un hombre rico siempre tendrá seguidores.
  • Cuando el hijo le dispara a un leopardo, el padre está orgulloso.
  • Un hombre no se aleja mucho de donde se está asando su maíz.
  • El sueño es el primo de la muerte.
  • No importa cuánto tiempo desaparezca la luna, algún día volverá a brillar de nuevo.
  • Los niños son la recompensa de la vida.
  • Sabes a quién amas, pero no puedes saber quién te ama.
  • Si no tapas los agujeros, tendrás que reconstruir las paredes.
  • Si te levantas demasiado temprano, el rocío te mojará.
  • El cazador que persigue a un elefante no se detiene para tirar piedras a los pájaros.
  • Sostén al verdadero amigo con ambas manos.
  • Cuando la mano derecha lava la mano izquierda y la mano izquierda lava la mano derecha, ambas manos quedan limpias.
  • Un tigre no necesita jactarse de que es un tigre.
  • Cuando la música cambia, también lo hace el baile.
  • No importa cuán lejos fluya un arroyo, nunca puede olvidar su fuente.
  • Lo que es sensato hoy puede ser un trastorno mañana.
  • Las palabras son dulces pero nunca pueden reemplazar la comida.
  • El único seguro contra incendios es tener dos casas.
  • Tus propios harapos son mejores que la ropa ajena.
  • Algunas aves evitan el agua, los patos la buscan.
  • La hierba no crece en la nariz de un ladrón.
  • El matrimonio es como un cacahuete, hay que romperlo para ver lo que hay dentro.
  • Si la vida te ha golpeado duramente y tienes la cara hinchada, sonríe y actúa como un gordo.
  • Sólo una madre llevaría al niño que muerde.
  • Se necesita todo un pueblo para criar a un niño.
  • No vigilar a tus obreros, es como dejar la bolsa abierta.
  • La culpa es como la huella de un hipopótamo.
  • Nadie en su sano juicio afila su machete para cortar un banano.
  • El que no se extravía de noche, no se extravía de día.
  • Las casas de barro no se queman.
  • El enfermo no rechaza la medicina.
  • El dinero mata más que las armas.
  • Es más divertido hacer el mal que corregirlo.
  • El sol del mediodía es el mejor remedio para el resfriado.
  • Por pobre que sea el elefante, valdrá más que diez ranas.
  • El hombre es como la pimienta: solo lo conoces cuando lo has molido.
  • Es el miedo a la ofensa lo que hace que los hombres traguen veneno.
  • El préstamo es el primogénito de la pobreza.
  • Si quieres darle medicina a un hombre enfermo, primero déjalo que esté realmente enfermo, para que pueda ver lo bien que funciona la medicina.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔽 ¿Aún no conoces la mayor recopilación de refranes de Internet? 🔽


¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto