El café de la historia - Refranes segovianos

Refranes de Segovia

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES CASTELLANOS » Refranes de Segovia

Dichos y refranes de Segovia y su provincia

  • Segovia la bella, pasea por su arte aunque llueva.
  • De Cantimpalos no hay chorizos malos.
  • De Segovia, ni el aire ni la novia.
  • A Zamarramala tienes que ir por Santa Águeda, a ver como las mujeres cogen el mango y el candil.
  • En Matamala, ni vaca buena, ni mujer mala. Y llegando a Cañicosa, ya es otra cosa.
  • Sangarcía, Etreros, Cobos y Bercial, los cuatro pueblos de la vanidad.
  • En Otones, las marranas son como tostones.
  • En Matabuena, ni vaca mala, ni mujer buena.
  • La capital de Segovia es como el culo de una taza, que todo es cuesta arriba hasta subir a la plaza.
  • Como come el mulo, caga el culo.
  • Segovia está enclavada entre el Eresma y el Clamores este último famoso por sus olores.
  • De Segovia, ni la burra ni la novia.
  • El perro y el niño, donde le ponen cariño.
  • Dios nos libre de los de Membibre de la Hoz, que los de Adrados ya estamos librados.
  • Para San Blas, la cigüeña verás.
  • Mas calientan cuatro varas de paño de Cuenca, que otras cuatro de limiste de Segovia.
  • La primavera la sangre altera.
  • En Abades, cuatro huevos son dos pares.
  • La del perro, poco como pero bien huelgo.
  • Si la envidia fuera tiña, y la tiña sarampión, cuántos tiñosos habría en Nava de la Asunción.
  • En abril aguas mil.
  • De Segovia ni la burra ni la novia, y si puede ser, ni la mujer.
  • Buey suelto, bien se lame.
  • Madrona, ni burro ni persona.
  • Asno de muchos, lobos le comen.
  • En Olombrada, la manta cagada.
  • El buen vestido y el buen semblante son poderosos recomendantes.
  • Quien ha visto Abades, ha visto todos los lugares.
  • Échame pan y llámame perro.
  • Los de La Granja se peinan, pero no se lavan.
  • Oveja que bala, bocao que pierde.
  • Para cantar y bailar Alconada y Maderuelo y para rezar el rosario los de Campo y Cilleruelo.
  • Unos tienen la fama y otros cardan la lana.

Más frases de Segovia

  • Otero de Herreros: corral de vacas.
  • Cuando llueve y hace sol baila el perro y el pastor.
  • Pablo se casó en Segovia, ciego, sordomudo y manco, cómo sería la novia, cuando engañaron a Pablo.
  • De lo contado come el lobo.
  • San Martín y Mudrián son dos lugares, donde cagan y mean los alcotanes.
  • Si en marzo mayea, en mayo marzea.
  • De Pinillos a Escobar, poco va.
  • Agua pasada no mueve molino.
  • Buenas mozas hay en Riaza pero mejor las hay en Valvieja, para putas en Pajares y para joder las de Ayllón.
  • A poco dinero, poca salud.
  • Quien no ha estado en Frades, no ha visto todos los lugares.
  • El que da pan a perro ajeno, pierde pan y pierde perro.
  • En Villovela de Pirón en cada casa un ladrón, menos en la del alcalde que son el hijo y el padre. Y en la del secretario hasta el caballo. Y en la del alguacil hasta el candil.
  • Ni un dedo hace mano, ni una golondrina hace verano.
  • Escarabajosa, la más piojosa.
  • En agosto, frío en rostro.
  • San García, Cobos y Bercial, donde se comieron un burro sin desollar.
  • La del gato, que pinga una y tira cuatro.
  • Los de Palazuelos, todo pa’ellos.
  • Muchos lobos pa un pan, mal rato le dan.
  • Los de Sangarcía, poco pelo pero bien peinado.
  • Piedra movediza, moho no cobija.
  • De Bernuy de Porreros era la niña, y el pícaro fraile de La Lastrilla.
  • Quien come y deja, dos veces pone mesa.
  • Aguilafuente, Fuentepelayo, Pinarnegrillo y Navalmanzano, son cuatro pueblos de chicha y nabo.
  • Para garbanzos, Valseca, nabos en La Lastrilla, cabezotas en Roda y mujeres guapas en Encinillas.
  • El Torrejil de Gallegos se está cayendo, una pulga y un piojo lo están sosteniendo.
  • Rábanos de Olmedo y besar en el culo a los de Coca.
  • Escarabajosa, la mocosa, es un corral de cuatro vecinos, al cura le hacen guardar las cabras, y al sacristán los gorrinos.
  • A los de Cantimpalos, matarlos a palos.
  • Como en la feria de Valverde, que el que más pone más pierde.
  • A mal tiempo buena cara.
  • Las de Aldealengua de Santa María les dijeron a las de Ayllon, que para machotes los de Maderuelo y que suyos son.
  • Cuando el burro mueve la oreja, resguárdate bajo teja.
  • A Navas de Oro no se le ve en el mapa, pero bebiendo vino la conoce hasta el Papa.
  • Quien madruga, ojeras tiene.
  • Monterrubio chiquito, Ituero mayor y Zarzuela del Monte se lleva la flor.
  • Carrera que el caballo da, en el cuerpo la tiene.
  • Aguilafuente, ni leña ni gente.
  • A gran salto, gran quebranto.
  • Pinilla Ambroz, pueblo de aldeas, los hombres carromolones y las mujeres feas.
  • Si algo traes, cómelo.
  • Mujer de Revenga a mi casa no venga.
  • La letra con sangre entra.
  • Los de Navalmanzano, van tarde y vuelven temprano.
  • En consejos, oye a los viejos.
  • Villa por villa, Valladolid en Castilla; lugar por lugar, Villacastín y El Espinar.
  • A bestia comedora piedras en la cebada.
  • Trescasas y Sonsoto tienen la iglesia por coto.
  • Al mas ruin puerco la mejor bellota.
  • En Garcillán, la que no es puta hace pan.
  • A cada puerta su dueño.
  • En Cabezuela el que más larga la tiene más hondo la cuela.
  • De Dios viene el bien, de las abejas la miel, de la mar la sal y de la mala mujer mucho mal.
  • Agua por San Juan, quita vino y no da pan.
  • Eres más burro que los de La Lastrilla, que rompieron el reloj de la torre de la iglesia porque no daba las trece.
  • Pinarejos, pocos y lejos.
  • Cuando Dios no quiere, los santos no han poder.
  • En Zarzuela del Monte, por su fortuna todos son machoteros menos el cura.
  • Cuando corre Valfrío, vende los bueyes y échalo en trigo.
  • Otero de Herreros, corral de vacas y carneros.
  • A ira de Dios, no hay casa fuerte.
  • Eres más burro que los de Espirdo, que querían meter el pendón atravesado.
  • Caballo de Hontoria y mujer de Revenga a mi casa no venga.
  • Contra el vicio de pedir, la virtud de no dar.
  • No compres mula en San Juan ni paño en Fuentepelayo, ni mujer en Escalona ni amigos en Cantimpalos. La mula te saldrá falsa, el paño te saldrá malo; la mujer te saldrá puta y los amigos contrarios.
  • A buen entendedor, pocas palabras.
  • En Garcillán está el árbol, en Martín Miguel la hoja, y en Valverde del Majano la flor de mozos y mozas.
  • Donde las dan las toman y callar es bueno.
  • A buey viejo no le busques abrigo, porque él se va a lo verde y deja a lo seco; y si verde no halla, lo seco apaña.
  • Zamarramala esta mala, La Lastrilla está peor, y a los pobres de Bernuy les darán la extremaunción.
  • No hay hacienda sin contienda.
  • En Fresno los botijeros que con sus cacharros andaban, con un borriquillo cojo perdían más que ganaban.
CAMISETA-SEGOVIA
  • Ligero, Encaje clasico, Manga de doble puntada y bastilla baja

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔽 ¿Aún no conoces la mayor recopilación de refranes de Internet? 🔽


¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto