El café de la historia - Refranes de ríos españoles

100 refranes sobre los ríos españoles

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES CASTELLANOS » 100 refranes sobre los ríos españoles

Síguenos en las redes para no perderte ninguna publicación


Dichos y refranes sobre ríos de España

  • Duero tiene la fama y Pisuerga lleva el agua.
  • El Sil lleva el agua y el Miño la fama.
  • A Tetuán por monas y a Guadiana por bogas.
  • Tormes, Tormes, por donde vienes nunca tornes.
  • El puente del Guadiana no lo hizo mano humana.
  • Si el Alberche y el Tajo se avistan, Talavera, Dios te asista.
  • Barrón al Tajo con nube a Ardila, lluvia a los dos días.
  • En río manso no metas la mano.
  • Cuando en Guadiana hay barra, a los noventa días agua; y si no llueve, es que marra.
  • El río pasado, el santo olvidado.
  • Aire de abajo, agua en el Tajo.
  • El que a orilla del río mora, mucho bebe y mucho llora.
  • Caña dulce de Motril, vino de Granja y agua de Genil.
  • El desdichado va por agua al río, y encuentra el cauce vacío.
  • No le pidas a Guadiana lo que no te puede dar, aunque duermas en su orilla ya no lo verás llegar.
  • Donde más hondo es el río, menos ruido.
  • Yo soy el Duero, que todas las aguas bebo; si no es a Guadiana, que se va por tierra llana, y a Ebro, que no le veo, y a Guadalquivir, que nunca le vi.
  • De perdidos, al río.
  • Júcar y Huécar, y Cuenca en medio. Y júntanse en el Remedio.
  • De mulo, río y molino, no quieras ser vecino.
  • El Guadiana me quiera y el Gévora no, que soy de su lao, del buen Badajoz.
  • Cuando el río suena, agua lleva.
  • Málaga cerrada y Guadiana abierta, agua cierta.

Más refranes de ríos de España

  • Esgueva, más mierda que agua lleva.
  • Corra Júcar por do suele.
  • Cuando el río no hace ruido, o no lleva agua o va muy crecido.
  • Aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid…
  • El Miño lleva la fama y el Sil le da el agua.
  • La de Atocha está en Madrid: la del Sagrario, en Toledo, y la Virgen del Pilar a la orillica del Ebro.
  • Casa sin madre, río sin cauce.
  • Arlanza y Arlanzón, Pisuerga y Carrión, en el Puente de Simancas juntos son.
  • Casa junto al río y ruin en cargo no dura tiempo largo.
  • Río Ebro, en Barbastro estercolero.
  • Niebla del Tajo, al tercer día raso.
  • Río Pisuerga, padre es de nieblas.
  • El río de Málaga se va por donde le da la gana.
  • Yo soy el Duero, que todas las aguas bebo, menos del Adaja, que me ataja.
  • Beba mi ganado en el Tajo aunque lama guijarros.
  • Miranda y la Sonsierra, Ebro abajo hasta Tudela.
  • Ebro traidor, naces en Castilla y riegas Aragón.
  • El Tajo lleva la fama y la Hoz seca el agua.
  • Agua de Duero, caldo de pollos.
  • Agua que el río baja, arriba no ha de volver.
  • Febrero tiró la madre río abajo, y buscábala río arriba.
  • Ebro lleno, aire quieto.
  • Agua del Tajo, infla la tripa y afloja el badajo.
  • Arga, Ega y Aragón, hacen al Ebro varón.
  • Guadalquivir atrancado y Málaga abierta, agua en tierra.
  • La puta de Toro, y la trucha del Duero.
  • Tres son en Valladolid los amos: Dios, el Pisuerga y Gamazo.
  • No he visto gente más bruta que la gente de Alcocer, que echaron el cristo al río, porque no quiso llover.
  • Fariza cae en un llano, y el puente grande en el medio, y la Virgen del Castillo a las orillas del Duero.
  • El río Ribota, no baja ni gota.
  • Guadiana abierta y Córdoba cerrá, lloverá o no lloverá.
  • En la orilla del río, ni hagas casa, ni tengas tu averío.
  • Como no soy ningún río Tajo, lo mismo corro para arriba que para abajo.
  • Donde va más hondo el río, hace menos ruido.
  • De un lado la cerca el Duero, por otro Peña Tajada, por otro los cuatro cubos y por otro la Barbacana.
  • A par de un río, ni compres viña, ni olivar, ni caserío.
  • Guadalquivir con montera y Málaga abierta agua cierta.
  • Va la moza al río, calla lo suyo y cuenta lo del vecino.
  • El Ebro nace en Fontibre, muy cerca de Peña-Labra; su curso al Este dirige, regando luego a Miranda.
  • Trucha de río, merienda de amigos.
  • El río de Málaga: las haciendas perdidas y a merced las vidas.
  • Si tu suegra se cae en el río, búscala aguas arriba.
  • Nube blanca en Castelfrío, crecida en el río.
  • Si diciembre y enero pasan sin frío, cuando viene febrero se hiela el río, siempre pasa, viene todo con más furia si se retrasa.
  • Si el Alberche y el Tajo se amistan, ay Talavera, Dios te asista.
  • Río, señor, horno, mulo ni molino, no los tengas por vecino.
  • En Cazorla nace el Betis, riega a Montoro y Posadas, Jaén, Córdoba y Sevilla, y hasta Sanlúcar avanza.
  • Rey, río y clero, los peores linderos.
  • El pantano de Lorca se ha reventado, y la huerta de Murcia se la ha llevado.
  • Por mucho que el río corra, va a morir al mar.
  • Tormes, Tormes, por do fuiste nunca tornes.
  • No hay río sin vado, ni familia sin malo.
  • En Cuenca hay un puente para pasar Moscas.
  • Pescador de río y molinero de viento, mala olla y peor testamento.
  • Las lagunas de Ruidera dan su caudal al Guadiana, y al poco tiempo se ocultan bajo la tierra sus aguas.
  • Pasa el río por tu puerta, y no me das de beber, teniendo el río tan cerca, me dejas morir de sed.
  • En el Miño te doy mucho cariño.
  • Para cruzar el río y dar dinero, no hay que ser nunca el primero.
  • A río crecido, sentarse en la orilla.
  • No llega la sangre al río si tu lenguaje es comedido.
  • La vieja escarmentada, pasa el río arremangada.
  • No hay río bravo que no tenga vado, ni plazo que no llegue a cabo.
  • En la Muela de San Juan el Tajo toma sus aguas, riega Aranjuez y Toledo, a Talavera y Alcántara.
  • No hables mal del puente hasta haber cruzado el río.
  • A río revuelto, ganancia de pescadores.
  • No enfadar al cocodrilo antes de cruzar el río.
  • Jamón de huerto y pescado de río, no echarás muchos kilos.
  • Ni hagas huerta en sombrío, ni edificio junto al río.
  • En Fuentemiña de Lugo el Miño rompe su marcha, pasa por Lugo y Orense, y también por Ribadavia, y al Atlántico se junta entre Carmiña y La Guardia.
  • Ni casa junto a río, ni viña junto a camino.
  • Hasta la gloria del río acaba en el mar.
  • Mimbres para un cesto, en la orilla del río cientos.
  • Nace el Duero al pie de un monte que Pico de Urbión se llama; riega Soria y Almazán, y, siguiendo por Aranda.
  • Llevar agua al río, sería desvarío.
  • Esta en medio del río y se muere de sed el mezquino.
  • Lo que no es mío, llévelo el río.
  • Cuando se le hinchan los bigotes al río Pancrudo, baja cada riada que se lleva hasta el puente de la vía de Luco.

🔽 ¿Aún no conoces la mayor recopilación de refranes de Internet? 🔽


¡Síguenos en redes!


ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN




¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto