El café de la historia - Refranes de enemigos

100 refranes sobre los enemigos

REFRANES ESPAÑOLES

Autor: EL CAFÉ DE LA HISTORIA

Dichos, frases, refranes y proverbios sobre los enemigos

  • A enemigo que se ausenta, música y fiesta.
  • El matrimonio es la única guerra en la que duermes con el enemigo.
  • A enemigo que huye puente de plata.
  • Al enemigo, ni agua.
  • Si no puedes con tu enemigo, únete a él.
  • A tu enemigo fallecido, perdón y olvido.
  • Amigo reconciliado, enemigo doblado.
  • A los enemigos, bárreles el camino.
  • Adulador, él es tu enemigo peor.
  • No hay peor enemigo que el del mismo oficio.
  • Los peores enemigos de un hombre, son a menudo los de su propia casa.
  • Siéntate a tu puerta y verás pasar el cadáver de tu enemigo.
  • A enemigo que huye, no le entretengas.
  • Ni fíes, ni porfíes, ni cofradíes, ni arriendes; así vivirás bien entre todas las gentes. Si fías no cobras y si cobras no tal y si tal, enemigo mortal.
  • Si prestas, o pierdes el dinero o ganas un enemigo.
  • No hay un enemigo peor que un amigo fingido, ni hay odio más grave que un amor disimulado.
  • Duerme alguno con su enemigo pero ninguno con su dolorcillo.
  • De los enemigos, los menos.
  • La cerradura de puerta no es para el enemigo, sino para el amigo.
  • Los dadores de grandes cenas conocen pocos enemigos.
  • Tu amigo al prestar, tu enemigo al cobrar.
  • No hay enemigo fácil, pero sí amigo difícil.
  • Es peor la envidia del amigo que el odio del enemigo.
  • A enemigo que huye, golpe de gracia.
  • No le escribas a tu mejor amigo lo que puede saber tu peor enemigo.
  • No habiendo enemigo enfrente, todo el mundo es valiente.
  • Pan de centeno, para tu enemigo es bueno.
  • Más vale enemigo cuerdo que amigo loco.
  • Quien es amigo del vino, es enemigo de sí mismo.
  • No confíes tu secreto a tu vecino, por sí mañana es tu enemigo.
  • Es peor la envidia del amigo que el odio del enemigo.
  • Ni buen fraile por amigo, ni malo por enemigo.
  • Aconseja al ignorante, y te tomará por su enemigo.
  • Más vale el ruego del amigo que el hierro del enemigo.
  • Dinero que prestaste, enemigo que ganaste.
  • Más vale dar un duro al enemigo, que pedir una peseta al amigo.
  • Amad a vuestros enemigos y haced el bien a aquellos que os odian.
  • A enemigo que huye, diez bendiciones.
  • El hombre es enemigo de lo que ignora.
  • Locura es dar consejos a un enemigo, pero más locura todavía es tomarlos de él.
  • No temas nunca el calor en junio, que tu enemiga es la lluvia.
  • Al falso amigo, hazle la cruz como al enemigo.
  • Un amigo hace más daño que un enemigo.
  • Al enemigo honrado, antes muerto que afrentado.
  • Trata con el enemigo como si en breve fuera a ser amigo, y con el amigo como si hubiese de ser enemigo.
  • Más vale dejar en la muerte a enemigos, que pedir en la vida a los amigos.
  • Siéntate y espera, que tu enemigo pasará por tu acera.
  • Adulándote, necio y malo te hará tu amigo, censurándote, sabio y bueno te hará tu enemigo.
  • Si te ganas a tu enemigo, tendrás un fiel amigo.
  • No es tu amigo quien te favorece una vez, ni tu enemigo quien te insultó en una ocasión.
  • Prestar al enemigo, es ganarlo, prestar al amigo, es perderlo.
  • Adivina quien te ha dado, tu enemigo se ha acercado.
  • Si quieres saber quien es tu peor enemigo, pregúntale su oficio.
  • Nada más peligroso que un ignorante amigo; mejor sería un sabio enemigo.
  • Quien presta, no cobra, si cobra, no todo, y si todo, no tal, y si tal, enemigo mortal.
  • A un buen amigo se le consigue gratis, a un enemigo hay que ganárselo.
  • Quien amenaza a su enemigo, no las tiene todas consigo.
  • Si quieres tener enemigos, presta dinero.
  • Por prestar, el enemigo muchas veces es amigo y el amigo enemigo.
  • A enemigo que huye, alfombra roja.
  • Por testigo no vale el amigo y menos el enemigo.
  • Lo poco hace deudor, y lo mucho enemigo.
  • No te rías del mal de tu enemigo, que el tuyo viene de camino.
  • El calor de julio tiene la lluvia por enemigo.
  • No hay enemigo pequeño.
  • Guárdate del amigo que alterna con tus enemigos.
  • Hombre rico, mal enemigo.
  • El caudal de tu enemigo, en dinero lo veas.
  • Hambre y frío entregan al hombre a su enemigo.
  • El amigo imprudente es más dañoso que el enemigo declarado.
  • Frente a un común enemigo, de un rival me hago amigo.
  • Un enemigo inteligente es mejor que un amigo tonto.
  • Enemigo que da placer, sospechar y temer.
  • Lo mejor es enemigo de lo bueno.
  • En casa de tu enemigo, la mujer ten por amigo.
  • Creer que un enemigo débil no puede dañarnos es creer que una chispa no puede causar un incendio.
  • El mejor enemigo, es el enemigo muerto.
  • Ni manjar recalentado ni enemigo reconciliado.
  • El amigo trabaja a la luz del sol, el enemigo, en la oscuridad.
  • Mientras vivamos en la ignorancia, seremos siempre los unos enemigos de los otros.
  • De las ciencias y las artes, sólo es enemigo el ignorante.
  • Los enemigos del cuerpo son tres: serrano, monegrino y montañés.
  • De cuerdos es temer al enemigo.
  • Me protegeré de mis enemigos, que Dios me proteja de mis amigos.
  • Cuida bien a tu amigo y no menosprecies a tu enemigo.
  • Si tienes enemigos, ten tus ojos por guarda.
  • Cuando quiera ausentarse tu enemigo, quítale estorbos del camino.
  • Es preferible ser el enemigo de alguien bueno, que el amigo de alguien que es mala persona.
  • Cuando fueres por el camino no digas mal de tu enemigo.
  • Mas cuidado te da un enemigo que consolación cien amigos.
  • Con tu amigo y tu enemigo, tu dinero en el bolsillo.
  • Si a tu hijo no le das castigo, serás su peor enemigo.
  • Cien amigos son pocos, un enemigo es mucho.
  • Amigo de un día, enemigo para toda la vida.
  • Amigo que es amigo de mi enemigo, no es mi amigo.
  • Con amigos así no hacen falta enemigos.
  • Amigo de uno y enemigo de ninguno.
  • A tu enemigo, cómele el pan y bébele el vino.
  • Amigo beneficiado, enemigo declarado.
  • Pan de centeno, para tu enemigo es bueno; pan de mijo, no se lo des a tu hijo; pan de cebada, comida de asno disimulada; pan de panizo, fue el diablo el que lo hizo; pan de trigo candeal o tremés, lo hizo Dios y mi pan es.

Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todas son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.”






Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto

Última actualización el 2021-11-16 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados/Los precios y la disponibilidad pueden ser distintos a los publicados