El café de la historia - Refranes de la abuela

100 Refranes de la abuela

100 dichos y refranes de la abuela

AUTOR: El café de la historia

  • Vuelta la burra al trigo.
  • Genio y figura hasta la sepultura.
  • Matrimonio que en la calle parecen el gato en enero, si los ves dentro de casa, parecen el gato y el perro.
  • En mi casa me dicen y yo les digo que predicar en desierto es sermón perdido.
  • Quien tuvo, retuvo.
  • El que da lo que tiene antes de la muerte, merece que le den con un canto entre los dientes.
  • Dime de qué presumes y te diré de qué careces.
  • A la sombra de un árbol sin fruto me puse a pensar, que pocos amigos tiene el que poco tiene que dar.
  • Maestro de mucho, oficial de nada.
  • El que le pega a su padre lleva una soga arrastrando, y donde quiera que vaya, la va pisando.
  • Para muestra, un botón.
  • No preguntes por saber, que el tiempo te lo dirá, que no hay nada mas bonito que saber sin preguntar.
  • En casa del herrero, cuchillo de palo.
  • Rectificar es de sabios.
  • Voz del pueblo, voz del cielo.
  • Agua que no has de beber, déjala correr.
  • El mundo es un pañuelo.
  • Allí donde fueres, haz lo que vieres.
  • Dios los cría y ellos se juntan.
  • Nunca llueve a gusto de todos.
  • Cada palo que aguante su vela.
  • La primera vez que me engañes, será culpa tuya; la segunda vez, la culpa será mía.
  • Consejos vendo que para mí no tengo.
  • Vísteme despacio, que tengo prisa.
  • El que mucho habla, mucho yerra.
  • Al mal tiempo, buena cara.
  • Lo barato sale caro.
  • No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista.
  • Poderoso caballero es Don Dinero.
  • Una mano ayuda a la otra y las dos juntas lavan la cara.
  • No hay rosa sin espinas.
  • ¿Dónde va Vicente? Donde va la gente.
  • No por mucho madrugar amanece más temprano.
  • Del árbol caído, todos hacen leña.
  • No hay que mentar la soga en casa del ahorcado.
  • Un clavo saca a otro clavo.
  • Piensa mal y acertarás.
  • Tanto va el cántaro a la fuente que al fin se rompe.
  • Más vale bueno conocido que malo por conocer.
  • Si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña.
  • Mañana será otro día.
  • Quien roba a un ladrón, tiene cien años de perdón.
  • Todo es según el color del cristal con que se mire.
  • De la panza, nace la danza.
  • Más sabe el diablo por viejo que por diablo.
  • La música amansa las fieras.
  • Tiran más dos tetas que dos carretas.
  • El casado, casa quiere.
  • Dios le da mocos a quien no tiene pañuelo.
  • Lo que no mata engorda.
  • Si siembras vientos cosecharás tempestades.
  • Lo cortés no le quita lo valiente.
  • Camarón que se duerme, se lo lleva la corriente.
  • No hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista.
  • Poco a poco se llega antes.
  • No es más limpio quien más limpia, sino quien menos ensucia.
  • Agua pasada no mueve molino.
  • Si la envidia fuera tiña todos seríamos tiñosos.
  • El que siembra viento, cosecha tempestades.
  • Hombre precavido, vale por dos.
  • Más vale ser cabeza de ratón que cola de león.
  • Árbol que nace torcido, jamás su tronco enderezará.
  • Se coge antes a un mentiroso que a un cojo.
  • Cuando el río suena piedras trae.
  • Sarna con gusto no pica.
  • El que mucho ofrece, poco da.
  • Quien tiene tienda que la atienda.
  • A buenas horas mangas verdes.
  • Perro que ladra no muerde.
  • Quien compra lo que no puede, vende lo que le duele.
  • Quien no llora no mama.
  • Una cosa es predicar y otra dar trigo.
  • Para mentir y comer pescado hay que tener mucho cuidado.
  • Reunión de pastores, oveja muerta.
  • Quien mucho abarca, poco aprieta.
  • Si quieres buena fama, no te dé el sol en la cama.
  • No hay mal que por bien no venga.
  • El que en la juventud come sardinas, en la vejez le salen las espinas.
  • Ojos que no ven corazón que no siente.
  • Quien da pan a perro ajeno pierde pan y pierde perro.
  • Una hora duerme el gallo, dos el caballo, tres el santo, cuatro el que no es tanto, cinco el capuchino, seis el peregrino, siete el caminante, ocho el estudiante, nueve el caballero, diez el pordiosero, once el muchacho y doce el borracho.
  • Del dicho al hecho hay un buen trecho.
  • Come poco y cena temprano y llegarás a anciano.
  • Quien a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.
  • Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió.
  • Ya se murió el prestar, que le mató el mal pagar.
  • Piensa el ladrón que todos son de su condición.
  • Ofrecer hasta meter y una vez metido se olvida lo prometido.
  • De los cuarenta para arriba no te mojes la barriga.
  • Donde las dan las toman y callar es bueno.
  • Unos tienen la fama y otros cardan la lana.
  • Nunca te acostarás sin saber una cosa más.
  • Cada oveja con su pareja.
  • Dime con quién andas, y te diré quien eres.
  • El que tiene boca se equivoca.
  • A buen entendedor, con pocas palabras basta.
  • Ni pidas a quien pidió, ni sirvas a quien sirvió.
  • No por mucho madrugar amanece más temprano.
  • Más vale tarde que nunca.

¡Síguenos en las redes!

Paréceme, Sancho, que no hay refrán que no sea verdadero, porque todas son sentencias sacadas de la mesma experiencia, madre de las ciencias todas.”

Aviso legalPrivacidad Política de cookies / Copyright © 2021. Todos los derechos reservados/All rights reserved. / Contacto

close

¿Quieres que te avisemos cada vez que publiquemos un nuevo artículo?