El café de la historia - Refranes sobre cerdos

100 refranes sobre los cerdos

Autor: El café de la Historia

INICIO » REFRANES DE ALIMENTOS » 100 refranes sobre los cerdos

✅ Dichos y refranes acerca de los cerdos

  • A cada cerdo le llega su San Martín.
  • Por San Andrés, hay puercos gordos que vender.
  • En febrero el sol pica, el cerdo se remoja y el perro busca la sombra.
  • Por San Martín, deja el puerco de gruñir.
  • Agua de mayo mata cochino de un año.
  • Al mas ruin puerco la mejor bellota.
  • Pato, ganso y ansarón, tres cosa son, y una son, cochino, puerco y lechón.
  • Puerco fiado gruñe todo el año.
  • El pato y el lechón, del cuchillo al asador.
  • Si quieres ver tu cuerpo sano, mata un marrano.
  • Trece morcillas tiene un cerdo, ni te las doy, ni te las cuento.
  • A quien no mata puerco, no le dan morcilla.
  • No hay pescado como el cerdo.
  • Al fraile y al cochino, no les enseñes el camino.
  • Tratándose de puercos, todo es dinero; tratándose de dinero, todos son puercos.
  • Con la ayuda del vecino, mató mi padre un cochino.
  • Al puerco, y al yerno y a la nuera enseñarles la puerta.
  • De pelirrojo, ni gato ni cerdo.
  • Si quieres un día bueno: hazte la barba; un mes bueno: mata un puerco; un año bueno: cásate; un siempre bueno: hazte clérigo.
  • En casa del hortelano, siempre es más gordo el marrano.
  • Por Nadal, tu puerco en sal.
  • Cochino matado, invierno solucionado.
  • Después de Santa Andrea, toma el puerco por la sea; si no lo puedes tomar, hasta Navidad déjalo estar.
  • Rábanos huecos, para los cerdos.
  • Puerco fresco y vino nuevo, cristianillo al cementerio.
  • Cuando el indio se levanta y el chancho chilla, ya es de día.
  • Huerta sin cerdo, no tiene dueño.
  • Agua por San Mateo, puercos, vendimias y gordos borregos.
  • En invierno enciende el brasero, consume tu vino y mata tu cochino.

Más refranes de cerdos

  • El cerdo no quiere rosas, sino aguas cenagosas.
  • El harta es de los puercos, y el comer regularmente es de los hombres.
  • El cerdo es un olivo con patas, que a muchos agrada.
  • Chancho enlodado a todos ensucia.
  • A veces, hasta un cerdo ciego encuentra una bellota.
  • A puerco fresco y berenjenas, ¿quién tendrá las manos quedas?
  • Marrano y mujer, acertar y no escoger.
  • Sol de enero, el puerco al lodero.
  • Cada chancho en su teta es el modo de mamar.
  • Por San Lucas mata tus puercos y tapa tus cubas, y para tus yuntas.
  • El cerdo siempre busca el fango.
  • El hombre y el puerco, después de muerto.
  • Difícil que el chancho chifle.
  • Puerco que no grita, cuchillo con él.
  • A todo marrano le llega su sábado.
  • El puerco cimarrón sabe en que palo se rasca.
  • No compres cerdo en Santa Ana, ni borrico en Retamoso, ni mujer en Torrecilla, ni madera de Espinoso.
  • Lana, puercos y trigo hacen al pobre rico.
  • Mujer, gallina y marrano se comen con la mano.
  • Si quieres ver tu cuerpo, mata un puerco.
  • Cómo será la laguna, que el chancho la cruza al trote.
  • Ahí fue donde la puerca entorchó el rabo.
  • El humo va a los hermosos, a los cerdos y a los perezosos.
  • Ese da más vueltas que un puerco suelto.
  • Por San Martino, prueba tu vino y mata tu cochino.
  • Cuatro meses, cuatro semanas y cuatro días la puerca parida.
  • Un chancho embarrado quiere embarrar a otro.
  • El puerco más flaco se come la mejor mazorca.
  • Agua abrileña baña las hierbas; así las quiere el ganado lanar, pero no el de cerda.
  • Cochino fiado, buen invierno y mal verano.
  • Racimo de noviembre, ni el cerdo lo quiere.
  • El pez y el cochino, la vida en el agua y la muerte en el vino.
  • No des perlas a los cerdos.
  • Con pan, vino y carne de cochino, se pasa bien el mal camino.
  • Cochino de febrero, con su padre al humero.
  • No hay que darle margaritas a los cerdos.
  • Más corto que patada de cerdo.
  • Mejor que gruña el cochino que los hijos del vecino.
  • A chillidos de cerdo, oídos de carnicero.
  • Vida es pan, y el chorizo porvenir.
  • Cochino limpio no engorda.
  • No des longaniza a quien no mata cerdo.
  • Por San Simón y Judas, mata tu puerco y atiesta tus cubas.
  • Quien nace lechón muere cochino.
  • El cerdo y el avariento sólo dan un día bueno.
  • La culpa no es del chancho, sino de quien le da el afrecho.
  • Cochino mordido no juega con perros.
  • El nabo y el marrano tienen que salir gordos del verano.
  • El rico y el cochino más sirven muertos que vivos.
  • El cerdo más ruin se come la mejor bellota.
  • Más mal amañao que un cochino bajo el brazo.
  • Más caga un cochino que cien golondrinos.
  • Ahora sí torció la puerca el rabo.
  • En martes, ni te cases ni te apartes, ni te vayas a ninguna parte, ni cochino gordo mates.
  • Cada chancho a su estaca.
  • No hay abril que deje de ser vil, ya a la entrada, ya al salir; o bien al medio, por no reñir. Hace a las puertas cerrar y abrir; a los cerdos gruñir; a las viejas encoger, y a las mocitas llorar porque les mandan ir a arar.
  • Carrascosa la piojosa, lugar de pocos vecinos, el cura guarda los bueyes y el sacristán los cochinos.
  • Por San Andrés, toma el puerco por los pies; y, si no lo puedes tomar, déjalo hasta Navidad.
  • Más vale un conejo en la mano que la promesa de un marrano.
  • En febrero busca el cerdo el bañaero y el perro el galapero.
  • A ningún marrano se le quita la baraja de la mano.
  • Borracho cochino no pierde tino.
  • En Ujados, suben los cerdos a los tejados.
  • Como los cochinos de Don Gil: engordar para morir.
  • Estar mas emperifoyá que la puerca de Juan Bobo.
  • Viendo la garita, se sabe el cochino que la habita.
  • A chillidos de marrano, oídos de matarife.
  • Picapuerco charrador, cerca tiene o ponedor.
  • Por Santa Catalina, mata tu cochina; por San Andrés mata tu res, y si no tienes que matar, mata a tu mujer.
  • De Cambrón a Cambroncino, la carrera de un cochino.
  • Abril hace a las puertas cerrar y abrir y a los cochinos gruñir.
  • Cuando la puerca lava, el sol se nubla.

ETIQUETAS DE NAVEGACIÓN


🔍 Buscador de refranes

Para una búsqueda eficaz escribe conceptos concretos (por ejemplo: gatos, invierno, amor, calor, vino…)

🔽 ¿Aún no conoces la mayor base de datos de refranes de Internet? 🔽

¡Síguenos en redes!



¿Qué es un refrán?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza, particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.


«Cualquiera sentencia popular repetida tradicionalmente de forma invariable, particularmente, las que son en verso o al menos con cierto ritmo, consonante o asonante, que las hace fáciles de retener y les da estabilidad de forma y de sentido figurado». (María Moliner)


Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)



¿Qué son los refranes?

Un refrán es un frase de origen popular repetida tradicionalmente de forma invariable, en la cual se expresa un pensamiento moral, un consejo o una enseñanza; particularmente la que está estructurada en verso y rima en asonancia o consonancia.

Los refranes son paremias tradicionales de uso y origen popular y, en general, de autoría anónima.

El refrán nace con intención didáctica, moral o, incluso en ocasiones, filosófica.

Puede encontrarse algunas veces como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral, comprende un significado bastante más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso.

También, en ciertas ocasiones, encierra una ocurrencia chistosa.

​Por otro lado, el proverbio, igual que el adagio, suelen ir asociados a lo bíblico y/o lo culto.

En definitiva, y sin lugar a dudas, en el ámbito de la lengua castellana, el refrán es, de manera indiscutible, la paremia más representativa y extendida de la sabiduría popular.

Dicho agudo y sentencioso de uso común. (Diccionario de la RAE)

El refrán es una paremia tradicional de origen y uso popular –y por definición, de autoría anónima– con intención didáctica, moral o, incluso, filosófica. En algunos contextos puede encontrarse como sinónimo de dicho e incluso de proverbio, si bien el dicho, esencialmente oral abarca un significado más amplio, como conjunto de palabras que proponen un concepto cabal, agudo, oportuno, e incluso malicioso, o bien una ocurrencia chistosa.

Por su parte, el proverbio, como el adagio y la máxima, suelen estar asociados a lo culto, lo bíblico o lo oriental. En suma, en el ámbito de la lengua castellana o idioma español, el refrán es, por antonomasia, la paremia más representativa de la sabiduría popular.

En el uso de la lengua española, el término refrán (del francés refrain, sentencia corta) ha conocido una gran difusión hasta el punto de desplazar al proverbio, idea que se asocia a una paremia culta como los proverbios bíblicos u orientales. Así, el refrán, paremia popular o popularizada, aparece en obras de autores clásicos como Gonzalo de Berceo, el Arcipreste de Hita, Don Juan Manuel, Alfonso X el Sabio o el propio Miguel de Cervantes, que en el Quijote asegura por boca de Quijano que «los refranes son sentencias breves, sacadas de la experiencia y especulación de nuestros antiguos ancianos», y hablando con Sancho Panza le dice que «cualquiera de los que has dicho basta para dar a entender tu pensamiento» (Segunda parte, capítulo XVII); o cuando le hace decir al cautivo que «el refrán es sentencia breve sacada de la luenga y discreta experiencia».​

Sentencias breves y anónimas que «señalan qué actitud conviene adoptar en cada situación, definen la razón de una determinada conducta, o extraen las consecuencias de una circunstancia, entrañando en cualquier caso un fin didáctico y aleccionador y convirtiendo la anécdota humana en tema de reflexión».​ No obstante, muchas frases literarias y bíblicas han pasado a formar parte del refranero popular. La mayoría de los refranes son observaciones acuñadas por la experiencia colectiva a lo largo del tiempo, con temas que van desde la meteorología hasta el destino invariable y fatalista de existencia. Constituyen el bagaje cultural del pueblo en tiempos en los que la tradición oral pasaba la sabiduría popular de una generación a otra.

Su estructura suele ser pareada y recurren tanto a la prosa y verso como a figuras literarias (antítesis, elipsis o paralelismo) para facilitar su perpetuación oral.

Fuente: Wikipedia

Aviso legalPrivacidad Política de cookies – Copyright © 2022. Todos los derechos reservadosContacto