El café de la historia - The Beatles en Madrid

¡Que vienen los Beatles! (2)

Compartir es de sabi@s:

4.9
(35)

Estimated reading time: 9 minute(s)

Los Beatles en Madrid

En la entrada anterior habíamos dejado a los Beatles instalados en el Hotel Fénix y a punto de dar una indigna rueda de prensa.

La rueda de prensa del Hotel Fénix

A este encuentro sólo tenían acceso los periodistas acreditados por el régimen y las preguntas, indudablemente teledirigidas desde «arriba», basculaban peligrosamente entre un despreciativo ninguneo y el kitsch más casposo aderezado con un nada disimulado desconocimiento de la verdadera dimensión de los entrevistados.

Los Beatles en la rueda de prensa de Madrid
La infame rueda de prensa

Así, los de Liverpool tuvieron que lidiar con preguntas -santa paciencia- de la prensa oficial sobre si pensaban cortarse esas melenas, si tenían asegurado el pelo, qué pensaban de la mujer española o si les gustaban los toros. En un momento de la disparatada rueda de prensa, Paul McCartney dio veracidad a un marciano proyecto por el cual volverían a España al año siguiente para rodar una película protagonizada por ellos y el Cordobés que nunca se llegó a realizar.

También tuvieron que soportar ridículas alusiones bíblicas acerca de Sansón y sus cabelleras. Repetimos, santa paciencia…

Por si quedaba alguna duda, no podemos dejar de puntualizar que ningún periodista les preguntó nada relacionado con su negociado: la música.

Los Beatles y el Cordobés

Cabe mencionar un incidente que se produjo durante la rueda de prensa cuando se presentó el mismísimo Cordobés con un fotógrafo para realizar un reportaje del grupo con el torero que, por lo visto, estaba vagamente apalabrado y por una cadena de malentendidos no se pudo llevar a cabo produciéndose altercados entre la seguridad del hotel, la policía y los presentes en el salón que se saldó con empujones, lecciones improvisadas de boxeo amateur por parte del Cordobés, aderezadas con la mayor retahila de blasfemias y juramentos que jamás nadie había escuchado salir de la boca del torero.

Revista Fonorama, portada con The Beatles

También merece que quede por escrito que José Luis Álvarez, director de la revista musical Fonorama, gracias a su amistad con Brian Epstein, pudo entrevistarlos en privado durante más de una hora y, esta vez sí, la conversación giró alrededor de la música.

Pero el largo día de los Beatles no acababa aquí…

Promocionando vino de Jerez

Tras el descabellado encuentro con la prensa oficial tocaba un acto publicitario en el mismo hotel para promocionar vino de Jerez.

A pesar de todo, sin perder el humor

¿Quieres suscribirte a nuestro boletín mensual?

Organizado por el alcalde de Jerez, Miguel Primo de Rivera (sí, claro que les suena, efectivamente se trata del nieto del dictador y sobrino del fundador de la Falange) y un conocido empresario del sector, Beltrán Domecq, se les lleva a una amplia estancia del mismo Hotel Fénix en la cual se han colocado diversas barricas traídas directamente desde la ciudad gaditana y se les hace subir a un estrado mientras se les sirve copas de Jerez y ellos -bendita y santa paciencia una vez más- beben, escancian, sonríen, contestan a los periodistas preguntas tan estúpidas como las de la rueda de prensa e imitan a tres señoras que les han colocado vestidas de faralaes que responden al nombre artístico de Las Hermanas Hurtado y que años más tarde serían muy famosas interpretando a las «Tacañonas» en el concurso de Chicho Ibáñez Serrador «Un, dos, tres…»

Las Hermanas Hurtado junto a los Beatles
Insistimos, sin perder el humor a pesar de todo

También estampan sus firmas en las barricas que tras años olvidadas, fueron localizadas y debidamente restauradas, y hoy en día se pueden visitar en las bodegas de la compañía Williams & Humbert en la ciudad de Jerez. Se trata de unas instalaciones que bien merecen una visita ya que están consideradas un prodigio de la arquitectura y, probablemente, son las bodegas más grandes de Europa. Pues bien, allí, entre barricas con las firmas de personajes tan variopintos como la Reina Isabel de Inglaterra, Juan Carlos y Sofía, Albano, Tierno Galván, Rafael Alberti o José María Pemán podrán admirar las cuatro barricas firmadas por John, Paul, George y Ringo.

John Lennon sirviendo Jerez
Lennon practicando el noble arte de la venencia

O no, ya que corren rumores de cierta credibilidad de que no son más que burdas imitaciones ya que las originales se deterioraron tanto debido al olvido y la desidia de las bodegas durante lustros, que no hubo manera de restaurarlas decentemente.

Barrica de Jerez firmada por John Lennon
¿Algún grafólogo en la sala?

Siguiendo los pasos de la banda durante esa larga jornada y según Las Hermanas Hurtado, esa noche se los llevaron de juerga a un tablao flamenco de la capital junto con Alfredo Amestoy. Por su parte, Brian Epstein, también disfrutó la noche madrileña siendo visto en el club gay Bourbon, luciendo al día siguiente un vistoso morado en un ojo que dijo haber sido fruto de un golpe contra una puerta. Claro, claro…

El concierto de Las Ventas

Al día siguiente dieron su primera actuación en España en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid y el régimen puso todo tipo de trabas para que fuera un fracaso. Los testigos de aquel concierto lo definen como una noche más bien fría, sólo se registró media entrada (entre diez y doce mil asistentes) y en las primeras filas se colocaron estratégicamente a personas mayores y familias con niños para dar una imagen idílica del país a través de las cámaras del NoDo. El dispositivo policial fue tan férreo que se calcula que había dos policías por asistente. El director de cine Edgar Neville dejó escrito haciendo gala de su característica sorna que «había tantos policías que con uno más se podía tomar Gibraltar«.

Artículos relacionados

Ava Gardner o Miguel Ríos, por ejemplo, estaban esa noche entre el público.

El presentador del espectáculo fue Torrebruno que fue dando paso a un nutrido goteo de teloneros que fueron calentando al público entre abucheos de impaciencia por ver a los de Liverpool.

Torrebruno, presentador de los Beatles en España
Yo he sido telonero de los Beatles y tú no

Así, entre más silbidos que aplausos, fueron desfilando por el escenario Juan Cano y su Orquesta, The Rustiks, los Martin Brothers, la Trinidad Steel Band, Michel, Los PekenikesFreddie Davis, Beat Chics y The Modern Four.

Cuando por fin salieron los Beatles empezaron con Twist and shout para locura de los fans a pesar del pésimo sonido. En la media hora restante estipulada por contrato tuvieron tiempo para tocar once temas más:

She’s a woman, Can’t buy me love, I’m a loser, I wanna be your man, A hard day’s night, Baby’s in Black, Rock and roll music, Everybody’s trying to be my baby, I feel fine, Ticket to ride y Long Tall Sally.

Las entradas costaban la friolera de 75 pesetas las más baratas y 450 las más caras, una fortuna escandalosa si tenemos en cuenta que el salario mínimo rondaba entonces las 1600 pesetas según fuentes oficiales.

Entrada para el concierto de los Beatles en Madrid en 1965
Entrada de las «baratitas»

Herencia del paso de los Beatles por Madrid quedan las cuatro suites del actual Hotel Gran Meliá Fénix con los respectivos nombres de los músicos y que son de obligada visita para los fans más irreductibles del cuarteto y donde dejaremos descansar a los músicos ya que mañana, 3 de julio, vuelan a Barcelona para dar su segundo y último concierto de su periplo español.

Los Beatles en Las Ventas de Madrid, 1965

Disfruten del documento

Fin de la segunda parte. Aquí, la tercera.

Activar los avisos

Suscríbete y te avisamos cuando haya un artículo nuevo

¿Te ha gustado este artículo?

Haz click para puntuar

Puntuación media 4.9 / 5. Recuento de votos: 35

¡Aún no ha votado nadie! Sé el primero en votar.

close

¿Quieres que te avisemos cada vez que publiquemos un nuevo artículo?

No te pierdas estos artículos:


Compartir es de sabi@s:

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.