El café de la historia - refranes de Chile

Refranes y dichos de Chile

Dichos, refranes, citas, frases, expresiones y proverbios de Chile

AUTOR: El café de la historia

  • Todos los caminos conducen a Roma.
  • Pan con pan, comida de tontos.
  • Por defender lo suyo, hasta los mudos hablan.
  • Un chancho embarrado quiere embarrar a otro.
  • Para la boca el heno, y para la lengua el freno.
  • Buscando lo que no se encuentra, se encuentra lo que no se busca.
  • Dime con quién andas y te diré quien eres.
  • Por el tronco se sube a las ramas.
  • Un diablo se parece a otro diablo.
  • Para marido, ni muy bonito que encante, ni muy feo que espante.
  • Como pecas, pagas.
  • Al que le duela la muela, que se la saque.
  • Dios los cría y el diablo los junta.
  • Ni en chanzas, ni en veras, con tu mano partas peras.
  • Un feo no puede ver a otro feo.
  • No con quien naces, sino con quien paces.
  • Cuando sale el gato, los ratones hacen fiesta.
  • No deben casarse los que no tienen con qué abrigarse.
  • El que mucho abarca poco aprieta.
  • El que se casa, por todo pasa.
  • Para quien es mi padre, buena está mi madre.
  • Antes que te cases mira lo que haces.
  • Después de la guerra, todos son generales.
  • No es señor quien señor nace, sino quien señor lo sabe ser.
  • Desconfía del médico joven y del barbero viejo.
  • No hay cruz pesada siendo bien llevada.
  • Dile al tonto que tiene fuerza y el tonto más fuerza hace.
  • No hay mayor loca que la boca.
  • Los refranes de los viejitos son evangelios chiquitos.
  • En la cancha se ven los gallos.
  • No hay muerto malo.
  • Para una madre no hay hijo feo.
  • Del santo me espanto del pillo no tanto.
  • Es mejor un mal rumor que una mala noticia.
  • El que la sigue la consigue.
  • No hay peor enemigo que el del mismo oficio.
  • La manzana nunca cae lejos del árbol.
  • Del plato a la boca se cae la sopa.
  • A buey viejo, pasto tierno.

¿Has leído estos refranes?

Los mejores refranes sobre comida

Refranes de comida
  • Persona bien criada, la mano medida y sosegada.
  • No hay plazo que no se cumpla, ni amor que no tenga fin.
  • Nadie sabe para quién trabaja.
  • Cambian los payasos pero el circo sigue.
  • Del hombre bruto no sale ningún fruto.
  • Chancho limpio nunca engorda.
  • No hay que desechar lo viejo por lo mozo, ni lo cierto por lo dudoso.
  • Dios le da pan al que no tiene dientes.
  • Entre bueyes no hay cornadas.
  • Debajo de la mata florida esta la culebra escondida.
  • Hasta las maracas dan boleta.
  • No hay que nombrar la soga en casa del ahorcado.
  • El que al mundo vino y no toma vino ¿a qué mierda vino?
  • No mezcles peras con manzanas.
  • Pierna doblada, pronto cansada.
  • De músico, poeta y loco todos tenemos un poco.
  • No hay que vender la leche antes de comprar la vaca.
  • Calentar el agua para que otro tome mate.
  • Los borrachos y los niños siempre dicen la verdad.
  • Círculo en el sol, aguacero o temblor.

Te recomendamos estos refranes

Los mejores refranes sobre dinero

  • El que a buen árbol se arrima buena sombra lo cobija.
  • No me venda usted loros por catas, porque los conozco en las patas.
  • Las aguas mansas son las peores.
  • Pueblo chico, infierno grande.
  • A vaca vieja torito nuevo.
  • Muchos pilotos pierden la nave.
  • Dios castiga pero no a palos.
  • Árbol que nace torcido muere torcido.
  • Quien tiene tejado de vidrio, no tire piedras al de su vecino.
  • Lo que no mata engorda.
  • De todo ha de haber en la viña de Cristo, racimos grandes y chiquititos.
  • Al gato le gusta el pescado, pero no le gusta mojarse.
  • Norte claro, sur oscuro, aguacero seguro.
  • De tal árbol tal astilla.
  • La harina del diablo se vuelve afrecho.
  • Amor que a galope nace, a galope muere.
  • Más vale ser flojo que no respondón.
  • Más vale pájaro en la mano que cien volando.
  • La gallina negra pone huevos blancos.
  • Bajo una buena capa, hay un buen torero.
  • El pez grande se come al chico.
  • Cada cual busca su mal.
  • Dios le da sombrero a los que no tienen cabeza.
  • Cada oveja con su pareja.
  • Las penas de amor las quita el licor.
  • Cielo empedrado, suelo mojado.
  • Más vale un rato colorado, que cien verdes.
  • El perro viejo cuando ladra da consejos.
  • Circulo en la luna novedad ninguna, circulo en el sol lluvia o temblor.
  • No le pidas peras al olmo.
  • Uno planta la higuera, y otro se come las brevas.
  • La mejor haba se la come el burro.
  • Cuando el sol mira para atrás, buen día amanecerá.
  • La mujer y la cabra, soga larga.
  • El perfume bueno viene en frasco chico.
  • La que sola se ríe de sus maldades se acuerda.
  • Tierra verás, y aprenderás.
  • De noche todos los gatos son negros.
  • Todos los nudos salen al peine.
  • La prudencia es madre de la seguridad.
  • Puta la madre, puta la hija, y puta la manta que las cobija.
  • Tras de cuernos, palos.
  • La verdad está siempre en el fondo del vaso.
  • Más vale un pájaro en la mano, que un buitre volando.
  • El hábito no hace al monje.
  • Suegra, ni aun de azúcar es buena.
  • Satisfacción no pedida, acusación manifiesta.
  • Lo que abunda no daña.
  • La ocasión hace al ladrón.
  • Herradura que cascabelea, clavo le falta.
  • Lo que el rico bota, el pobre lo recoge.
  • Cuando la comida es poca, después de cada cucharada va una copa.

¡Lee estos refranes y frases!

Los mejores refranes sobre la ignorancia

  • Lo que en la leche se mama, en la mortaja se derrama.
  • Si bien canta el abad, no le va en zaga el sacristán.
  • Lo que entre dientes se dice, entre dientes se queda.
  • El gato y el ratón nunca son de la misma opinión.
  • Los dineros del sacristán, cantando se vienen y cantando se van.
  • Si como pinta, quinta; si como quinta, octava: como principia acaba.
  • Cuentas claras conservan la amistad.
  • Los males del corazón a la cara salen.
  • Si quieres vivir sano, haz tu cama temprano.
  • Primero son mis dientes que mis parientes.
  • El dolor del viudo es corto pero agudo.
  • La noticia mala llega volando y la buena cojeando.
  • Del dicho al hecho hay mucho trecho.
  • El dinero no es santo pero hace milagros.
  • No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague.
  • El amor entra con cantos y sale con llantos.
  • La dicha de la fea la hermosa la desea.
  • Siempre el hilo se corta por lo más delgado.
  • Dos cojos nunca se miran con buenos ojos.
  • Las gallinas de arriba cagan a las de abajo.
  • Quien de joven come sardinas de viejo caga las espinas.
  • De dichos y refranes hacemos mil planes.
  • Hombre cobarde se casa mal y tarde.
  • Por la boca muere el pez.
  • Pájaro que en viernes canta, el domingo lo des­pluman.
  • El que la hace la paga.
  • Hablar hasta por los codos, aburres a todos.
  • La culpa no es del chancho, sino de quien le da el afrecho.
  • Gato maullador nunca buen cazador.
  • Perro que ladra no muerde.
  • Flores pintadas no huelen a nada.
  • Quien calla otorga.
  • Quien busca halla, aunque sea una canalla.
  • Del árbol caído todos hacen leña.
  • Escoba nueva siempre barre bien.
  • Amor no correspondido, tiempo perdido.
  • Ojos que no ven corazón que no siente.
  • Amor de madre, que todo lo demás es aire.
  • Los malos pasos dan buenos porrazos.
  • Es mejor callar que con tontos hablar.
  • Quien anda en la miel, algo se le pega.
  • Cada uno mata a su toro.
  • Quien tiene tienda que la atienda, o si no que la ven­da.
  • Amistades que son ciertas, mantienen las puertas abiertas.
  • Todo es del color del cristal con que se mira.
  • Sobre el chocolate y el huevo, agua luego.
  • Hombre con poncho y mujer con rebozo no sir­ven para nada.
  • Amistad por interés no dura ni un solo mes.
  • Sobre todo, leche; sobre leche nada.
  • Hombre prevenido, menos combatido.
  • Quien a sus padres venera, el cielo le remunera.
  • Es un gran desatino querer parar de repente el molino.
  • Suegra, nuera, perro y gato nunca comen en un mismo plato.
  • El que guarda siempre tiene.
  • Gato enguantado no caza laucha.
  • Reme el que sabe remar, y haga coro el que sabe rezar.
  • Entre sastres no se pagan hechuras.
  • Grano no hace granero, pero ayuda al compañero.
  • Remienda tu paño, y te durará un año.
  • Faena apurada, acabada pronto, pero mal acabada.
  • Al que toma y no da, el diablo se lo llevará.
  • ¿De qué le sirve al cura la librería, si en visitas se lo pasa todo el día?
  • Quien a feo ama, bonito le parece.
  • Dale a tu marido gusto, y ahorrarás más de un susto.
  • Es de bien nacido ser agradecido.
  • De dinero y de bondades, la mitad de las mitades.
  • Entre santo y santa, pared de calicanto.
  • De lo bueno poco y lleno el plato.
  • No todo lo que brilla es oro.
  • Al que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija.
  • Entre marido y mujer nadie se tiene que meter.
  • Agua que no has de beber, déjala correr.
  • Entre dos muelas cordales nunca pongas tus pulgares.
  • Quien al cielo escupe en su cara repercute.
  • Entre Díaz y Vargas a parejas van las cargas.
  • El rico no sabe lo que tiene.
  • En teniendo la caja llena, el apellido suena.
  • Agua corriente sana a la gente.
  • Por la hebra se saca el ovillo.
  • De médico y de loco, todos tenemos un poco.
  • Entre dos amigos un notario y dos testigos.
  • En pleitos de casados no hay que meterse.
  • Acuérdate, nuera, de que también serás suegra.
  • En lo ajeno cae la desgracia.
  • Donde la ley no distingue no es dado al hombre distinguir.
  • No se puede tapar el cielo con la mano.
  • Canas y dientes son accidentes.
  • En llanto de mujer no hay que creer.
  • Cuando muere el gallo la gallina a cualquier pollo se arrima.
  • Acoge lo provechoso, y no admitas lo dañoso.
  • Enfermo que come y caga no tiene nada.
  • En la tardanza está el peligro.
  • Cuando el río suena es por que piedras trae.
  • En la boca del discreto lo más público es secreto.
  • Abriga bien el pellejo si quieres llegar a viejo.
  • En gusto y en espanto, cada uno se acuerda de su santo.
  • Más vale estar solo que mal acompañado.
  • En el mejor paño cae la mancha.
  • En casa del jabonero el que no cae resbala.
  • En demasiada altura no hay planta segura.
  • Abierto el cajón, convidado está el ladrón.
  • En casa del herrero, cuchillo mangorrero.
  • Cría cuervos y te sacarán los ojos.
  • En apretura no hay cosa segura.
  • Zapato roto o sano, más vale en el pie que en la mano.
  • Así como te veo, así te trato.
  • En casa del ladrón te roban hasta la respiración.
  • El tiempo que se va no vuelve.
  • A río revuelto, ganancia de pescadores.
  • El saber no ocupa lugar.
  • Todo cojo le echa la culpa al empedrado.
  • El rico entre más gana, más se afana.
  • Con tripas vacías, no hay alegrías.
  • El rico entiende a razones y el pobre a coscorrones.
  • En boca de mentiroso lo cierto se hace dudoso.
  • En el rico es alegría y en el pobre borrachera.
  • Más sabe el diablo por viejo que por diablo.
  • Las razones de un pobre son como campanas de palo.
  • A rey muerto rey puesto.
  • En boca cerrada no entran moscas.
  • El que sus yerros confiesa, a enmendarse empieza.
  • A quien paga adelantado, mal le sirve su criado.
  • En la casa que hay un viejo, no faltará un buen consejo.
  • El que su boca no enfrena, tarde o temprano sufrirá la pena.
  • A quien te engañó una vez, jamás le has de creer.
  • No hay que subirse muy arriba, porque el porrazo es muy grande.
  • El que se va sin que lo echen regresa sin que lo inviten.
  • Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe.
  • A quien Dios no le dio hijos el diablo le dio sobrinos.
  • El que se fue a Tocopilla perdió su silla.
  • El que se enoja, dos trabajos tiene.
  • Vieja verde y caprichosa ni fue buena madre ni buena esposa.
  • El que nace chicharra muere cantando.
  • A pan de quince días, hambre de tres semanas.
  • Tabaco, vino y mujer, echan al hombre a perder.
  • Cada chancho a su estaca.
  • A palabras necias oídos sordos.
  • El que sabe aconsejar, sabe querer.
  • Quien a hierro mata a hierro muere.
  • No muerdas la mano que te da de comer.
  • El que quiera vivir sano, con la ropa del invierno se ha de tapar el verano.
  • A nadie le hace mal el vino si se bebe con tino.
  • Soltero maduro, maricón seguro.
  • Ver para creer y para no errar tocar.
  • Soldado que huye sirve para otra guerra.
  • A misa temprano nunca va el amo.
  • El que quiera estar a las maduras, tiene que estar a las duras.
  • No por mucho madrugar amanece más temprano.
  • El que pregunta lo que no le va ni le viene, oye lo que no le conviene.
  • Con el metro que midas, te medirán.
  • El que no tiene más, con su mujer se acuesta.
  • El que se mete a redentor sale crucificado.
  • A manos frías, corazón ardiente.
  • Sobre gustos y colores no han escrito los autores.
  • Una mano lava a la otra y las dos lavan la cara.
  • El que mejor sabe hablar es el que sabe callar.
  • Comida hecha compañía deshecha.
  • A lo que no puedas, no te atrevas.
  • Siembra perejil en mayo y tendrás para todo el año.
  • El que los altos honores busca, pronto se ofusca.
  • No sufras por calenturas ajenas.
  • A la hora mala no ladran los perros.
  • Si tu mujer es bonita recibe pocas visitas.
  • Una golondrina no hace verano.
  • El que llega sano a su destino, se ríe de los porrazos del camino.
  • Cojo con miedo corre ligero.
  • Si quieres ver a tu marido gordito después de la sopa dale un traguito.
  • Ocasión que se pasó, pájaro que voló.
  • El que habla con ira, convierte la verdad en mentira.
  • A la cena y a la cama sólo una vez se llama.
  • Si quieres que te vengan a ver ten la casa sin barrer.
  • Un clavo saca a otro clavo.
  • Si quieres que el ciego cante, la gallina por delante.
  • El que espera, desespera.
  • A la cama no te irás sin saber una cosa más.
  • Casa sin moradores, nido de ratones.
  • El que en penitencia muere, condenarse quiere.
  • A la tierra que fueres haz lo que vieres.
  • El que en malos pasos anda, tarde o temprano res­bala.
  • No hay mejor condimento que el hambre.
  • El que da a Dios uno, Dios le devuelve ciento uno.
  • Si miras mucho atrás a ninguna parte llegaras.
  • El que come frío mal sabe abrigar su estómago.
  • Carta echada, no puede ser retirada.
  • El que con lo bueno se regodea, lo malo al fin desea.
  • A grandes males, grandes remedios.
  • El que a otro culpa, mal se disculpa.
  • Un buen gallo en cualquier gallinero canta.
  • El pobre que no sabe ser pobre es pobre dos veces.
  • Si el ocio te causa tedio el trabajo es buen remedio.
  • El pobre mata peleando, el rico roncando.
  • A cada pajarillo le gusta su nidillo.
  • El perro propio cuida mejor la casa que el ajeno.
  • Caminito comenzado, es medio andado.
  • El marido en casa es como la pulga en el oído.
  • Si el mar fuera vino todo el mundo sería marino.
  • El mal camino andarlo luego.
  • Un amigo vale cien parientes.
  • El macho viejo tira al aparejo.
  • A gato viejo ratón tierno.
  • El más amigo la pega.
  • No hay peor ciego que el que no quiere ver.
  • El lobo muda el pelo, pero no el pellejo.
  • Se cuenta el milagro pero no el santo.
  • El interés rompe el saco.
  • Rabijunco en tierra, tormenta en el mar.
  • El hombre y el puerco, después de muerto.
  • Sabidurías y engaños aumentan con los años.
  • El hombre por la palabra y el buey por el asta.
  • A falta de caballos, que troten los asnos.
  • El hijo de la gata, ratones mata.
  • Tras la tempestad viene la calma.
  • El fin justifica los medios.
  • A falta de manos, buenos son pies.
  • El diablo no es tan diablo por lo diablo, sino por lo viejo.
  • El que necesita te visita.
  • El casado casa quiere.
  • Refrán viejo nunca miente.
  • El buey manso da la patada más fuerte.
  • A cualquier dolor paciencia es lo mejor.
  • El buen patrón hace al buen peón.
  • No hay mal que dure cien años ni hombre que lo aguante.
  • Economía es riqueza, dicen los cobres de a dos.
  • Ten tu arca bien cerrada, y la llave bien guardada.
  • Un padre alimenta a diez hijos, pero diez hijos no logran alimentar a un padre.
  • El diablo protege a los suyos.
  • El que no llora no mama.
  • Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar.
  • Con rabia el perro, muerde a su dueño.
  • Todo rancho viejo tiene que tener goteras.
  • A cada santo le llega su día.
  • Solo los angelitos cantan gratis.
  • Camarón que se duerme se lo lleva la corriente.
  • Siempre hay un roto para un descosido.
  • No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.
  • Si no cruzas el río no sabrás que hay al otro lado.
  • Cada uno sabe donde le aprieta el zapato.
  • Secretos de dos no son de Dios.
  • Quien no se arriesga no cruza el río.
  • Salta el bostezo de boca en boca, como la cabra de roca en roca.
  • Cada loco con su tema y cada lobo por su senda.
  • Quien da y quita le sale una jorobita.
  • A caballo regalado no se le miran los dientes.
  • Para mentir y comer pescado hay que tener mucho cuidado.
  • Cabra que tira al monte, no hay cabrero que la guarde.
  • Mucho ayuda quien no molesta.
  • No hay peor sordo que el que no quiere oír.
  • Mal de muchos, consuelo de tontos.
  • Caballo viejo no aprende trote nuevo.
  • Los hijos de mis hijas mis nietos son, los hijos de mis hijas solo lo sabe Dios.
  • El que parte y reparte toca la mejor parte.
  • Lo que se hereda no se hurta.
  • Caballo que vuela no necesita espuela.
  • Lo que con tus padres hicieres en tus hijos esperes.
  • A buen entendedor pocas palabras.
  • Las experiencias son los errores cometidos en la vida.
  • Todos los mejores dulces llevan su pizca de sal.
  • La vida es un tango y hay que saber bailarla.
  • Cuatro ojos ven más que dos.
  • Buscar la aguja en un pajar es naufragar.
  • Quien mucho abarca. poco aprieta.
  • La risa rejuvenece el espíritu.
  • A buen amigo, buen abrigo.
  • Bueno, si breve, bueno dos veces.
  • El que quiere celeste que le cueste.
  • La risa abunda en la boca de los tontos.
  • Bueno y barato no caben en un zapato.
  • La paciencia es la madre de todas las virtudes.
  • Después del parto siempre virgen.
  • La necesidad tiene cara de hereje.
  • No hay mal que por bien no venga.
  • Hombre prevenido vale por dos.
  • Buenas acciones valen más que buenas razones.
  • Haz el bien sin mirar a quien.
  • A borracho fino primero agua y luego vino.
  • Gallina que cacarea, es porque puso huevo.
  • Donde hubo fuego cenizas quedan.
  • Enfermo que come no muere.
  • Bien ama quien nunca olvida.
  • En tiempos de guerra cualquier hoyo es trinchera.
  • La practica hace al maestro.
  • En la puerta del horno se quema el pan.
  • A bicho que no conozcas, no lo pises la cola.
  • Aunque la mona se vista de seda mona queda.
  • El que ríe último ríe mejor.
  • El que nada hizo, nada teme.
  • Cuando afeiten a tu vecino, echa la barba en remojo.
  • Arco en el cielo, agua en el suelo.
  • El que madruga, encuentra todo cerrado.
  • Donde manda capitán no manda marinero.
  • El hombre apurado se toma el té con el tenedor.
  • Aprendiz de mucho, maestro de nada.
  • Dime de qué presumes y te diré de qué careces.
  • A beber y a tragar que el mundo se va a terminar.
  • Amores nuevos olvidan los viejos.
  • Después de la tormenta siempre llega la calma.

No te vayas sin descubrir más de 100.000 refranes clasificados por temas




¡Síguenos en las redes!

Aviso legalPrivacidad Política de cookies / Copyright © 2021. Todos los derechos reservados/All rights reserved. / Contacto

close

¿Quieres que te avisemos cada vez que publiquemos un nuevo artículo?